Inicio / Predicas Cristianas / La radicalidad del amor a Dios

La radicalidad del amor a Dios

Predicas Cristianas

Mateo 22:37-38 (RVR 1960) “Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento.”

  • Si yo le digo la palabra radical, ¿qué piensa usted?
  • Para usted, ¿qué es algo radical?
  • ¿Ha oído usted palabras radicales?

La palabra radical viene de la palabra raíz, y habla sobre algo que es profundo, que no se aceptan términos medios, es algo profundo. Algo extremo.

Hoy quiero hablarles sobre lo radical que es el amor a Dios. A menudo escucha uno personas que hablan y dicen bueno, yo voy a la iglesia pero solo porque me gusta la alabanza, otros dicen yo voy porque allá explican la palabra o porque dan buenos concejos pero volverme un fanático como esos que solo se la pasan allá metidos orando y esas cosas no.

Pero el más grande mandamiento nos manda a darlo todo por Dios, a entregarnos totalmente a el. Con todo mi ser, no se queda nada por fuera, todo mi ser le pertenece a el, a eso se refiere Jesús cuando dice con todo el corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.

Resumir la ley

En este pasaje los fariseos le hacen una pregunta muy importante para ellos, Los maestros de la ley siempre buscaban resumir la ley lo más que se pudiera, ellos tenían 613 leyes y muchos se preguntaban de todas ellas cual era la más importante, así que en su deseo por saber esto y viendo que Jesús era un gran maestro decidieron preguntarle a ver si Jesús podía sacarlos de su duda.

Y Jesús les resume la ley, todas la reglas en solo 2 mandamientos, amar a Dios con toda su vida y al prójimo como así mismo. Jesús cita Deuteronomio 6:4-9.

Para hacerlo Jesús cita una palabra muy conocida en Deuteronomio 6 la cual era muy conocida por los judíos.

Los judíos se habían vuelto muy religiosos habían tomado todo tan literal y superficial que este pasaje de amarás al Señor lo llevaban en la frente y en largas tiras de cuero que llamaban filacterias. Pues en este pasaje decía lo ataras en tu mano en tu frente y en las puertas de las casas.

Eso hablaba Jesús en Mateo 23:5 (RVR 1960) “Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos

En esas filacterias iba escrito todo este pasaje de Deuteronomio, pero lo curioso de esto es ver la forma como Jesús les reprocha todo eso, porque estás personas vivían de solo apariencia, solo lo hacían por ser vistos que eran muy entregados al Señor pero dentro de ellos no había nada hacía Dios.

Jesús les dice al Señor se ama no de una forma externa, si no interna, en su corazón, en su alma, en su mente.

Solo quiero en esta noche que meditemos en este pasaje, que pensemos de qué forma estamos amando al Señor, que tan grande es mi amor por él, realmente yo amo a Dios, yo lo amo a él.

Él debe ser el centro

Amar a Dios así, significa que el debe ser mi prioridad, todas las demás cosas pasan a un segundo plano, todo gira alrededor de él, el es el centro de mi vida, en el día piensas en el, en el día oras a el, estás pensando en hacer su voluntad.

Te parece esto radical, te parece muy extremo, puede que parezca pero es así, es la verdad del asunto. Jesús lo dijo así, si alguien ama más a su padre, madre, hermanos, hijos más de lo que me ama a mi, entonces no puede ser mi discípulo.

Pasajes de hombres en la Biblia que amaron a Dios

Daniel 3

¿Qué había en la mente de estos hombres? ¿Qué había en el corazón de estos hombres, cuando les dijeron que si no adoraban la estatua serían lanzados al horno de fuego?

Ellos solo estaban pensando en una cosa, honrar a Dios, amar solo a Dios, así tuvieran que morir, así sus vidas fueran arrebatadas pero no sé arrodillaron ante ningún ídolo, no adorarían otro diferente que no fuera el verdadero Dios.

No iban hacer tratos con ellos, no dijeron bueno no nos arrodillados pero de pronto podemos hacer otra cosa para que no se molesten, noooo, no hicieron tratos, sabían que era o agradarlos a ellos y desagradar a Dios.

Cuántas veces nosotros desagradamos a Dios por qué alguien no se ofenda, porque alguien no piense mal de uno, porque no nos rechacen de un determinado círculo social al que pertenecemos.

¿Qué pide Dios de ti, que pide Dios de mi hoy?, en este tiempo, que lo ames, que lo amemos, que estemos dispuestos a renunciar a todo lo que me agrada a mi con tal de agradarlo a él, renunciar a agradar a personas si agradarlas a ellas significa desagradar a Dios.

Ejemplo. En la empresa donde laboro he sido tentado muchas veces por otras persona a robar, y al decirles que no como que no les gusta la idea que uno sea así, este que se está creyendo, ahora dirá que nunca a robado algo. Y no les gusta, les disgusta que uno sea así. Pero no nos debe importar que se disgusten si nuestro Dios está sonriendo y diciendo ese es mi hijo.

Mira a Dios, enamórate de él, búscale a él, de forma sincera, sin apariencias.

Daniel 6.

¿Qué había en la mente de Daniel, qué había en el corazón de Daniel?, los otros amigos de Daniel al menos eran 3 y se hacían compañía, pero Daniel era sólito. Solo estaba él, bueno al menos eso parecía, pero Dios estaba con el porque cerró la boca de los leones.

Yo no sé que hay en su corazón hacia Dios, pero si le digo algo, tú y yo necesitamos amar más a Dios, necesitamos entregarle todo a el no importa lo que nos cueste.

La señal que realmente hemos creído

Este mandamiento es la señal que realmente hemos creído en Dios, que realmente le creemos a él.

Que standard tan alto es este, que nivel tan alto es este, tan alto que no es humano, jamás podremos llegar amar a Dios así como el dice si no es porque primero el nos ha dado de ese amor, de lo contrario sería imposible hacerlo.

Que ser humano tiene una clase de amor capaz de amar así como dice este versículo, un amor que ame con todo?. La respuesta es nadie, solo el amor que viene de Dios mismo. Solo ese amor que él ha derramado en nuestros corazones.

Romanos 5:5 (RVR 1960) “y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.”

Romanos 5:5 (TLA) “Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor.”

Quien puede amar así, quien tiene ese amor, solo Dios, así que por eso necesitamos tanto de él, es la única forma en que podremos cumplir con este mandamiento tan importante que resume junto con el de amar a nuestro prójimo, resume toda la ley de Dios.

El amor columna vertebral del Evangelio, por eso el versículo más famoso de la Biblia lo dice claramente.

“…De tal manera amo Dios….. (Juan 3:16)

Por eso el apóstol Pablo usa una parte de su epístola a los corintios para describir ese amor que Dios nos ha dado (1 Corintios 13).

© Luis Ortiz. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas

Acerca Luis Ortiz

Soy líder de la iglesia Cruzada Cristiana en Villanueva, Casanare, Colombia, actualmente estoy encargado del establecimiento de una nueva iglesia.

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

Legado del padre ante la oportunidad de su hijo hacer grandes cosas.

Predicaciones Cristianas... Cuando vas a guiar a tus hijos en el camino de la vida, este es el precepto que has de seguir: Dios está en primer lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *