Inicio / Predicas Cristianas / Dios de procesos

Dios de procesos

Predicas Cristianas

Filipenses 1:6 (RVR1960) “estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo

En la empresa donde laboro se procesa el fruto de la Palma de aceite, para este fin se llevan a cabo una serie de procesos para poder sacar el producto final qué es el aceite, no terminado pero si es aceite para enviar a las fábricas donde se clarifica.

Dentro de la empresa donde laboro cada etapa del proceso sirve para que ese fruto, que es un racimo deje de ser ese fruto como llega del campo y sea más como el producto terminado que se quiere, en cada etapa del proceso ese fruto se va pareciendo más a como se desea que sea.

Para que esto ocurra es indispensable las etapas del proceso, no se pueden saltar las etapas del proceso porque de lo contrario el producto final no es el mejor.

No somos productos terminados. ¿Qué les quiero decir con esto?, nosotros no somos producto terminados, somos materia prima que estamos metidos en un proceso que nos lleva el Señor cuyo único fin es sacar un producto final.

Cada uno de nosotros también debemos pasar por los procesos para que en cada etapa del proceso nos vayamos pareciendo más al producto terminado que quiere el Señor. Por lo tanto, nadie puede decir que ya Dios terminó su obra en su vida, porque mientras vivimos, más allá de cualquier circunstancia o edad, Dios sigue y seguirá perfeccionándonos.

Dios no deja nada a medias

Pablo Estaba persuadido o convencido que Dios no hace las cosas a medias o sin terminar. Dios no es como el ser humano que a veces comienza algo y lo abandona; comienza una construcción y la deja; comienza una carrera y no continúa; comienza una dieta y la suspende; comienza una relación sentimental y la rompe.

Noooo, Dios no es como nosotros, porque todo lo que se propone lo logra, y nuestro Señor se propuso perfeccionarnos hasta el día de Jesucristo, y lo hará. El día de Jesucristo es el día de su regreso a la tierra con poder y gloria.

Salmos 138:8 (RVR60) “Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos“.

Salmos 138:8 (Traducción en lenguaje actual) “Dios mío, tú cumplirás en mí todo lo que has pensado hacer. Tu amor por mí no cambia, pues tú mismo me hiciste. ¡No me abandones!

Este pasaje dice Jehová cumplirá, el cumple, el termina lo que comienza, él lo hará en su vida, lo está haciendo en su vida.

La obra la comenzó y la termina Él

La buena obra es de Dios, no de los hombres.

Pablo aquí afirma que la obra en las personas es de Dios, iniciada por Dios mismo. No es el resultado de resoluciones o promesas humanas, ni por la voluntad del hombre. ¡Es la obra de Dios! Como tal, es Dios mismo quien hará que sea una obra permanente. Que sea algo progresivo.

Fue él quien nos llamó, no nosotros, no estamos en sus caminos porque un día quisimos hacerlo, noooo, es porque el nos llamó y si nos llamó debemos confiar que nos irá perfeccionando.

Anuncios

Debemos estar convencidos del obrar de Dios en nuestras propias vidas

Algunos menosprecian la obra de Dios en su propia vida. Dicen cosas como: Sí, asisto a la iglesia y me gusta, pero me falta mucho. Puede ser que te falte mucho todavía, pero la obra de Dios en ti es una obra real, una obra profunda, ¡una obra que Cristo mismo está perfeccionando!

No menosprecies la obra de Cristo en tu vida

  • Hablando negativamente acerca de tu madurez espiritual o la iglesia
  • Desanimando a otros creyentes acerca del servicio
  • Mostrando una actitud de burla o falta de respeto por otros creyentes
  • Dejando a un lado las cosas que puedes hacer por crecer espiritualmente

Dios está obrando en tu vida, si no lo está haciendo es porque no lo has permitido, pero el desea hacerlo.

La obra será completa hasta el día que venga Jesucristo.

Anuncios

1 Juan 3:2 (RVR1960) “Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es“.

1 Juan 3:2 (Traducción en lenguaje actual) “Queridos hermanos, ¡nosotros ya somos hijos de Dios! Y aunque todavía no sabemos cómo seremos en el futuro, sí sabemos que, cuando Jesucristo aparezca otra vez, nos pareceremos a él, porque lo veremos como él es en realidad“.

Cuando el aparezca sabremos que somos igual a el porqué estaremos viendo cómo es Él.

Ejemplo: Resulta que no sabemos quién es el papá de x niño, entonces no sabemos si el niño se parece al papá, pero si conocemos al papá  entonces podremos decir el niño en verdad se parece al papá.

Solo hasta su regreso es que seremos totalmente transformados con un cuerpo de gloria, pero mientras tanto seguimos en este cuerpo de muerte con luchas pero sabiendo que el Señor nos está transformando por medio de su E.S. a través de su palabra.

Acerca Luis Ortiz

Soy líder de la iglesia Cruzada Cristiana en Villanueva, Casanare, Colombia, actualmente estoy encargado del establecimiento de una nueva iglesia.

Revise también

Predicas Cristianas - Jesucristo el unico fundamento

Jesús viene a transformar

Predicaciones Cristianas Escritas.. Solo un verdadero cristiano sabe lo que se siente al haber disfrutado del poder transformador de Jesús, pudiendo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *