Inicio / Predicas Cristianas / Nacidos para ser discipulos

Nacidos para ser discipulos

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas – Texto Biblico: 2 Timoteo 2:1-7 [vers. 2 (énfasis)]

INTRODUCCIÓN:

No sé quién escribió la diferencia entre ser un miembro de la iglesia y un discípulo de Cristo, pero me pareció interesante y aquí se los dejo. “El miembro suele esperar panes y peces; el discípulo es un pescador. El miembro lucha por crecer, el discípulo lucha por reproducirse. El miembro se gana; el discípulo se hace. El miembro quiere que le sirvan; el discípulo se atreve a servir.

El miembro le gusta ser halagado; el discípulo halaga con su servicio y su sacrificio. El miembro entrega parte de sus ganancias; el discípulo entrega su vida. El miembro puede caer en rutina; el discípulo está en constante actividad. El miembro espera que se le asigne tarea; el discípulo es solícito en tomar responsabilidad.

Anuncios

El miembro murmura y reclama; el discípulo se niega a si mismo y obedece. El miembro es condicionado por las circunstancias; el discípulo aprovecha las circunstancias para ejercitar su fe. El miembro reclama que le visiten; el discípulo visita. El miembro vale para sumar; el discípulo vale para multiplicar. Los miembros son trastornados por el mundo; los discípulos trastornan el mundo. Los miembros suelen ser fuertes como soldados en trincheras; los discípulos son soldados invasores. El miembro hace hábitos; el discípulo rompe moldes.

El miembro sueña con la iglesia ideal; el discípulo logra la iglesia real. El miembro predica el evangelio;  el discípulo hace más discípulos. El miembro espera un avivamiento; el discípulo es parte del avivamiento.

Al miembro se le promete una almohada; al discípulo se le ofrece una cruz. El miembro dice “ojalá”; el discípulo dice “heme aquí”.  El miembro es valioso; el discípulo es indispensable”.¿Somos miembros o discípulos? En el presente texto Pablo nos da las razones más poderosas para entender que soy llamado a ser discípulo. Veamos.

I. UN DISCÍPULO NACE POR MEDIO DEL ESFUERZO

Anuncios

a. “… esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús”. No le dice en tus fuerzas.

No hay conquistas sin esfuerzo. Dios pudo haber entregado a los israelitas la tierra prometida después de sus cuarenta años de peregrinaje en el desierto.

¿A caso no merecían esto después de semejante tiempo de pruebas? Sin embargo, unido a la seguridad de la entrega de la tierra, a Josué se le dice en varias ocasiones que se esfuerce: “Esfuérzate y sé valiente” (Josué 1:6). Pero no solo que se esfuerce, sino que sea “muy valiente” (vers. 7). Y le vuelve a decir no solo que esforzara, sino le dio la orden: “Mira que te mando…” (vers. 9)

Recordemos que Josué fue discípulo de Moisés. La vida de aquel discípulo estuvo rubricada por la consistencia. No puede formarse discípulos sin que exista esta actitud del espíritu. Contamos de parte de Dios con todos los recursos, pero el esfuerzo es la parte humana para lograr los éxitos. El multimillonario John Morgan, de los siglos anteriores, lo expresó así: “Lograr el éxito, no por herencia, sino por el esfuerzo personal, es el más grande regocijo de la vida”.

(Diccionario de Virtudes y Pecados, pág. 34). El discipulado de Cristo tiene que pagar el precio del esfuerzo. Esto es el antídoto contra la “pereza espiritual”.

b. El esfuerzo es en la gracia de Cristo

Muchos de los esfuerzos humanos para lograr ciertos objetivos se basan en las capacidades intelectuales y en habilidades naturales. Por lo general hay esfuerzos extremos. Otros se basan en la amplia tecnología disponible. Pero en el campo espiritual, el esfuerzo que se aplica para hacer la obra del Señor está respaldado por la gracia del Señor.

Anuncios

Muchos de nosotros estaríamos de acuerdo en señalar que el gran enemigo del esfuerzo es la falta de constancia. Tenemos una cantidad de programas inconclusos. Metas que nos propusimos al comienzo del año, pero sin lograrlas.

En el campo del discipulado a lo mejor ponemos a prueba lo mejor que sale al mercado, pero no vemos los resultados. A Timoteo se le pidió que se esforzara frente a las enormes responsabilidades que tenía por delante, pero con la bendición que tal esfuerzo lo haría fusionado dentro de lo que ofrece la gracia de Cristo.

No lo haría solo. Y aquí es bueno recordar que, aunque la gracia nos presenta una salvación gratuita, el discipulado, como lo dijo el Dr. Billy Graham, “lo costará todo”. No puede haber discipulado sin esfuerzo alguno. Y nuestro esfuerzo está respaldado por gracia de Cristo para completar la Gran Comisión en nuestra generación.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

Revise también

Predicas Cristianas... Con compromiso

Con compromiso

Predicas Cristianas... Para crecer y desarrollarnos en la vida cristiana, y como congregación, necesitamos ser personas comprometidas y con la fe puesta en..

Un comentario

  1. Buenas tardes como debo de hacer en ese sentido que es lo que hanelo saber p f me gustaría saber más de todo ésto que Está pasando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *