Inicio / Predicas Cristianas / No podemos esperar más

No podemos esperar más

“Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.” 1ª Corintios 13:1-3

INTRODUCCIÓN:

En estos días, influenciados por la publicidad y las ofertas, mucha gente se está preparando para el día del cariño, todos desean agradar a alguien a quien aman, se regalan entre los esposos, entre los novios, entre amigos, en fin es un corre y corre por comprar lo que creemos agradará a la persona a quien deseamos demostrar nuestro afecto.

Anuncios

Es una buena oportunidad para quedar bien para rehacer relaciones rotas o para iniciarlas. Muchos hasta presumen que se hicieron novios el día del cariño. Todo esto esta bien, no hace mal a nadie, quizás a los bolsillos pero bueno cada quién da lo que puede o lo que quiere, la cosa es dar algo porque si no das, estarás demostrando que no amas.

El mundo nos condiciona a que nos involucremos en sus costumbres. Porque déjame decirte que si no recibes nada hasta mal te sientes, no me aman, nadie me tiene cariño de mí nadie se acuerda, etc. Algunos hasta se deprimen por esto y entonces yo me pregunto: ¿Será que un obsequio puede sustituir todo el amor que se puede brindar durante todo el año?

Algunos ni saben como se inicio esto del día del cariño, lo único que saben es que hay que darle un regalo a la persona que aman y ya, al fin todo el mundo lo hace.

DESARROLLO:

Anuncios

El apóstol Pablo, quien seguramente no celebró nunca el día del cariño, nos enseña que hay algo más excelente que nos lleva a la aceptación y consideración de unos por otros. El amor.

La palabra “amor” que se menciona en el capítulo 13 de 1ª. De Corintios, en el griego es ágape significa amor en su expresión mas sublime, amor de sacrificio, amor de aceptación. Es la misma Jesús usó cuando le dijo a Pedro: Juan 21:15 … “ Simón, {hijo} de Juan, ¿me amas más que éstos? Pedro le dijo: Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: Apacienta mis corderos.” Pedro contestó con el equivalente a un: “Señor tu sabes que me agradas, me caes bien.”

El mundo ha querido ensayar definiciones de lo que es el amor y ha sacado frases como: Amor es: abrirle la puerta del coche cuando ella va a bajar. Llevarla a comer helado después del cine, comprarle un pastelito dietético (light), decirle: -Que bonita estas – como me gustas. Cosas como esas. Esta bien todo esto, pero no debemos confundir las muestras de afecto con el verdadero amor.

Pablo dice:

1. “El amor es paciente” Esto significa que es algo que debe de haber sido probado. La palabra “Paciencia” del griego “jupomone” significa permanecer bajo, bajo prueba, bajo sufrimiento. Los médicos le llaman “pacientes” a sus clientes porque cuando están bajo sus cuidados se someten a ellos, están bajo, permanecen bajo lo que él les diga. Estamos hablando de amor paciente cuando decimos a los contrayentes que se aceptan en salud o enfermedad, en riqueza o en pobreza. No podemos hablar de amor paciente cuando viene la prueba y uno de los cónyuges se va porque ya no aguantó la prueba. Eso no es amor. La palabra paciente viene de paz, reposo. Aquí se aplica muy bien la frase que dice: Te amo a pesar de que eres gritón, desordenado, malhumorado, Etc.

Anuncios

2. “El amor es bondadoso” La bondad es un deseo de hacer el bien, de ser bueno. El que ama verdaderamente, siempre tratará de buscar el bien de aquellos a quienes ama. Debo aclarar aquí que esto no significa necesariamente decir sí a todo. Aceptarlo todo, sino más bien tener un equilibrio pero siempre buscando lo mejor para los que amamos.

3. “El amor no tiene envidia” Hay dos palabras que se usan para envidia en el griego: La palabra “fthoneo” que es un sentimiento de disgusto producido cuando se escucha o se ve la prosperidad de otros y la palabra “Zeloo” la que esta usando Pablo aquí en Corintios es Zeloo que significa: Ser celoso, movido a celos o sea que la persona que es celosa de alguna manera tiene envidia en su corazón. Dice la palabra en la Biblia Pratt : “¿El espíritu que Dios hizo habitar en nosotros, suspira por nosotros con celos envidiosos?” (Sant. 4:5) Hay Un celo santo y un celo envidioso.

4. “El amor no tiene jactancioso” La palabra jactancia significa hablar cosas grandes, grandezas, en el griego esta palabra se traduce cuello alto y también es hacer alarde de uno mismo. Por ejemplo: No hay otro como yo, dale gracias a Dios que me encontraste. A ver ¿Quién te hubiera dado lo que tienes? Solo yo.

5. “No es arrogante” En Romanos 11:25 dice: “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis sabios en vuestra propia opinión: que Israel le ha acontecido un endurecimiento parcial hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; “ La sabiduría en nuestra propia opinión es arrogancia. La sabiduría la deben ver los demás y cuando uno se hecha flores de que se las puede todas y que es sabio, realmente es un arrogante. El amor por eso no es arrogante porque no es para uno mismo sino que es para dar a los demás.

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Sermones Cristianos - ¿Qué tienes en tu mano? Usalo

Tierra de prosperidad

Predicas Cristianas.. No vamos a hablar del evangelio de la prosperidad; no lo comparto de ninguna manera, pero sí debemos creer en la prosperidad del evangelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *