Inicio / Predicas Cristianas / Puede Un Cristiano Lograr la Perfecion

Puede Un Cristiano Lograr la Perfecion

Predicas Cristianas

Tema: ¿Puede un Cristiano tener perfección?

Texto: Filipenses 3:12-16

El apóstol  Pablo no consideraba haber logrado todavía la perfección. Ninguna persona logra la perfección en esta tierra. Es loco decir o pensar que alguno puede lograr la perfección en esta tierra

Pero algunos tienen el  pensamiento que son perfectos solo consideremos esto para que vea como es la perfección Consideremos el cerebro y la mente. Los científicos han calculado que el hombre utiliza sólo un décimo de un uno por ciento de su capacidad mental. ¡Imagine que tan lejos está de la Perfección!

En  el mismo cuerpo podemos ver este principio. ¿Cómo sería un cuerpo perfecto? ¿Un cuerpo que nunca deseara, pensara o hiciera el mal; que nunca se quedara atrás, que nunca envejeciera, que no se deteriorara, muriera o se pudriera?

El aposto Pablo: no logró la perfección. Siempre enfatizaba cuán lejos estaba de ella.

Y yo sé que en mí, esto es, en mi came, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago…” (Romanos 7:18-19). (2 Corintios 3:5; Efesios 3:8).

El apóstol Pablo fue uno de los más grandes hombres que hayan vivido. Si Pablo estaba tan lejos de la perfección, ¿cuán lejos estamos nosotros?: Ninguna persona logra la perfección en esta tierra. Pero aprendemos esto del Apóstol.

1. Pablo iba tras la perfección.

Cuando Cristo salvó a Pablo, ese fue sólo el comienzo, no el final. Había sido salvado para vivir por Cristo y servir a Cristo, y mientras estuviera en la tierra iba a vivir por Cristo y hacer todo lo posible para servir a Cristo. Aquí hay una palabra “ir tras”. Tiene  un imperativo, buscar, al igual que un corredor En una carrera.

No hay lugar para caminar y mucho menos para sentarse o recostarse con comodidad, complacencia y letargo. Cristo había salvado a Pablo para la perfección, para Lograr la resurrección de entre los muertos, y mientras Pablo estuviera en esta tierra, iba a proseguir y correr tras la perfección. Pablo iba a hacer todo lo que podía para ayudar al Señor en la gran tarea del Señor de perfeccionarlo.

Pablo iba a hacer todo lo que podía para alcanzar la Perfección, la perfección por la cual el Señor lo había elegido. No existe un creyente genuino, que está espantando pájaros, tranquilo luego de haber sido salvo.

El creyente no debe volverse cómodo, letárgico o perezoso. Porque habemos muchos que derrochamos el tiempo y perdemos la oportunidad. Muchos hacen lo que desean y dan rienda suelta a sus propios deseos. Pero el creyente debe proseguir y correr tras la perfección para la cual Cristo lo ha salvado.

El creyente debe ser activo al vivir para Cristo (1 Corintios 9:24-27; 2 Corintios 4:7-8).

  • “…Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad?..” (Gálatas 5:7).
  • “…Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y cerramos con paciencia la carrera que tenemos por delante…” (Hechos 12:1).

2. Pablo trabajó para olvidar el pasado (2 Corintios 3:5; Efesios 3:8).

Pablo enfrentó lo que tantos de nosotros enfrentamos, fracaso y deficiencias. La lucha por olvidar y avanzar, ¿cómo hace esto una persona? Es una de las cosas más difíciles de hacer en el mundo. Y es especialmente difícil si los otros no perdonan y no están dispuestos a permitir que el creyente deje de lado su falla.

Pablo nos dice cómo tratar con el pasado; ¿Cómo? Concentrándonos y controlando la mente y yendo tras esas cosas que están delantede nosotros. Advierta la concentración; debemos olvidar las cosas que pertenecen al pasado e ir tras aquellas cosas que están delante de nosotros. Debemos de olvidar y buscar.

El pasado no puede olvidarse sin ir tras lo que está más adelante. Una persona no puede estar sentada gimiendo y lamentándose por el pasado.  Hacerlo es estar concentrado en el pasado.

Se deben olvidar las cosas del pasado. Se deben centrar en la mente las cosas del futuro. El creyente debe ocuparse de las cosas actuales y de las cosas que están más adelante. Si lo hacemos, no hay tiempo para revolcarse en el pasado y su fracaso.

  • “…esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán…” (Lucas 13:24).
  • “…Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano…” (1 Corintios 15:58).
  • “…No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos…” (Gálatas 6:9).
  • “…Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado…” (1 Pedro 1:13).
  • “…He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes.para que ninguno tome tu corona…” (Apocalipsis 3:11).

3. ¿Cuál es el propósito de Dios para nosotros en Cristo Jesús?

Es ser conformado a semejanza de la imagen de Cristo, ser perfectos. Seremos incorruptibles y eternos.

  • Viviremos en honor y gloria.
  • Viviremos en la perfecta presencia y poder de Dios.
  • Viviremos en justicia perfecta y pureza.
  • Viviremos adorando y sirviendo a Dios eternamente.

La perfección significa vida eterna, una vida perfecta que. Nunca termina, que continúa haciendo las cosas que Dios nos creó para hacer. La perfección significa la vida eterna de Jesucristo.

“…El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos gloriados…” (Romanos 8:16-17).

4. Pablo tenía en mente crecer y madurar en Cristo.

Todos los creyentes son ordenados por Dios a ser perfeccionados en Cristo Jesús y nosotros seremos perfeccionados en el glorioso día de la redención. Tantos como los que somos ordenados por Dios para ser perfectos, mantengamos nuestras mentes en la perfección.

Esto a veces es algo dificil de hacer porque vivimos en un mundo que está acosado por la lujuria de la comodidad y la facilidad. El placer y la abundancia. Las posesiones y el reconocimiento. La indulgencia y la extravagancia. Más y más, pero Dios no permitirá descansar al creyente genuino hasta que su mente se pose en la justicia y la pureza, Dios revelara a nuestros corazones, donde estamos fallando Dios nos motiva para que nos centremos en vivir como deberíamos, prosiguiendo para alcanzar la perfección.

  • “…Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto…” (Mateo 5:48).
  • “…Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos, consolaos, sed de un mismo sentir, y vivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará con vosotros…” (2 Corintios 13:11).
  • “…Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo…” (Efesios 4:13).
  • “…Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios…” (Hebreos 6:1).

5. Pablo mantuvo el crecimiento que ya había logrado

Muchisimas personas viven vidas con altos y bajos.  Logramos cierta disciplina y cierto crecimiento pero al poco tiempo, caemos en algún desliz. Puede involucrar mentir, robar o engañar; devociones u oraciones. Control de pensamientos y mente; disciplina del cuerpo y hábitos.

  • “…Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz…” (Romanos 8:6).
  • “…Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáislos deseos de la carne…” (Gálatas 5:16).
  • “…Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios…” (Efesios 5:15).
  • “…Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado…” (1 Juan 1:7).
  • “…El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo…” (1 Juan 2:6).

© Jose Mauricio Morales. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas Escritas

Acerca Jose Mauricio Morales

Pastor Evangélico, Iglesia del Dios de Justicia El Salvador

Revise también

Predicas Cristianas - El hombre vs. la gracia de Dios

La gracia visible en la iglesia

Predicas Cristianas Escritas.. Una cosa es hablar de la gracia de Dios y otra muy distinta es ver la gracia manifestada en la vida de otros. Lo primero puede..

Un comentario

  1. Es un gozo leer sus predicaciones.. Disfruto mucho. Yo soy muy nueva sirviendo al señor
    Y aquí estoy aprendiendo muchísimo.. Dios lo bendiga..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *