Inicio / Predicas Cristianas / ¿Problemas?

¿Problemas?

Lucas 1:37

En todas las esferas sociales, ya sea en la clase alta, media o baja, ya sea en el gran palacio como en la humilde choza, el problema, es un huésped no deseado, pero aún así, no puede faltar, y a decir verdad nunca falta a su “cita” con la humanidad, lo ha hecho desde el mismo momento de la creación, y aún antes de aquello, pues fue al mismo Dios que se le presentó el primer problema, ¿cómo, que a Dios se le presentó un problema?

Sí, así es, pues uno de los seres creados, el de mayor confianza, se reveló contra él y quiso ocupar su lugar, Isaías 14:13-14, pero Dios se enfrentó al problema y con su autoridad pudo solucionar ese problema, echando fuera a aquél primer rebelde Luz Bel, quitándole el deseo de ser igual o mejor que él, demostrando que Dios es la solución a todo problema.

Anuncios

Así mismo en este mundo, en el taller de trabajo, en el colegio, en el deporte, siempre habrá alguien que quiere ser mejor y más que los demás, y querrá ocupar el lugar del líder, o del capataz del trabajo, y ese es problema debo decir que el problema, causa la muerte espiritual, y con ella es que se enfrenta el ser humano, y este por lo general sale derrotado por el mismo, y pierde su liderazgo pues no sabe cómo hacerle frente, y si lo hace con la violencia, hasta el puesto de trabajo pierde, o lo expulsan del colegio, o lo suspenden del equipo, es que ellos no saben que solo Dios es la solución a todo problema.

Esto, también acontece en la iglesia del señor Jesús, pues hay algunos de los creyentes que han alcanzado cierto grado de conocimiento de las escrituras, y ya se creen eruditos en ellas, y piensan en su corazón “yo sé más que el pastor que tenemos, y puedo ser mejor que él” y al igual que Luz Bel, hace “contrataciones” con otros “hermanitos inconformes, para con el problema matar espiritualmente y sacar al pastor de la iglesia, pero el ministro, o ángel de Dios la iglesia, puede hacerle frente a ese problema y vencerlo pues está revestido con el poder de Dios , que es quien puede solucionar ese problema, Isaías 14:11 y 15– Ezequiel 28:16 al 19, pero, reitero que el siervo de Dios tiene que estar revestido del poder de Dios y ser decidido.

Un ejemplo de aquello es el rey Saúl y el joven David, esta historia la tenemos en 1a Samuel 17, aquí, al rey Saúl se le presentó un problema de muerte, en la persona de un gigante filisteo llamado Goliat de casi tres metros de estatura, verso 4, y Saúl, siendo un hombre alto de estatura, 1a Samuel 9:2, tuvo miedo, es que no estaba seguro de sí mismo ni puso su confianza en Dios para que diera la solución al problema,  en esa circunstancia, que al gigante Goliat es que se le presenta un gran problema en la persona de un jovencito llamado David, que al estar revestido con el poder de Dios, demostró que la solución a ese problema, no estaba en las armas, sino en la decisión de avanzar con la convicción de saber que si hay algún problema, no está en el hombre la solución, pues es Dios la solución para ese problema de muerte.

¿Cuál es tu problema?

Anuncios

¿Te dejaron abandonado tus padres, tu esposa (o)?

Salmos 27:10, es la solución.

¿Estás enfermo, tienes cáncer, sida, o estas paralitico?

Isaías 53:5, soluciona ese problema.

¿Éstas sin trabajo y no tienes para el sustento de tu familia?

Anuncios

Filipenses 4:19 te da solución a ese problema.

¿Los médicos te han desahuciado y estas a punto de morir?

Juan 11:25 es la solución.

Como puedes ver, Dios es la solución a ese problema de muerte.

Acepta hoy mismo a Jesús como Señor y salvador de tu alma y tendrás el arma más efectiva contra los problemas diarios. Amén.

Acerca PASTOR Walter Moreno Chacón

Revise también

Predicas Cristianas.. Un corazón transformado por Dios

Un corazón transformado por Dios

Predicas Cristianas Escritas.. Hoy se festeja el día del padre, por lo tanto hoy en este mensaje estaremos hablando del hombre, siervo y sacerdote de Dios..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *