Ocúpate

Predicas Cristianas

Generalmente, la gente no tiene interés por lo eterno, pues están demasiado ocupados con las cosas de este mundo. Es por eso que muchos mueren sin pensar en donde pasarán la eternidad.

También están los que piensan que en el último momento se pondrán a cuentas con Dios, y tendrán la salvación de sus almas. Y están aquellos que conocieron a Dios y tienen a Cristo en su corazón, pero no valoran esa salvación.

Y el gran problema pasa porque en realidad no saben qué es la salvación. Incluso muchos asistentes a las iglesias no saben específicamente de qué se trata, y es por eso que les da lo mismo asistir que no asistir. Les da lo mismo, cumplir con los mandamientos que no hacerlo, o cambiar su vida o no hacerlo.

Anuncios

Leamos la palabra de Dios

Filipenses 2:12-16Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado”.

Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor

Lo que Pablo quiere decir con la frase, “ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor” es que, los que ya hemos obtenido esa salvación por la gracia de Dios, debemos tener muy claro que debemos ser humildes, sabiendo nuestras debilidades, incapacidades, inhabilidades, y nuestras acciones pueden comprometerla, pues sabemos que los tiempos son malos, sobre todo, para los cristianos que no cuidan su salvación.

Pero además, debemos saber, y tener claro, que nuestra salvación no fue basada en nuestros méritos, ni en que fuimos mejores que otros. Sino que solamente fue a causa de la gracia y misericordia de Dios. Pues cuando tenemos claro esto, tendremos verdadero temor a Dios, pues sabemos que Él decidió salvar a criaturas que no merecían ser salvas, y ese es el temor y temblor del que habla Pablo.

En Efesios 2:1 la biblia nos dice que nosotros estábamos condenados a muerte por nuestros delitos y pecados, pero Dios envió a su Hijo para condenar el pecado en la carne, “porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carneRomanos 8:3.

Anuncios

Jesucristo vino y a todos los que le recibieron, Dios les dio la potestad de ser hechos hijos de Dios. Y allí lograron la salvación, siendo este el principio básico del evangelio de la salvación, y es lo que hacemos cuando recibimos a Jesucristo como nuestro suficiente Señor y Salvador en la oración de fe.

a lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de DiosJuan 1: 11-12

Pero no es solamente recibir a Jesucristo en el corazón, sino que se tiene que creer en ese acto, ya que “si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvaciónRomanos 10:9-10

Pero esto no es todo, porque esa salvación necesita ser alimentada, como el amor a Dios, la salvación es como una llama que necesitamos mantenerla encendida, “por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos2 Timoteo 1:6.

Pablo sabía que detrás de nuestra obediencia y el servicio a Dios está el poder de Dios, “no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, más el espíritu vivifica2 Corintios 3:5-6, “para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en míColosenses 1:29.

Anuncios

Sabemos que la plancha no sirve de nada si no está enchufada, así, “el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer Juan 15:5

Es decir que nos ocupamos de la salvación cuando permanecemos en contacto con Dios a través del Espíritu Santo, y esto no es algo que ocurre de vez en cuando, sino que ocurre todos los días, a cada momento, en la vida del creyente.

Acerca Ricardo Hernandez

Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

Revise también

Predicas Cristianas.. El Dios que cuenta tus cabellos

El Dios que cuenta tus cabellos

Predicas Cristianas.. Uno de los pasajes donde vemos a Jesús fungiendo como el gran Consolador antes que llegara el Espíritu Santo. La vida está llena de muchos...

2 comentarios

  1. Dios Le Bendiga, es la verdad y valientemente dicha, Dios despierte en Nosotros ese Bendito celo por El y Lo que nos Da , La Salvacion tan grande.

  2. Leon Jose Chavez

    Shalom, Él Señor le continue bendiciendo amado hermano en su ministerio y vida personal. Muy buena palabra de alimento para serguir ocupandonos en nuestra salvación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *