Inicio / Predicas Cristianas / A quien debe seguir la iglesia

A quien debe seguir la iglesia

Predicas Cristianas

A QUIEN DEBE ESCUCHAR Y SEGUIR LA IGLESIA

(Lucas 9:28-36)

Introducción

Cristo es el corazón de la vida cristiana, la razón  de nuestra existencia (Juan 15:4). La Iglesia, es Iglesia cuando ésta, esta para los que no están en la Iglesia (Mateo 5:16), no debemos entenderla como una institución fundada para cuidar y desarrollar su propia religión, la Iglesia debe responder a la idea original de Jesus, al proyecto de salvación para toda la humanidad (1ª Timoteo 2:4).

La Iglesia está viviendo  un tiempo de mucha distracción por costumbres y obligaciones enmarcadas en una religión  que no ayuda a generar vida evangélica (Lucas 9:60). La Iglesia debe de reaccionar y comenzar nuevamente a buscar vino nuevo en odres nuevos, es lo que Jesus está pidiendo. Jesús nos ha abierto  el camino (Hebreos 10:20), solo hay que caminar, no importa cómo y de qué forma y en qué condiciones solamente caminemos.

Es una pena y lastima ver a la Iglesia como está viviendo y comunicando su vida cristiana, no está formando discípulos sino solo adeptos a una religión, que corren el peligro de no conocer nunca la experiencia cristiana, que apasiona el deseo de escuchar a Jesus.

La Iglesia ha sido fundada por Jesús (Mateo 16:18), no para condenar ni para juzgar, su misión es despertar esperanza cuando ya no hay esperanza, a comunicar la buena noticia de Jesús (Lucas 19:10), para iluminar a los que se hallan en tinieblas y en sombras de muerte. Para que la Iglesia sea una entidad comunicadora del mensaje original de Jesus, debe escuchar a su fundador.

I. LA ACTIVIDAD RELIGIOSA ES UN OBSTÁCULO PARA ESCUCHAR A  JESÚS.

a. ¿A quién escuchar (vers. 35)

La escena que nos describe Lucas es fundamental para estos tiempos en que vive la Iglesia, un tiempo de confusión que desorienta al cristiano y no sabe a quién debe escuchar, todos proclamamos que anunciamos la verdad.

Para desatar este nudo confuso, tenemos que decir que la verdad solamente se centra en Jesús (Juan 8:32), ninguna religión posee la verdad absoluta, la vida radica cuando nos encontramos con esta verdad (Juan 17:3), que vienen a formar parte de nuestra forma de vivir la vida. La religión tiene esquemas disciplinarios que muchas veces no son los que se desprenden de la Palabra de Dios (Mateo 15:9) y tienden a esclavizar a los que Dios ha hecho libres

b. Su Palabra nos descubre la verdad de Dios (vers. 33)

Dos personajes legendarios de la historia de Israel son los que acompañan a Jesus, Moises el gran legislador del pueblo y Elías el gran profeta; Pero algo pasa con Jesus, su rostro cambia y su vestido resplandece.

Esta figura de Jesús no era conocida, por un momento Jesus se abre un poco su traje de siervo (Filipenses 2:7), para dejar ver su gloria de “Dios”, (Filipenses 2:6), pero ni con esta manifestación visual, los discípulos entienden  quién es Jesús, ponen a Moises y a Elías en un mismo plano, no han captado la novedad divina, por lo que es necesario que una vos del cielo aclare las cosas “Este es mi Hijo amada a él escuchas”.

La Iglesia no debe de escuchar a Moises ni a Elías, la Ley y los profetas fue el medio que Dios utilizo para llevarnos hasta el que nos puede decir la verdad (Juan 17:17), Jesus es la única verdad (Hebreos 1:2), Jesus esta hablando en este momento

c. El cristiano no puede ni debe creer cualquier cosa

Una comunidad se va haciendo cristiana cuando va poniendo en su centro el Evangelio, cada día debemos ser menos religiosos y más evangélicos, la religión no tienen la capacidad para curar y vendar las heridas que este mundo le está haciendo a nuestra sociedad (Juan 4:13-14).

La Iglesia debe ser portadora del mensaje de Jesus que Lucas nos describe (Lucas 4: 18-19), es un mensaje que transmite alegría, no es un mensaje de tristeza, dolor o miedo, como muchas veces es comunicado por la religión.

El ministerio de Jesus estuvo compuesto por personas que había sido calificadas como inmorales por aquella sociedad, publicanos, mujeres de mala reputación. La Iglesia de este tiempo tiene la característica de marginar a cuantos puede, aquellos que no pertenecen a su misma fe, este no es el Evangelio de Jesus (Lucas 19:10).

II. LA IGLESIA NO DEBE SEGUIR UNA TRADICIÓN RELIGIOSA, SOLAMENTE DEBE SEGUIR A JESÚS

a. La relación que debemos establecer con Jesús (Lucas 9:57)

Los que decimos ser seguidores de Jesús, debemos tener claro que este camino puede implicar en cualquier momento, desesperación, no es un camino para proporcionar comodidad, el que está en este camino  con estas esperanzas, en cualquier momento se va a confundir (Lucas 9:58), seguir a Jesus no es adquirir poder, ni instalarnos en las comodidades de este mundo, la religión ofrece poder, Jesus ofrece servicio (Mateo 20:28).

El que ha decidido ser seguidor de Jesus debe entender este mensaje. La Iglesia vive distraída por obligaciones y costumbres religiosas que le están impidiendo seguir a Jesus.

El ministerio de Jesús se caracterizó por ser una actividad al margen del templo, las estructuras eclesiales de la época no respondían al proyecto de salvación de Dios, el sacerdote el máximo representante de Dios ante el pueblo, vivía cargado de actividad religiosa, que no pudo conocer a Jesús el Hijo de Dios.

Este mismo problema le está pasando a la Iglesia que está encerrada en su propia actividad religiosa, por favor tratemos de razonar, es tiempo para corregir

b. No es posible quedarnos en el pasado (Lucas 9:61)

No podemos estar aptos para el reino de Dios, viendo el pasado (Lucas 9:62), este pasado me perjudica para vivir mi presente. Somos piedras vivas (1ª Pedro 2:5), en un edificio que produce vida, por esta razón somos una nueva creación que surge no de la voluntad humana, sino de Dios (2ª Corintios 5:17), la experiencia del apóstol Pablo no empuja a seguir sin ver el pasado (Hechos 20:24), y seguir adelante (Filipenses 3:13-14). La Iglesia su actividad es dinámica no puede estar estática viendo el pasado.

c. Enviados por Jesus para ser portadores del evangelio (Lucas 10:2)

La Iglesia no está para ella misma, está al servicio de la humanidad, no es suficiente predicar sermones solamente desde el púlpito (Lucas 10:9), debemos aprender a escuchar y curar las heridas de los que sufren, este es el proyecto evangelizador de Jesus y el que la Iglesia debe seguir. Otras actividades fuera de este contexto, solamente hacen que la Iglesia pierda credibilidad ante el mundo

Conclusión.

La iglesia ha sido constituida por Dios para que sea portadora del mensaje de salvación, esta es su labor en este mundo que ha perdido los valores (2ª Corintios 5:20). La Iglesia parece estar más ocupada y empeñada en desarrollar y cuidar su religiosidad, que en lo que concierne al reino de Dios, no está haciendo   una representación para la cual fue establecida.  “que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor”. Este debe ser el mensaje que la Iglesia debe proclamar, el Evangelio de la alegría.

© Francisco Martinez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas

Acerca Francisco Antonio Martinez

Iglesia Evangélica de las Asambleas de Dios de El Salvador. Lcdo. Contador publico, graduado de la Universidad Tecnológica de El Salvador, y del Insstituto Teológico de las Asambleas de Dios de El Salvador, con maestría en Teología de la Universidad José Simeón Cañas (UCA), Treinta años en el ministerio de la predicación de la Palabra. Cualquier contacto fmartinez007@yahoo.com ; francisco.martinez@gobernacion.gob.sv

Revise también

Predicaciones Cristianas - La cruz fue el pulpito de Jesús

La cruz fue el pulpito de Jesús

Predicas Cristianas Lucas 5:33-49 Introducción: Los últimos momentos de Jesús no fueron los más agradables, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *