Inicio » Predicas Cristianas » La Honra

La Honra

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Prédica de Hoy: La Honra

Predicas Cristianas Lectura Bíblica:  1 Samuel 2:26-30

Introducción

Cuando alguien honra a otra persona es una señal de que tiene temor de Dios, pues la persona que camina en honra teme a Dios.

Honrar significa valorar, estimar y amar, de manera que cuando usted honra a alguien, lo valora, ama y estima, por lo tanto, si desea ser honrado, amado y estimado por Dios, usted debe honrarlo, y puede honrar a Dios ayunando, orando y cumpliendo con lo que Él manda hacer y dar.

El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre?Malaquías 1:6

Cuando alguien honra a otra persona, muestra que tiene el temor de Jehová.

El crecimiento cristiano depende de muchas cosas, incluyendo honrar y someterse a los que han sido colocados en posiciones de autoridad espiritual sobre el creyente, especialmente a sus pastores.

Pues en general, los miembros del cuerpo de Cristo no reconocen completamente la importancia de honrar a los hombres y mujeres de Dios. Sin embargo, hacerlo es una parte muy importante para ver las bendiciones de Dios fluir en sus vidas.

Leamos la Palabra de Dios en 1 Samuel 2:26-30

Y el joven Samuel iba creciendo, y era acepto delante de Dios y delante de los hombres. Y vino un varón de Dios a Elí, y le dijo: Así ha dicho Jehová: ¿No me manifesté yo claramente a la casa de tu padre, cuando estaban en Egipto en casa de Faraón? Y yo le escogí por mi sacerdote entre todas las tribus de Israel, para que ofreciese sobre mi altar, y quemase incienso, y llevase efod delante de mí; y di a la casa de tu padre todas las ofrendas de los hijos de Israel. ¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mandé ofrecer en el tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí, engordándoos de lo principal de todas las ofrendas de mí pueblo Israel? Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco.”

Cuando no se tiene la revelación de la honra

Cuando no se tiene la revelación de la honra, no se puede confiar en Dios, como tampoco se puede tener el favor del Padre hasta que le demostremos honra, cuando uno honra a Dios, pone a Dios primero en todo lo que hace y esto lleva a que el favor de Dios se desate sobre nuestra vida.

Es decir que antes que Dios desate dinero, le confiará algunas cosas, y dependiendo de cómo las manejemos, Dios desatará el dinero. La primera señal del favor de Dios es la gente que trae a nuestra vida, y después que las introduzcamos en la vida cristiana vendrán los recursos, pues:

cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensaMateo 10:42.

Y cuando se honra a alguien, tiene acceso a la misma unción y favor que está sobre la vida de esa persona, Pablo le dijo a los corintios que no buscaba regalos sino frutos, y si siembra en un hombre justo, segará lo que ese hombre justo tiene.

Si busca al Señor en fe, será recompensado; si es fiel, será recompensado; y si está honrando a Dios, espere una cosecha, pero también tengamos en cuenta que la deshonra detiene el fluir de las bendiciones.

Cuando Dios es lo primero en una vida está demostrándole honra, por lo que lo bendecirá y todo lo que necesite le será añadido, “buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidasMateo 6:33

Cuando Dios es primero le honrará en su crisis, entonces…., “no os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas” (verss. 31-32)

Tenemos necesidades y queremos que Dios provea, pero dale porque quieres honrarlo, no cuando somos movidos por la necesidad.

porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra2 Corintios 9:7-8.

Recompensa de la honra

La honra tiene recompensa en la vida y es una señal de madurez en un hijo de Dios, es por los que Dios manda:

Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te daÉxodo 20:12.

Y luego, ya en el Nuevo testamento el apóstol nos recuerda: “Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierraEfesios 6:2-3.

Cuando honras a tus padres hablas bien de ellos, no permitas que otros hablen mal de tus padres, esto también vale para tu iglesia y tus pastores, honrar a la iglesia es hablar bien de la iglesia donde te congregas.

La relación con Jesús se basa en una vida de obediencia, de manera que no podemos pretender un caminar poderoso y en victoria con Dios, sin obediencia; si te pide:

Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mostoProverbios 3:9-10

Obedece y verás Su Gloria, pero si eres desobediente, “Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de míIsaías 29:13

Recuerde que Dios “da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad2 Corintios 9:10-11

Teniendo presente que las riquezas comunes son las que la gente usa, por ejemplo, el dinero, y Dios bendice a la gente a través del dinero, mientras que la gente del mundo usa el dinero para destruir a otras personas, pero las riquezas verdaderas son las que vienen en las cosas espirituales, por ejemplo, la unción.

La Honra – Honrar a Dios es el primer mandamiento

Por esto damos honra a Dios través de la alabanza, damos respeto a Dios cuando mantenemos reverencia en su presencia con un buen vestuario y comportamiento en el culto.

Honramos al Señor con nuestros pensamientos, palabras y actitudes, pero la honra se demuestra con hechos concretos.

Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mostoProverbios 3:9-10

El Señor honró a la viuda de Sarepta con la provisión permanente, porque honró al profeta supliendo sus necesidades, 1 Reyes 17:10-15; con nuestra alabanza y adoración, como María ofreció una libra de perfume de nardo puro.

Con nuestro lenguaje de fe, como Josué y Caleb que hablaron bien de la tierra prometida; y también “acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su feHebreos 13:7

Recuerda que la rebeldía es lo contrario a la honra, honramos cuando obedecemos, honrar y obedecer son como sinónimos en la Palabra de Dios.

Dios ha elegido pastores para ser las cabezas espirituales de las iglesias locales, y esta es la razón por la cual es importante que usted permanezca en la posición correcta en lo que a su autoridad se refiere, por lo que no debería tratarlos de la misma manera que trata a la gente con quien se relaciona todos los días, sino que debe tener una estima superior por ellos.

Honrar a sus pastores implica seguir la visión de ellos y someterse a su autoridad, “no te alabes delante del rey, Ni estés en el lugar de los grandes; Porque mejor es que se te diga: Sube acá, Y no que seas humillado delante del príncipe A quien han mirado tus ojosProverbios 25:6-7, y mantener un nivel de respeto por ellos ayudará a mantener un nivel de formalidad para nunca sobrepasar los límites.

Aprenda a buscar a Dios y no una relación personal con los pastores, si es bendecido con estar cerca de ellos, úsela para aprender y absorber su sabiduría y unción, pues la unción fluye desde Dios a través de ellos a la congregación.

Conclusión

Recuerde que hay ciertas cosas que usted ha sido llamado a hacer como “oveja” en el rebaño de sus pastores, y una de ellas es proveerles fuerza espiritual a través de la oración.

Entonces siempre ore para que Dios los proteja y declare que ellos emplean la sabiduría de Dios en la toma de decisiones y al predicar la Palabra. Pues aunque ellos hagan cosas que quizás usted no esté de acuerdo o comprenda, siempre y cuando ellos obedezcan a la Palabra, todo estará bien, y si sigue obedeciéndoles permanecerá conectado con su unción.

El trabajo del pastor no es un trabajo fácil porque el pastor tiene que confrontar, y enseñar a creyentes con todo tipo de carácter. Por lo que el pastor no puede agradar a todo el mundo, pues debe corregir a las ovejas que se descarrían, cuando hacen algo incorrecto, cuando caen en un error doctrinal, o son atrapados por falsas doctrinas.

Lo que el pastor sí tiene que tener cuidado es agradar al Pastor de los Pastores que es Jesucristo, ya que el deber más importante del pastor es la enseñanza de la Palabra de Dios, pero al no cooperar con esas enseñanzas, usted se convierte en una piedra de tropiezo en el plan que Dios tiene para Su pueblo.

Tenga en cuenta que para evitar deshonrar a Dios, y a sus pastores, no debe dejar el ministerio porque ha sido ofendido por algo que le dijeron o hicieron. Pues cuando uno nace de nuevo se vuelve parte del obrar de Dios, lo que incluye someterse a quienes tienen autoridad sobre nosotros, y la posibilidad de asistir a la iglesia regularmente, con lo que desarrollaremos el espíritu y podremos concretar la voluntad de Dios para nuestra vida.

Recuerde siempre que honrar a sus pastores es sinónimo de honrar a Dios, porque Él los ha enviado a su vida, y si permanece fiel en honrarlos, terminará caminando en la misma unción que ellos.

© Ricardo Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas Escritas

2 comentarios en «La Honra»

  1. Excelente predica como siempre que gran conocimiento le otorgó Dios para transmitirlo a los demás. Pastor le he comentado sus predicas en la página que se llama predicas bíblicas. Com no aparecen mis comentarios por que será.

    Responder

Deja un comentario