Inicio / Predicas Cristianas / Vivan como familia

Vivan como familia

 “Así, pues, los que recibieron su mensaje fueron bautizados, y aquel día se unieron a la iglesia unas tres mil personas. 42 Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración. 43 Todos estaban asombrados por los muchos prodigios y señales que realizaban los apóstoles. 44 Todos los creyentes estaban juntos y tenían todo en común: 45 vendían sus propiedades y posesiones, y compartían sus bienes entre sí según la necesidad de cada uno. 46 No dejaban de reunirse en el *templo ni un solo día. De casa en casa partían el pan y compartían la comida con alegría y generosidad, 47 alabando a Dios y disfrutando de la estimación general del pueblo. Y cada día el Señor añadía al grupo los que iban siendo salvos.” Hechos 2:41-47

La unidad es unos de los principios básicos y distintivos de la Iglesia de Cristo, recuerde que estamos trabajando una serie de sermones titulada “Ser y Hacer Discípulos”. Aprendimos que un discípulo es uno que “celebra la grandeza de Dios”; aprendimos que un discípulo es uno que “guarda la Palabra”; aprendimos que un discípulo es uno que “comparte su fe”, y hoy aprenderemos que un discípulo es uno que “vive como familia”.

Nosotros tenemos un concepto de unidad un poco extraño. Pensamos que unidad es que los demás piensen, actúen ó vivan como yo. Esa es la razón por la que nos asociamos a grupos políticos, de acción social, tejido, juego etc., nos une un interés común. Cuando muchos se convierten piensan que esto de venir a la Iglesia es como integrarse a un grupo de “interés común” y por lo tanto, entre tanto lo demás tengamos un “interés común” pues estamos juntos. Piense por un instante en esto, estamos centrando la “unidad” del grupo en nuestra propia percepción de que estamos ó no de acuerdo, es decir, depende de cómo percibo esta unidad mi fidelidad ó no al grupo.

Anuncios

Pero la Biblia no se esta refiriendo a esto cuando habla de unidad. Nuestro texto bíblico se encuentra enmarcado dentro del marco de la comisión de Cristo a sus discípulos, la promesa “recibirán poder” se ha cumplido y todos aquellos judíos no nacidos en Palestina y que no hablaban hebreo estaban oyendo el mensaje poderoso del Evangelio en su propia lengua. El marco de nuestro pasaje es esto que ha pasado, Pedro se levanta y “recuerda por guía del Espíritu Santo” todo lo que Jesús les había enseñado y ahora, TRES MIL personas han llegado a los píes de Cristo. Una Iglesia esta naciendo y esta iglesia esta entrelazada poderosamente en la unidad. ¿Cómo es esta unidad? ¿Cuál es su fundamento? ¿Cómo mueve en forma diferente sus vidas?

Porque la Gracia del Evangelio nos une a Cristo, nosotros debemos vivir como una familia.

Una familia que tiene:

1. Identidad. Hechos 2:41 “Así, pues, los que recibieron su mensaje fueron bautizados, y aquel día se unieron a la iglesia unas tres mil personas” Por favor subraye “recibieron” y “unieron”. Hay una relación de poder aquí. La Identidad de esta comunidad no esta basada en reglas, tradiciones, formas, costumbres. La unidad de esta Iglesia esta en su naturaleza

Anuncios

a. En la Gracia. “Así, pues, los que recibieron su mensaje” Cada uno de aquellos que están escuchando a Pedro, están siendo tocados poderosamente por el mensaje de la Gracia y esto produce en ellos “arrepentimiento”, Hechos 2:36-40 “36“Sepa todo el pueblo de Israel, con toda seguridad, que a este mismo Jesús a quien ustedes crucificaron, Dios lo ha hecho Señor y Mesías.” 37Cuando los allí reunidos oyeron esto, se afligieron profundamente, y preguntaron a Pedro y a los otros apóstoles: —Hermanos, ¿qué debemos hacer? 38Pedro les contestó: —Vuélvanse a Dios… ” Este volverse a Dios es imposible sin el mensaje de la gracia de Dios, la unidad esta en el mensaje de la Gracia de Dios que produce arrepentimiento.

b. En el Bautizo. Quiero que note que el bautizo es más que un rito. Muchos hoy están tan preocupado “discutiendo” si la forma es ó no la apropiada y están destruyendo la unidad de la Iglesia. El Bautizo es una fuente de UNIDAD y no de división entre la Iglesia de Cristo, Hechos 2: 38-40 “Pedro les contestó: —Vuélvanse a Dios y bautícese cada uno en el nombre de Jesucristo, para que Dios les perdone sus pecados, y así él les dará el Espíritu Santo. 39Porque esta promesa es para ustedes y para sus hijos, y también para todos los que están lejos; es decir, para todos aquellos a quienes el Señor nuestro Dios quiera llamar. 40Con estas y otras palabras, Pedro les habló y les aconsejó, diciéndoles: —¡Apártense de esta gente perversa! ”

El Bautizo es sello del Pacto de Dios con nosotros, la unidad de la Iglesia es una unidad pactual, ya que el bautizo dice que Dios ha prometido por nosotros y por nuestros hijos, el bautizo dice que Cristo ha cumplido lo que nosotros no pudimos cumplir y que él pago por nosotros en la cruz del calvario. No hay un poder en el mundo que pueda romper esta unidad, porque no hay poder en el mundo que pueda darnos la promesa de Rendición que Cristo compro por nosotros. El verso 41 termina diciendo: “y aquel día se unieron a la iglesia unas tres mil personas” las cuales recibieron el sello del Pacto, el sello de la unidad, el sello de la obra de Cristo en sus corazones.

Porque la Gracia del Evangelio nos une a Cristo, nosotros debemos vivir como una familia.

Una familia que tiene:

Anuncios

2. Sentido de Pertenencia. Hechos 2:42-45 “Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración. 43 Todos estaban asombrados por los muchos prodigios y señales que realizaban los apóstoles. 44 Todos los creyentes estaban juntos y tenían todo en común: 45 vendían sus propiedades y posesiones, y compartían sus bienes entre sí según la necesidad de cada uno.” Este sentido de pertenencia estaba fundamentalmente a:

a. La unidad doctrinal. Hechos 2:42 “Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración.” Quiero que note que esta unidad doctrina no es como la entendemos hoy. Déjeme explicarle, yo estoy orgulloso de que Cristo me haya llamado a ser miembro de la Iglesia Presbiteriana, amo a esta Iglesia he crecido en ella, soy producto de su historia y soy parte de ella, pero los metodistas, anglicanos, congregacionales, bautistas, pentecosales son también mis hermanos. Soy presbiteriano por la gracia de Dios, porque en su infinito amor me trajo aquí y junto con los hermanos de todas las denominaciones y tradiciones cristianos soy llamado a “mantenerme firme en la enseñanza apostólica” y la unidad y los sacramentos depende es esta. A veces escucho que salen por ahí personas que dicen que traen una nueva unción, un nuevo mensaje profético y quiero decirle que prefiero “Mantenerme firme en la enseñanza de los apóstoles”. La Palabra de Dios, el poder de Dios es la unidad que la Iglesia necesita hoy, es la que tiene poder para hacer que nuestras diferentes formas de pensar ó sentir sean moldeadas por él y por nosotros.

Acerca Esaú Reyes De La Cruz

Revise también

Sermones Cristianos - ¿Qué tienes en tu mano? Usalo

Tierra de prosperidad

Predicas Cristianas.. No vamos a hablar del evangelio de la prosperidad; no lo comparto de ninguna manera, pero sí debemos creer en la prosperidad del evangelio

Un comentario

  1. Edma Batista Cruz

    Gracia y paz de la parte de Nuestro Senor y Salvador JesuCristo. Dios sea con tu vida hno. Que El le bendiga y que usted siempre siga con poder del Espirito Santo predicando su palabra. Desde Brasil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *