Inicio / Predicas Cristianas / La primera relacion perdurable

La primera relacion perdurable

III. PORQUE FUE HECHA PARA SER UNA UNIÓN EXCLUSIVA

1. “Hizo una mujer, y la trajo al hombre”. (vers. 22).

Sigamos viendo este hermoso matrimonio hecho en el paraíso. Es verdad, allí no hubo un cortejo, no hubo padrinos, quien trajera las flores y los anillos, pero allí hubo lo más excelso y sublime pues fue Dios mismo que trajo la mujer y se la presentó al hombre. Las costumbres antiguas y todavía hasta ahora es que el padre sea quien traiga la novia al novio.

Pero en este caso fue el Dios Padre que la trajo, por cierto, no ataviada, porque el pecado no había hecho su presencia, sino totalmente dotada de hermosura, inteligencia y como la ayuda idónea. Fue traída para que Adán la tomara, la conociera y formara el primer matrimonio del que se conozca en la historia. Esto habla de una unión exclusiva.

Adán va a reaccionar y luego va a decir que ella era hueso de sus huesos y carne de su carne. Esto habla de una relación exclusiva. Fue tan importante este asunto que el nombre que Dios le puso al hombre fue “Adán” (Ih) en hebreo y Adán llama a Eva “varona” (Isha), nombre femenino que distingue el sexo. De esta manera, Eva sería igual en naturaleza con Adán para formar una unión exclusiva.

2. “…y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (vers. 24b).

El sexo fue creado como parte del diseño divino. No fue hecho solo para que vinieran hijos, de modo que solo el hombre se complaciera. Ni tampoco fue hecho para satisfacer la concupiscencia. Una pareja que ha recibido de Dios el regalo del sexo podrá experimentar una unión síquica, emocional y espiritual. En la fornicación y el adulterio no puede darse este tipo de unión.

En el homosexualismo o el lesbianismo tampoco puede darse esta unión. El mundo de la pornografía no pueda proporcionar esa unión, pues lo suyo es un comercio, cuyo fin es promocionar la depravación que ya el Señor había señalado en Romanos 1:24-27.

No sé de quién he oído decir que lo más cercano que Dios ha hecho que se parezca al cielo, es la relación sexual de una pareja que honran al Señor a través de ese regalo que con él que le dotó al crearnos. Tan importante es esa unión íntima que la palabra de Dios la recomienda altamente: “Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud, Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, Y en su amor recréate siempre” (Proverbios 5:18-19). El hombre fue hecho para unirse a una mujer no a otra relación.

IV. PORQUE FUE HECHO PARA SER UNA UNIÓN INDEPENDIENTE

1. “Por tanto, dejará el hombre a su padre y su madre…”.

En este pensamiento hay una independencia con un compromiso social. El hombre que toma a una mujer como esposa va a darle también una casa, un hogar. De ninguna manera estará trayendo a sus padres o a sus suegros para que ellos formen parte de su nueva vida. No hay que ahondar mucho en este tema para saber cuánto daño le ha hecho a un nuevo matrimonio el dejar que los padres o los suegros se metan en sus vidas.

Un esposo cristiano debe tener la sabiduría del cielo para hacer realidad este consejo bíblico que es lo que hará que su matrimonio sea una relación permanente. Creo que en esto, el esposo tiene una gran responsabilidad. La esposa necesita ver a un hombre en todo el sentido de la palabra.

Y así es como ha funcionado desde el principio, porque Dios no le dio a Eva un padre para que éste le gobernara. No le dio a un hermano para que jugara con ella. Ni tampoco le dio a un hijo para que la cuidara. Hay hombres que juegan algunos de estos roles en el matrimonio. Dios hizo al hombre y a la mujer para una unión independiente. Sepárense de sus padres.

2. “Serán una sola carne” (vers. 24 b).

Esta parte de este texto es profundamente significativa en el diseño que Dios estableció para el matrimonio. Esto quiere decir que ambos entran en esta relación perdurable para amarse mutuamente con tal entrega y dedicación que dejen de ser “tú y yo” para convertirse en un “nosotros”. El propósito final de esta unión, que además de física, emocional y espiritual, será el glorificar al Dios que los unió en el santo matrimonio.

De modo, pues, que tratar de cambiar el orden de estos principios resulta en una ruptura del plan de Dios y por lo tanto los consabidos fracasos que terminan en divorcios. El ser “una sola carne” tiene que ver con una unión íntima, que tan solo es comparada con la unión que gozamos con nuestro Dios. Y esta unión tiene el reto de buscar la santidad como parte de lo que Dios le dejó.

El último texto nos dice que estaban “ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban” (vers. 25). ¿Cuál es el reto de este texto? Que no haya nada que traiga vergüenza a la pareja. El estar desnudo sin sentir pena el uno al otro es una figura que ilustra la transparencia y santidad que debe vivir cada pareja.

CONCLUSIÓN:

Los que conocen de las costumbres de los países nos dice que algunas casas de los japoneses tienen un espacio hueco entre las paredes de madera. Una historia cuenta que mientras una persona echaba abajo los muros de su casa, se dio cuenta de que allí había una lagartija inmóvil, porque un clavo, desde fuera, le había atravesado una de sus patitas y la había hecho permanecer fija en la pared.

El dueño de la casa, viendo esto, sintió, al mismo tiempo, piedad y curiosidad. Cuando estudió el clavo, quedó pensativo… El clavo había sido clavado hacía diez años, cuando la casa fue construida. ¿Qué habría ocurrido? ¿Cómo es que la lagartija sobrevivió en esa posición durante diez años?

Este hombre no terminaba de su asombro y su pregunta era la misma: Cómo pudo sobrevivir tanto tiempo. Así que, paró de trabajar y observó a la lagartija, preguntándose qué podría haber hecho, y cómo ella habría conseguido alimentarse. Más tarde, sin saber de dónde venía, apareció otra lagartija, con alimento en su boca.

El hombre quedó aturdido y emocionado al mismo tiempo. ¡Otra lagartija había estado alimentando durante diez años a la lagartija que permanecía clavada en la pared…! Este hombre exclamó en aquel momento, diciendo: “¡Esto es amor verdadero!”.

Mis amados, lo que hace posible una relación perdurable es el amor verdadero. Cuando Dios creo a Adán y Eva puso en ellos el sentimiento del amor. Ellos vivieron 930 años juntos.

© Julio Ruiz. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

Revise también

Mensajes Cristianos... La uncion

Busca la uncion

Predicas Cristianas. busca esa unción que desciende de cielo; mientras adoras deja que esta vez el llene el templo, tu templo, el templo donde el Espíritu Santo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *