Inicio / Predicas Cristianas / Con compromiso

Con compromiso

Predicas Cristianas

Muchas veces como pastores nos cuestionamos las razones por las cuales el pueblo no recibe las bendiciones y a consecuencia la iglesia tampoco crece como quisiéramos.

Ponemos todo nuestro esfuerzo en enseñar, en apoyar el desarrollo de los dones, talentos y ministerios, pero no vemos un avance generalizado en este sentido.

Cuesta pensar en todas las palabras que el Señor ha entregado a los distintos hermanos y no ver en ellos un esfuerzo para que éstas se concreten en sus vidas para concretar el propósito de Dios en ellos, por eso, hoy trataremos de que el Señor nos ayude a ayudar a nuestros hermanos en su crecimiento, quizás confrontándoles con su propia realidad, o a través de las experiencias de los hombres de la Biblia.

Anuncios

Leamos la palabra de Dios

Deuteronomio 20:1-8Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos, si vieres caballos y carros, y un pueblo más grande que tú, no tengas temor de ellos, porque Jehová tu Dios está contigo, el cual te sacó de tierra de Egipto. Y cuando os acerquéis para combatir, se pondrá en pie el sacerdote y hablará al pueblo, y les dirá: Oye, Israel, vosotros os juntáis hoy en batalla contra vuestros enemigos; no desmaye vuestro corazón, no temáis, ni os azoréis, ni tampoco os desalentéis delante de ellos; porque Jehová vuestro Dios va con vosotros, para pelear por vosotros contra vuestros enemigos, para salvaros. Y los oficiales hablarán al pueblo, diciendo: ¿Quién ha edificado casa nueva, y no la ha estrenado? Vaya, y vuélvase a su casa, no sea que muera en la batalla, y algún otro la estrene. ¿Y quién ha plantado viña, y no ha disfrutado de ella? Vaya, y vuélvase a su casa, no sea que muera en la batalla, y algún otro la disfrute. ¿Y quién se ha desposado con mujer, y no la ha tomado? Vaya, y vuélvase a su casa, no sea que muera en la batalla, y algún otro la tome. Y volverán los oficiales a hablar al pueblo, y dirán: ¿Quién es hombre medroso y pusilánime? Vaya, y vuélvase a su casa, y no apoque el corazón de sus hermanos, como el corazón suyo”.

La realidad es que para crecer y desarrollarnos en la vida cristiana, y como congregación, necesitamos ser personas comprometidas y con la fe puesta en el Señor, y lo mismo debemos esperar de cada miembro de la congregación ya que ésta debe estar comprometida con lo que cada uno está haciendo para la obra de Dios.

Cuando esto ocurre, no solo sirve para ser productivo en la obra y el crecimiento de la congregación en función de la predicación del evangelio que los miembros hacen, sino que además nos sirve a cada uno para ser honestos con lo que estamos haciendo.

Sin darnos cuenta podemos estar moviéndonos en la religiosidad aunque neguemos que esté ocurriendo, todos conocemos los mandamientos, pero no todos vivimos los mandamientos, por esto es fundamental hacer un análisis cuidadoso de cómo andar, y si descubrimos que hemos caído en cuestionar a los demás sin mirarnos a nosotros mismos, eso es religiosidad, y Cristo no necesita religiosos sino creyentes comprometidos de verdad, que vivan la Palabra y a través de esa vivencia impacten el entorno, “Jesús, mirándolos, dijo:

Anuncios

Para los hombres es imposible, más para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios. Entonces Pedro comenzó a decirle: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido. Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna. Pero muchos primeros serán postreros, y los postreros, primerosMarcos 10:27-31.

Es necesario que los cristianos pasen de la religiosidad al compromiso real con Dios sin importar de quién se trate, o las palabras o promesas que haya recibido de parte de Dios:

por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos, no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones, para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerzaEfesios 1:15-19

Sintiendo de esta manera la necesidad de ser fieles a Dios cumpliendo los mandamientos viviendo en la fe, pues no es suficiente conocer los mandamientos de Dios, sino que es necesario vivir los mandamientos de Dios ya que ahí sembramos para el presente pero también para la eternidad.

Hemos cruzado el Jordán para recibir las bendiciones que el Señor nos tiene preparadas y nos ha prometido:

Anuncios

ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová. Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a JehováJosué 24:14-15.

Josué comenzó siendo un joven e invirtió su vida en el Señor, en lo personal, desde 1977 entregué mi vida a Cristo y desde ese momento me comprometí con el Señor a servirle y hacer algo para Él, pero hay muchos que dicen ser cristianos aunque prefieren no comprometerse.

Acerca Ricardo Hernandez

Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

También Revise

Bosquejos Biblicos - El hombre necesita de Dios

Un viaje con Dios

Predicas Cristianas - Hoy estaremos tomando un viaje con Dios, vamos a ver los lugares que caminaron, Elías y Eliseo. Para sacar de allí algo que nos pueda ser de bendición.

Un comentario

  1. hoy en dia eso esta pasando en nuestras vida estamos viviendo como religiosos
    este es el tiempo de levantar de servir a Dios con boluntad y con compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *