Liberado De La Cárcel

Hechos 12:6-11

Sin lugar a dudas, Dios tiene muchos métodos para liberar al ser humano de su prisión, pues, aunque el hombre no quiera aceptarlo, por encontrarse «libre», según él, LAS ESCRITURAS demuestran lo contrario, pues siempre está preso en sus delitos y pecados. Esta es la regla de la vida, y aún los creyentes en Cristo no están exentos de ello, pues, aunque estén consagrados a Dios, que trabajen con ahínco en la obra del Señor, muchos se encuentran presos en sus propios propósitos.

Es el caso del Apóstol Pedro, veamos: Pedro estaba preso, y se encontraba DURMIENDO entre los agentes del orden (llámese soldados romanos) y fue necesaria la LUZ DE DIOS para que Pedro se «despertara.

Es indudable que en esta vida, muchos creyentes, que aunque son usados grandemente por EL SEÑOR para por su intermedio hacer milagros sorprendentes de toda índole, de pronto, se encuentran «dormidos sobre los laureles» y entre «los agentes enemigos» que lo rodean, Pedro había sido encarcelado por orden del Rey Herodes Agripa El Grande quién lo tenía aprisionado con cadenas y rodeado por cuatro grupos de soldados, en cada uno de ellos estaban cuatro soldados, es decir eran 16 los custodios de Pedro.

Al parecer, Pedro, o no tenía temor de estar preso, o se había «acomodado a las circunstancias» que lo rodeaban, lo mismo sucede con los siervos actuales, no todos por supuesto pero si hay algunos que se acomodan a las circunstancias y se quedan dormidos sin importarles que las almas se pierdan, para Pedro fue necesario que se le apareciera una luz brillante y resplandeciente que lo despertara a la realidad de los acontecimientos, al parecer Pedro había olvidado las palabras del Maestro cuando les dijo: VOSOTROS SOIS LA LUZ DEL MUNDO, Mateo 5:14 y fue necesario un pequeño toque de luz para hacerlo despertar de su sueño.

Aún adormitado, casi cegado por aquella luz resplandeciente, Pedro siente la presencia de un personaje que no era precisamente la de uno de los soldados, pues se trataba de un ángel de Dios, quien llegando, tocó a Pedro en el costado, no fue en la cabeza ni en un brazo, fue en el costado, es decir que cuando Dios quiso despertar a Pedro para hacerle ver que se había «acomodado a las circunstancias» utilizó su costado para herir su falta de concentración en la labor encomendada, pues aunque estaba preso, él debía estar ORANDO Y NO DURMIENDO, entonces el ángel le dijo: «LEVÁNTATE PRONTO», la orden es apremiante, NO ES PARA MAÑANA, NI PARA DESPUÉS, ES PARA EL MOMENTO ES DECIR HOY, YA MISMO, recordemos que en el mundo hay un dicho: «NO DEJES PARA MAÑANA LO QUE PUEDES HACER HOY» Dios quiere que tanto Pedro como el siervo actual se despierten y dejen de «SOÑAR CON PAJARITOS DE ORO», pues para Dios es SÍ Y AMÉN.

Es así que, luego que Pedro se despertó de su «agradable sueño» Efesios 5:14, de pronto siente que las cadenas que lo tenían atado se le cayeron de las manos y de los pies, y así quedó libre de su «adaptación a las circunstancias», es que Dios quiere que sus siervos trabajen libres de todo impedimento para ejecutar su misión, y así poder librar a otros que se encuentran encadenados, no importa de qué tamaño sean las cadenas ni el peso que tengan, recordemos las palabras del Rey Salomón en CANTAR DE LOS CANTARES 2:15 «CAZADNOS LAS ZORRAS, LAS ZORRAS PEQUEÑAS, QUE ECHAN A PERDER LAS VIÑAS ……. Esto indica que por muy pequeñas que sean las cadenas, estas son las más peligrosas, así que debemos estar libres de toda clase de cadenas, esto incluye pecados no confesados.

En la agenda de Dios o en su diccionario, no se encuentra la palabra DORMIR, nuestro Señor Jesucristo dijo: «MI PADRE HASTA AHORA TRABAJA, Y YO TRABAJO Juan 5:17, es conocido que para dormir con comodidad, es necesario quitarse los zapatos, en este caso las sandalias, y también algunas prenda de vestir, por eso el ángel le dice a Pedro: «CÍÑETE Y ÁTATE LAS SANDALIAS, es decir vístete y ponte los zapatos, esa fue la orden para Pedro y lo es también para los siervos actuales el Apóstol Pablo nos recuerda cómo debemos vestirnos, Efesios 6:13 al 18, pues dormidos y desnudos no podremos ir a la batalla, pero despiertos y armados con toda la armadura de Dios, no perderemos esa batalla.

Entre los niños y aún entre algunos jóvenes se practica un juego llamado «SIGUIENDO AL LÍDER», por sorteo uno de los jugadores asume el lugar de líder, y los demás hacen todo lo que hace el líder, bueno, eso mismo fue lo que tuvo que hacer Pedro cuando el ángel le dijo: «CÚBRETE CON TU MANTO Y SÍGUEME», en las Escrituras hay muchos personajes que tuvieron que despojarse de su manto o capa, pues era símbolo de impureza, pero en este caso, el manto o capa significa COBERTURA Y PROTECCIÓN. Tal es así que si un siervo de Dios se cubre con el manto de Dios, también se reviste de poder Mateo 14:36 que lo impulsa al servicio de Dios Juan 13:4, y por ende lo predispone para recibir una buena recompensa de parte de Dios, Rut 2:12, así que, por donde quiera que se lo mire es reconfortante saber que estar cubierto con el manto de Dios, lo provee de grandes beneficios espirituales y también materiales.

Hasta aquí, todo marcaba «viento en popa» para Pedro, 1° Se había despertado, 2° Se había despojado de su adaptación a las circunstancias, 3° Se habían caído sus cadenas, 4° Estaba vestido y calzado, 5° tenia puesto el manto, 6° Estaba siguiendo al líder, todo esto muy bueno ¿verdad?, ¡pero aun estaba dentro de la cárcel! Pero para Pedro esto le parecía una visión, y tardó mucho en darse cuenta de la realidad, incluso cuando pasaron entre los soldados, ni cuando ante sus propios ojos la puerta de hierro , que estaba bien asegurada con toda la seguridad del caso, se abría de par en par dándole la oportunidad de salir en libertad, cosa que hicieron, es que cuando se está despierto y equipado con toda la armadura de Dios, no hay puerta que pueda cerrar el paso a quién quiere servir al Señor.

Es así que una vez fuera de la cárcel, no hay que quedarse «impávido», hay que cruzar al otro lado de la calle, y aunque el ángel ya no está visible, no importa, pues EL ÁNGEL DE JEHOVÁ ACAMPA AL REDEDOR DE LOS QUE LE TEMEN, Y LOS DEFIENDE.

Conclusión

A la vida de todo siervo de Dios, llegaran momentos en los cuales se va a sentir preso, o encadenado a las circunstancias, algunos pensaran en detenerse o tornar atrás, es el momento de hacer un auto-análisis de su propia vida, tal vez este pasando por alguna crisis financiera, o de otra índole, mucho cuidado siervo de dios, pues eso puede usarlo el enemigo para hacer que usted siga encadenado, durmiendo y preso, recuerde que dios dice. «No temas porque yo estoy contigo, siempre te ayudare, siempre te sustentare con la diestra de mi justicia» Isaías 41:10 amén.

Acerca PASTOR Walter Moreno Chacón

También Revise

Predicas Cristianas.. Mirando el buen orden

Mujer y madre ejemplar

Predicas Cristianas.. Los cristianos evangélicos hemos sido criticados, cuestionados, o acusados de que no queremos o no respetamos a María, lo cual es falso..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.