Inicio / Predicas Cristianas / La humildad hace la diferencia

La humildad hace la diferencia

Predicas Cristianas

Vemos que hay quienes prosperan y progresan como nos enseñó el Señor en la última reunión a causa de su obediencia, si descartamos a quienes no cumplen con los mandatos del Señor pues en su desobediencia pierden el derecho, lo cierto es que también vemos que hay quienes no lo hacen a pesar de ser tan obedientes como los otros.

El tema es que “Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildesSantiago 4:6, y ahí está la clave, en la humildad de nuestro corazón, debemos estar orgullosos de lo que somos y de lo que conseguimos, pero si descubrimos que alimentamos en lo secreto pensamientos de soberbia no esperemos recibir una lección divina por esto, sino busquemos al Señor en nuestra intimidad haciendo que Él crezca para que nuestro orgullo y soberbia sean reducidos a la mínima expresión.

La lección de humildad es la que más duele, pues con ella aparece siempre alguna pérdida para mantener el equilibrio, de ahí que cuando un ego soberbio desconoce a Dios, haga aparecer la humildad para que ese ego vuelva a pisar suelo firme, aunque ese aguijonazo se siente a veces como una herida.

Anuncios


Leamos la Palabra de Dios en Proverbios 15:31-33El oído que escucha las amonestaciones de la vida, Entre los sabios morará. El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma; Más el que escucha la corrección tiene entendimiento. El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría; Y a la honra precede la humildad”.

Una persona humilde no sólo tiene conciencia de sus propios méritos, sino que sabe que nada hay en un cristiano que no provenga de Dios, y es por eso que es necesario también conocer sus limitaciones, pues al aceptar sus límites, al aceptarse imperfecto, no queda otro remedio que desarrollar la humildad.

Mientras que la soberbia hace que uno sea su propio dios, su propia ley, su propio juez y su propia moral, lo que produce envanecimiento y la devaluación de los otros, transformándose en la principal causa de las dificultades humanas y el principal obstáculo para el verdadero crecimiento espiritual, por lo que en el momento en que piensas que ya lo sabes todo, Dios mira tu corazón soberbio y te llama a la humildad, con lo que deberías abandonar la idea de que no te queda nada por aprender.

A través de predicas cristianas aprendemos que la humildad es un sentido de realidad que nos lleva a reconocer nuestro justo valor, es decir, apreciar el valor de ser, pero no vanagloriarnos por nuestros logros, como tampoco devaluarnos por nuestros fracasos; para decir la verdad es necesario ser auténtico, honesto con uno mismo y con los demás, por lo tanto, ser humilde es admitir mis defectos y limitaciones, así como mis cualidades, con sinceridad, honradez, y con rectitud ante los demás.

La diferencia en por qué muchos cristianos progresan y prosperan, y otros en las mismas condiciones no lo hacen, está determinada por la humildad de corazón con que actúan los primeros; y la Palabra es clara en esto, si queremos recibir honra por nuestra prosperidad y progreso, primero necesitamos desarrollar humildad en nuestra vida para que muera el orgullo y la soberbia.

Anuncios


Fíjense que en el pasaje que leímos la humildad está relacionada directamente con la enseñanza, es decir que en un aspecto importante en el cual debemos manifestar la humildad es en el momento en que debemos disponer nuestro corazón para aprender, y con lo aprendido, servir a Dios con humildad sabiendo que nuestra sabiduría viene de Él.

A través de predicas cristianas aprendemos que la humildad para recibir sabiduría se basa en dos actitudes fundamentales, el ser enseñable, que es lo que le hace abrir su mente y su corazón para mejorar como cristianos y como personas, pero también para hacer las cosas de mejor forma, y esa forma es conforme a la voluntad del Señor.

Y la otra actitud fundamental en un cristiano es el ser corregible, pues esto es lo que le llevará a poder modificar y corregir sus comportamientos negativos frente a la Palabra de Dios y cambiar los hábitos que conducen al fracaso a su familia, a su salud, y a su economía.

La persona que no permite que se le enseñen las cosas de Dios nunca conocerá al Señor y por lo tanto no podrá ser corregido por la Palabra ya que el Espíritu ha sido contristado a causa de su orgullo, por lo tanto, “ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda maliciaEfesios 4:29-31, pero sobre todo, no permite ser corregido debido a la ignorancia que posee en ese aspecto aunque sea muy sabio en las cosas naturales y del mundo, “porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversaSantiago 3:15-16.

Anuncios


La persona que está dispuesta a aprender las cosas de Dios, pero no a corregir su forma de vivir, recibe el conocimiento pero no transforma su comportamiento, y por lo tanto no ve el fruto en su vida de progreso y prosperidad, y para esto, la apertura mental es fundamental, tanto para aprender las cosas nuevas como para corregir cosas que ya veníamos haciendo mal conforme a la Palabra y guía de Dios.

A través de predicas cristianas aprendemos que la humildad empieza en el momento que reconocemos a Dios como soberano y dueño de nuestra vida, que por su voluntad y amor nos dio la vida y que por lo tanto somos sus hijos; teniendo este conocimiento nos sometemos a su voluntad por amor y agradecimiento, no de mala gana, sino porque entendemos que todo lo que somos y todo lo que tenemos es por gracia y misericordia del Señor.

Esta manifestación de humildad es la que nos lleva a recibir y obedecer sus ordenanzas y Palabra tal como Dios la inspiro a quienes escribieron la biblia, sin quitarle ni añadirle nada; el Señor dijo que el primer y más grande mandamiento es amar a Dios con todo nuestro corazón, alma y mente y este es el principio de todos los buenos frutos espirituales incluyendo la humildad, y Jesús dijo: “Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió. El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta. El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticiaJuan 7:16-18.

Por lo tanto, alguien que se llame ser cristiano y que quiere crecer en la humildad, lo primero que tiene que hacer es someterse en obediencia y agradecimiento a las sanas doctrinas que el Padre envió a través de Jesucristo y sus apóstoles como lo hacían los primeros cristianos quienes “perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oracionesHechos 2:42.

La falta de humildad para aceptar la verdad de Dios crea un alejamiento de Dios y esa persona cae en una humildad mentirosa demostrando a los demás que es humilde porque acepta los mandamientos de los hombres como si fueran los de Dios, o ligan la verdad de Dios con mandamientos humanos; como cristianos sabemos que “toda palabra de Dios es limpia; Él es escudo a los que en él esperan.(entonces) No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, Y seas hallado mentirosoProverbios 30:5-6.

A través de predicas cristianas aprendemos que los que, como Cristo, manifiestan un espíritu manso, sumiso y humilde pertenecen a Dios y serán exaltados a su debido tiempo, “haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios PadreFilipenses 2:5-11; la sencillez semejante a la de un niño, la inocencia y no guardar rencor son evidencias de la verdadera humildad.

A través de predicas cristianas aprendemos que los principios de la palabra de Dios son la verdadera sabiduría para la vida, pero está en nosotros recibirla con humildad para poder aprender de ella y aplicarla en cada área de nuestra vida a fin de lograr sus frutos en el progreso y prosperidad; de manera que si en algún área de tu vida todavía no te has desarrollado como merecerías, si en algún área no has progresado y prosperado, fíjate si no hay falta de humildad de tu parte antes de empezar a probar distintas alternativas, empieza por obedecer, y los resultados estarán asegurados en tu vida.

La humildad es signo de evolución espiritual pues el humilde ya ha limado muchas de sus impurezas e imperfecciones, y si algún acontecimiento nos sacude, el humilde sabe recibir las pruebas de la vida con fe y su alma encuentra el alivio necesario, por lo que el que aprende a ser humilde logra vivir una vida más feliz.

No podemos perder las bendiciones por el orgullo que tenemos, Dios tiene toda la bendición para dártela, solo está esperando que cambies, Dios no tiene ningún problema en honrarte o enriquecerte si ve tu corazón humilde, pero hay cosas que aunque las pidas no te las puede dar por el corazón que tienes.

Anuncios


Tú conoces las cosas que tienes en tu corazón, habla con Dios y dile que estás cansado de ese orgullo que no te hace feliz; renuncia a tu orgullo y con la ayuda del Espíritu Santo llegarás a ser una persona humilde de corazón, pero con grandeza de alma.

© Central de Sermones. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas Escritas

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Predicas Cristianas.. Sufrimiento en primavera

Sufrimiento en primavera

Predicas Cristianas. la profecía de Isaías mostraba que Jesús, el Cordero de Dios, seria crucificado. Mensaje cristiano para semana santa; la muerte de Cristo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *