Inicio / Predicas Cristianas / Sin ataduras podemos avanzar

Sin ataduras podemos avanzar

Génesis 13-14

Tal vez las cosas nos están saliendo bien, lo tenemos todo, pero cuando pudiéramos lograr más significa que no estamos avanzando.

Muchas veces nos acostumbramos a la calificación bien y no luchamos por el excelente.

Anuncios

Que una persona de 80 años diga que logro una gran Azaña, Caminar 3 cuadras sin cansarse esta muy bien, pero el que diga esto sea un niño sano y de 14 años, ya no está muy bien. Porque el si puede dar más, solo es cuestión de esforzarse.

Que un cristiano diga que está muy bien con lo que tiene pudiendo alcanzar más bendiciones y sobre todo porque Dios se las haya prometió no está bien.

Pregúntate a ti mismo que es lo que en realidad te impide avanzar, crecer y llegar a superarte en tu vida. Puede que digas que son los obstáculos o quizás el miedo que nos rodea en la vida. Pero el principal obstáculo que tenemos y que nos impide avanzar y superarnos somos nosotros mismos. Nuestros prejuicios.

Abraham era un hombre que tenía una perfecta relación con Dios, por eso siempre le iba bien en todo lo que emprendía. V 2 “Y Abram era riquísimo en ganado, en plata y en oro.” El no era rico…era riquísimo.

Anuncios

Una persona con buena relación con Dios y que este bendecida trasmite bendición a los que están a su lado. V 5 “También Lot, que andaba con Abram, tenía ovejas, vacas y tiendas.”

Pero Abraham podía tener más bendiciones de las que tenía, que era lo que lo tenía atado, a pesar de que le iba muy bien.

Llego un momento en que las bendiciones, las promesas de Dios se empezaron a convertir en realidad, la atadura se rompió en la vida de Abraham. ¿Cuál era esa atadura? V 14 “Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente.” Si… así es… la atadura era Lot su sobrino.

En ese momento cuando se rompió la atadura la bendición fue total. V 15- 17 “Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre. 13:16 Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada. 13:17 Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y a su ancho; porque a ti la daré.”

¿Por qué Lot se convirtió en una atadura que no dejaba que Abraham disfrutara a plenitud la promesa hecha por Dios? Cual fue la orden de Dios. Génesis 12:1 “Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.” Pero Abraham cargo con su sobrino.

Anuncios

Tal vez por tu esposo(a) y tus hijos podrías vivir feliz, pero porque no lo haces, muchas veces por la atadura que tienes, sufres por todo el mundo y en tus fuerzas tratas de ayudar y no dejas que ellos dependan de Dios porque dependen de ti. O simplemente cuando deberías estar en tu casa cumpliendo con tus deberes de esposa o esposo, estas metida(o) en la casa de tus padres, por eso tu hogar está a punto de destruirse.

Dios empezó la separación.  A romper las ataduras. V 6 “Y la tierra no era suficiente para que habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar.”

Dios permitió que tuvieran contienda entre los dos. V 7 “Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la tierra.”

Acerca Pastor: Jose Luis Dejoy Solarte

Pastor de la Iglesia Soldados de Jesucristo.

Revise también

Sermones Cristianos - ¿Qué tienes en tu mano? Usalo

Tierra de prosperidad

Predicas Cristianas.. No vamos a hablar del evangelio de la prosperidad; no lo comparto de ninguna manera, pero sí debemos creer en la prosperidad del evangelio

Un comentario

  1. Sandra Ube Orellana

    Gracias x predicaciones x q de esa manera podemos aplicarla a nuestra vida y tener un conocimiento mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *