Inicio / Predicas Cristianas / ¡Cuidado, Satanás anda suelo!

¡Cuidado, Satanás anda suelo!

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Mi vecina del conjunto de apartamentos, que generalmente no me saluda porque considera que soy un fanático religioso con una Biblia en la mano, cierto día me abordó aterrorizada por las noticias de la televisión sobre jóvenes que protagonizan crímenes en las escuelas.

“Esto es sorprendente; yo no se siquiera qué pensar. Esas son cosas del diablo”, me dijo, mostrando en sus palabras lo que siempre he creído de ella: que es buena persona y se distancia de los cristianos porque los considera un peligro para sus propias creencias de tradición.

El panorama es cada vez más complejo. Basta echar una mirada a los diarios para descubrir notas sorprendentes, como la del progresivo incremento de prácticas caníbales. Una de las más recientes, la de Rudy Eugene—de 31 años—quien tras consumir una droga alucinógena nueva en el mercado, literalmente se comió el rosto de un indigente en una transitada carretera de Miami.

Anuncios

Ronald Poppo, de 65 años, fue sorprendido por el joven drogado quien le atacó sin mayor explicación. Su estado de salud quedó muy resquebrajado y quedará desfigurado para siempre.

Canibalismo. Una práctica demoníaca que ha estado presente a lo largo de la historia. Crímenes con una sevicia sin límites.

Cuando se le abren puertas al mundo de las tinieblas, Satanás toma control de la persona y le lleva a cometer hechos inverosímiles. ¿Recuerda al joven Luka Rocco Magnota? Por mucho tiempo este hombre de 29 años estuvo inmerso en la realización de vídeos pornográficos. Recuerde que hay abundante documentación sobre la estrecha relación existente entre la pornografía y el satanismo, y de qué manera quienes actúan o posan para publicaciones, vídeos o imágenes pervertidas, actúan movidos bajo influencia demoníaca.

Si tuvo oportunidad de leer los diarios o quizá ver algún programa de televisión de comienzos del 2012 recordará que Luka asesinó en el Canadá a un estudiante de 33 años, Jun Lin, con quien compartía una relación homosexual. Grabó el crimen así como las escenas siguientes, cuando descuartizó el cadáver. Acto seguido envió os restos, cuidadosamente embalados en bolsas plásticas, a personalidades relevantes.

Anuncios

Luka Rocco Magnota, fue capturado en un café internet del barrio Neukoelln, de Berlín. “No sé qué me pasó; yo mismo no lo explico”, repetía una y otra vez a los oficiales de la policía que lo arrestaron.

Sin duda, algo está ocurriendo. El crecimiento desmesurado de la violencia—que llega a límites inverosímiles de irracionalidad humana—y de la perversión, ponen en evidencia de Satanás anda suelto… Y es necesario mantenernos alerta.

Alerta, ¡Algo está ocurriendo!

En el 2006 el predicador internacional, David Wilkerson, alertó sobre el desenfreno que gobierna el mundo. Con base en estadísticas de la Alianza Nacional para los Enfermos Mentales, advertía que cada año 37,000 estadounidenses mueren por su propia mano, uno cada 16 minutos. El suicidio es la décima causa principal de muerte en los Estados Unidos y el tercer asesino más frecuente de jóvenes. Solo en 2004, el 16% de los suicidios se dio entre la gente con 65 años o más. De casi 16,000 muertes violentas en 16 estados, 56% fueron suicidios.

Fue el propio Wilkerson quien dijo: “Cuando las cosas no son lo que solían ser y los tiempos difíciles nos rodean, es normal que comencemos a cuestionarnos a nosotros mismos y nuestra motivación. Pero es entonces que necesitamos vernos como realmente somos…. Los tiempos difíciles que enfrentamos en el mundo ahora mismo requieren un acercamiento más espiritual en nuestra vida diaria con Dios. Necesitamos más que nunca examinarnos y pedir a Dios que podamos hallar esa paz interior.”

Anuncios

Frente a momentos tan críticos como los que estamos viviendo, toma más fuerza hoy que nunca la Escritura: “Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda trasgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?….” (Hebreos 2:1-3).

No podemos desprendernos, bajo ninguna circunstancia, de la mano del Señor Jesús porque los ataques, la oposición, las críticas y las burlas se multiplican contra quienes profesamos la fe, pero es necesario que redoblemos el trabajo y sigamos adelante.

Es necesario permanecer alerta porque los tiempos son malos y Satanás anda suelto, y desesperado, procurando si fuera posible, nuestra caída espiritual. El apóstol Pablo, consciente de lo que se vivía en la época y la situación difícil por la que atravesamos hoy, escribió: «Mirad, pues, con diligencia como andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.” (Efesios 5:15-16). Ante el letargo en el que se encontraban sumidos infinidad de personas, Pablo también exhortó: «…que es ya hora de levantarse del sueño; porque ahora esta mas cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos…” (Romanos 13:11).

Recuérdelo: frente a los tiempos difíciles que estamos experimentando, es necesario que nos mantengamos sobre aviso, y demos la batalla siempre prendidos de la mano del Señor Jesucristo.

Un espíritu de inmoralidad que domina el mundo

A través de la radio, las publicaciones, la televisión y la Internet—entre otros medios—se difunden hoy programas e imágenes que pervierten los pensamientos y llevan a las personas a actuar de manera desenfrenada. ¿La razón? Millares de personas en todo el mundo no ha puesto un filtro a la información que anidan en su mente, tal como advirtió el apóstol Pablo (Cf. Filipenses 4:8)

Si no nos mantenemos fieles al Señor, es probable que nos dejemos arrastrar por ese espíritu de inmoralidad que procura tomar el dominio del mundo entero, situación sobre la que advirtió claramente el apóstol Pablo, al referirse a que Israel había hecho lo mismo: “…Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar…Así que, el que piensa que está firme, mire que no caiga.” (1 Corintios 10:7, 12).

Probablemente usted considere que está a salvo porque asiste a la iglesia o quizá, porque lee la Biblia o pasa unos pocos minutos en oración. Pero cuidad, recuerde la advertencia del apóstol Pedro: “Así que vosotros, o amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que, arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza.” (2 Pedro 3:17).

Tenga presente que si infinidad de hombres y mujeres que sirven a Dios, han caíd en adulterio o en ataduras de inmoralidad, es porque se desprendieron de la mano del Señor Jesús. Y Satanás tomó sus pensamientos y los llevó a una espiral sin fondo, hasta sacarlos de la propia iglesia.

“No se por qué lo hice…”

Desesperado tras comprobar lo que había hecho, un hombre de 32 años que fue detenido en Berlín después de asesinar su esposa a golpes y descuartizarla, ante la mirada horrorizada de sus seis hijos—con edades entre los 13 y un años de edad–, sólo atinó a decir: “No se por qué lo hice…”

Recientemente un hombre de 21 años, a quien las autoridades identificaron como Alexander Kinyua, residente en Maryland (Estados Unidos) asesinó y descuartizó a su compañero de apartamento, Kujoe Bonsafo Agyei-Kodie.

Tras cegarle la vida, extrajo su corazón y varias partes del cerebro, y las consumió, en un acto que está muy asociado con prácticas de sacrificios demoníacos.

Kinyua, oriundo de Kenia y estudiante de ingeniería eléctrica, ocultó la cabeza y manos de su víctima en el sótano de la casa, en un suburbio de Baltimore. Cuando se produjo su captura sólo atinó a decir: “No se por qué lo hice…”

Son las mismas demoledoras seis palabras que pronunció un líder de alabanza que cayó en adulterio, y la misma frase de una joven madre de familia que decidió abandonar a su esposo y a su hijo.

¿Qué ocurrió? Que se desprendieron de la mano de Dios, Satanás tomó ventaja de sus pensamientos y los llevó a conductas inexplicables. ¡Jamás nos podemos desprender de la mano de Jesucristo!

El pastor David Wilkerson, escribió: “Cuándo le pedí al Espíritu Santo que me mostrara cómo evitar el descuido, me dirigió a considerar el alejamiento de Pedro y su renovación eventual. Este hombre negó a Cristo, maldiciendo aún… ¿Qué llevó a Pedro a ese punto? Era orgullo, el resultado de jactancia. Había pensado que no podría fallar, pero nadie falló más a Dios peor que yo. Pedro fue perdonado, fue curado de su alejamiento, recibió el suspiro del Espíritu. Sin embargo, él todavía era un hombre deshilachado internamente.”(Artículo difundido en varios portales cristianos en el 2006).

No podemos, bajo ninguna circunstancia, bajar la guardia. Nuestro adversario espiritual está activo, generando ataques, y no podemos permitirle que gane ventaja. Ni siquiera pensar, alguna vez, desprendernos de la mano del Señor Jesús.

¿Ya tiene a Cristo morando en su corazón? ¿El reina en su vida? Si no es así, ábrale hoy las puertas de su existencia al amado Señor y Salvador. Puedo asegurarle que su vida jamás será la misma. Emprenderá, con Su divina ayuda, el crecimiento personal y espiritual.

Acerca Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es periodista, profesión que ha ejercido por más de treinta años en radio y prensa de su país. Cursó su formación eclesial en el Seminario Bíblico Alianza de Colombia, en donde recibió la Licenciatura en Teología. Ha realizado otros estudios, a nivel superior, relacionados con la Comunicación Social y Ciencias Religiosas. Junto con su esposa, Lucero, son fundadores de la Iglesia Misión Edificando Familias Sólidas (Colombia).

También Revise

Central de Sermones - ¿Riquezas o pobreza?

La pobreza que nos hace ricos

Otro mensaje sobre la serie: Los Pecados de los Santos... basado en el valor d la generosidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *