Inicio / Predicas Cristianas / Voluntad divina

Voluntad divina

Nuestra responsabilidad es obedecer la voluntad revelada de Dios y no especular con lo que su voluntad soberana podría ser, y si bien debemos tratar de ser guiados por el Espíritu Santo, no debemos olvidar nunca que éste nos conducirá hacia la rectitud y a conformarnos a la imagen de Cristo para que nuestra vida glorifique a Dios.

Fuimos creados por Dios a Su imagen, y con un propósito, así como Dios separó desde el nacimiento a Isaías, Isaías 49:1, Jeremías, Jeremías 1:5, y Pablo, Gálatas 1:15, para un propósito específico, así también tiene un plan específico para su vida

Anuncios

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáisJeremías 29:11

El tema es que muchos desean hacer la voluntad de Dios pero fracasan porque no saben cuál es, aunque la Biblia dice que la voluntad de Dios es “buena, agradable y perfectaRomanos 12:2.

Y lo primero que debemos saber es que la voluntad de Dios es que nosotros tengamos una relación con Él mediante Su Hijo Jesucristo:

porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad1 Timoteo 2:3-4

Anuncios

Pero no se trata de una relación cualquiera sino que Dios quiere que seamos discípulos de Cristo, y esto significa que debemos comprometernos a seguir Su voluntad cada día cualquiera que sea el costo, pues dice el Señor: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome arriba su cruz cada día y sígameLucas 9:23.

Para el Señor hacer la voluntad del Padre era tan vital como el alimento para el cuerpo, “Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obraJuan 4:34, y hay ejemplos bíblicos que nos muestran que nada puede sustituir la aceptación de Su voluntad.

Saúl recibió órdenes de Dios sobre del botín dejado por los amalecitas pero creyó que sería mejor tomarlo y cambiarlo por sacrificio de vacas y ovejas en Su honor, a lo que el Señor dice:

¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación1 Samuel 15:22-23

Cuando la voluntad de Dios llega a nuestro conocimiento, toda sustitución por criterios humanos es desobediencia y rebeldía.

Lo segundo que debemos tener claro es que la Biblia nos ayudará a conocer la voluntad de Dios, pues “lámpara es a mis pies tu Palabra y lumbrera a mi caminoSalmos 119:105, además, Dios nos dará sabiduría para discernir su voluntad si se lo pedimos en oración creyendo que Él lo hará, de manera que “si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dadaSantiago 1:5, y “cuando venga el Espíritu de Verdad, él os guiará a toda la verdadJuan 16:13

Anuncios

Además, cuando decides entre dos alternativas por las que has estado orando, una de las opciones te dará más paz, la paz que viene cuando agradamos a Dios con nuestras vidas, pues “el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempreIsaías 32:17, “estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de JesucristoFilipenses 1:6.

Muchos sostienen que Dios les habla indicándoles lo que deben pensar y hacer, entonces dicen: El Señor me ha dicho, pero esta búsqueda de la voluntad de Dios es la que más dudas debe traer ya que puede que sea la voz del Espíritu Santo como en el caso de Samuel, 1 Samuel 3, pues no hay duda que el Señor pueda guiar nuestro pensamiento y hablarnos en lo que pensamos y decidimos conforme a sus planes, pero también en muchos casos la voz solo viene del anhelo del propio creyente, como en el caso de los falsos profetas en Israel, Jeremías 14:14; es necesaria una gran sensibilidad espiritual y un conocimiento profundo de las Escrituras para confiar en esto.

Debemos de entender que no hay camino seguro al conocimiento de la voluntad divina cuando nuestra consulta admite dudas, pues allí la respuesta puede variar según muchos factores y circunstancias, pero para los verdaderos hijos de Dios la voluntad del Señor se resuelve por la percepción espiritual debida a la comunión íntima con el Señor y el conocimiento profundo de Su Palabra.

En algunos casos la enseñanza de la Biblia es clara y nos indica si debemos o no tomar la decisión que debemos tomar, o puede suceder que no hallemos un texto claro para decidir. Pero la enseñanza general y el Espíritu siempre tienen la luz que nos ayuda a tomar nuestras decisiones.

Luz que será más clara y útil cuanto más conozcamos la palabra de Dios, lo que hará que no nos fiemos de lo que nos dice un solo versículo, y menos todavía abrir al azar la Biblia después de haber orado pidiendo a Dios que nos hable mediante Su Palabra ya que en la mayoría de los casos un texto salido al azar nos dirá muy poco o nada que pueda considerarse una respuesta fiable.

Tampoco debemos esperar una respuesta sobrenatural del Señor cuando le pedimos que nos revele su voluntad, sino que es más lógico y más bíblico, ejercitar el discernimiento nos ha dado para hallarla a la luz de Su Palabra, y aunque la hallemos a nuestro entender claramente escrito en la Biblia, siempre debemos tomar nuestras conclusiones con reservas, sin decir o pensar como algo absoluto:

Éste es el plan de Dios para mi vida, pues siempre quedará la sombra de la duda; lo que sí puedo decir es: Creo que, a través de mis oraciones, Dios me guía a tomar tal o cual decisión, pero de una cosa podemos estar seguros, que “por Jehová son ordenados los pasos del hombre, Y él aprueba su camino. Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, Porque Jehová sostiene su manoSalmos 37:23-24.

© Luis Coria. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas Escritas

Acerca Luis Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos; llegué a los pies de Cristo en el año 1996.

Revise también

Predicas Cristianas.. El Dios que cuenta tus cabellos

El Dios que cuenta tus cabellos

Predicas Cristianas.. Uno de los pasajes donde vemos a Jesús fungiendo como el gran Consolador antes que llegara el Espíritu Santo. La vida está llena de muchos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *