Inicio / Predicas Cristianas / El Señor te necesita

El Señor te necesita

Predicas Cristianas

Y si alguien os preguntare: ¿Por qué lo desatáis? le responderéis así: Porque el Señor lo necesita.” (Lucas 19:31)

Introducción

En tiempos antiguos cuando un rey entraba como conquistador a una ciudad, cabalgaba sobre un corcel macho, que es lo que hará Cristo cuando venga a la tierra como Rey de reyes y Señor de señores según Apocalipsis 19:11-16.

Anuncios

Pero cuando las intenciones eran de paz, entonces el rey entraba cabalgando sobre un pollino o asno, que fue lo que Cristo hizo al entrar a Jerusalén montado en un pollino el domingo antes de su crucifixión.

Jesús no estaba viniendo como un soberano con pompa, triunfo y conquista de guerra para enfrentar y doblegar al ejército romano que los oprimía, Jesús venía como el Salvador del mundo, como el Príncipe de Paz, como el único mediador entre Dios y los hombres. Venía a buscar y a salvar lo que se había perdido. Venía a mostrar el amor, la gracia y la misericordia de nuestro Padre celestial a una humanidad perdida y esclava del pecado.

Te invito a mirar tres detalles interesantes en esta historia que sirven de base a tres grandes verdades respecto al carácter de Cristo.

A. El Señor sabe dónde encontrar lo que Él necesita

Id a la aldea de enfrente, y al entrar en ella hallaréis un pollino atado…” (Lucas 19:30)

Anuncios

Es interesante notar cómo el Señor le precisa a sus discípulos de manera exacta donde encontrarían el pollino y qué dirían a sus dueños. Jesús controla los acontecimientos y está consciente de lo que ocurre. Los hechos ocurridos en Jerusalén no lo tomaron por sorpresa.

En el lago de Genezaret el Señor encontró a tres hombres profesionales de la pesca, que después de pasar toda una noche pescando, nada habían pescado. Ya lavaban sus redes para irse a sus casas, cuando llega Jesús y usando la barca de Pedro como plataforma, se dirige a la multitud que le seguía.

Cuando terminó de enseñar le dijo a Pedro exactamente donde encontrar abundancia de peces. “Lleva la barca a la parte honda del lago, y echen allí sus redes, para pescar.” (Lucas 5:4 DHH).

Pero el Señor sabía que en aquel lago encontraría a tres pescadores que luego se convertirían en columnas del evangelio, defensores de la verdad de Cristo. Esto me enseña una vez más que el omnisciente Señor sabe donde están los peces y donde los pescadores que pesquen esos peces (Lucas 5:1-11).

Un día, como a las tres de la tarde, Cornelio, un centurión romano que vivía en Cesarea [un centurión tenía a su mando cien soldados], tuvo una clara visión en la que un ángel de Dios se le apareció llamándole por su nombre.

Anuncios

El ángel le dio instrucciones precisas acerca de dónde encontrar al apóstol Pedro. “Envía, pues, ahora hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro. Éste posa en casa de cierto Simón curtidor, que tiene su casa junto al mar; él te dirá lo que es necesario que hagas.” (Hechos 10:5-6).

Yo no sé donde el Señor te encontró, que hacías o como vivías cuando él te llamó de las tinieblas a su luz admirable. Tal vez estabas en un país del Caribe, Norte, Centro o Sur América, o viviendo en América, pero ten encontró para salvarte y ocuparte en su reino. Quiero confirmarte que los propósitos de Dios con-tigo son eternos.

B. El Señor conoce a quiénes ocupa

hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado jamás, desatadlo, y traedlo” (Lucas 19:30).

El Señor sabía todo tocante al burrito que iba a usar para entrar como un rey de paz a Jerusalén: estaba atado, nunca se había montado, sabía que era pequeño, sabía que preguntarían porque se lo llevan. ¿Habrá algo que él Señor no sepa de ti y de mí? Nada lo sorprende.

En el sentido espiritual necesitamos estar libres para poder servir al Señor. La biblia dice que cuando conocemos la verdad del evangelio, esa verdad nos hace libres de la ley, del pecado y del mundo para que podamos servir con toda libertad al Rey de reyes y Señor de señores.

Pero aún en la vida cristiana pueden persistir cargas pesadas de las cuales debemos liberarnos para que no limitan el potencial que Dios ha puesto en nosotros. También debemos ser libres de resentimientos, de celos amargos, de malas compañías que pretenden impedir nuestra capacidad de servicio en el reino de Dios.

Acerca Pastor David N. Zamora

Ministro Ordenado de las Asambleas de Dios, Pastor Principal de la Iglesia Misionera, A.D.,Inc., Tampa, Florida, EUA. Siendo muy joven comienza a servir al Señor en la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios), de Las Tunas, donde se desempeña como maestro bíblico desde el año 1978. Su intensa y activa labor Pastoral en Cuba comienza en Enero de 1991. En abril de 1996 se gradúa de Bachiller en Teología y Biblia, por los Estudios Dirigidos de Superación Bíblica (EDISUB) de las Asambleas de Dios en Cuba. Obtiene su Licenciatura en Teología por medio del Instituto de Superación Ministerial de las Asambleas de Dios de América Latina (ISUM). El Pastor Zamora lleva 41 años de casado con su esposa Raquel González. De esta unión matrimonial nacieron dos hijos: Merlyn David y Otoniel Zamora, quienes se desempeñan activamente, como Ministros de Música y Predicadores del evangelio de Jesucristo. http://www.ministeriodavidzamora.com/Biografia.html

Revise también

Predicas Cristianas.. Libres de la esclavitud financiera

Libres de la esclavitud financiera

Predicas Cristianas.. El tema de la mayordomia del dinero. Se dice que la reacción que un hombre tenga por el dinero habla mucho de su carácter, sea que..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *