Inicio / Predicas Cristianas / Entra tú y toda tu Casa en el Arca

Entra tú y toda tu Casa en el Arca

Predicaciones Cristianas | Estudios Biblicos

(La invitación para un compromiso)

(Génesis. 7:1-16)

Anuncios

INTRODUCCIÓN:

La Biblia es un libro de invitaciones. Desde del comienzo del libro de Génesis hasta los últimos versículos del Apocalipsis, Dios está involucrado en el negocio de invitar a la gente para que sean salvos y para suplir las cosas que le faltan en su vida. Es simplemente incomprensible el hecho que nuestro Señor de la Gloria se interese tanto por invitar a gente como tú y como yo para venir a él. Valdrá, pues, la pena examinar el contenido de sus grandes invitaciones para ver la infinita gracia de Dios, así como su empeño en salvarnos y sostenernos. Esto será una excelente manera de comenzar este año del 2014. Les animo a que nos dispongamos a escuchar la invitación del cielo para vivir mejor en la tierra. Comenzamos hoy con la primera invitación del evangelio en la Biblia.

La palabra “venir” se usa por lo menos unas 1972 veces en la Biblia. En Génesis 7:1 encontramos por primera con un mandamiento y como una invitación. La invitación se la hace Dios a Noé y a su familia para que entren en el arca de manera que puedan ser salvados del diluvio que está a punto de ser enviado a la tierra. Esta es una invitación que tiene un particular interés en la actualidad. El asunto es que aunque fue dada tantos miles de años atrás, Dios sigue invitando a la gente a entrar en el “Arca de la salvación”. Como esta invitación sigue vigente, necesitamos seguirla presentando porque el hombre sigue perdido. Pero usted tendrá que dar el paso de fe para aceptarla, para que ella sea efectiva en su vida.

Antes que Noé y su familia pudieran salvarse tenían que comprometerse a aceptar la invitación del Señor para entrar en el Arca. Si tú y yo vamos a ser salvados, entonces tenemos que comprometernos a aceptar esta invitación también. Me gustaría, pues, aprovechar estos versículos para hablarles al comienzo de este año de esta invitación para un serio compromiso. Si Dios te llama a entrar en el Arca, presta atención, y ven hoy a Él.

Anuncios

I. LO PRIMERO QUE VEMOS ES EL LUGAR HACIA DONDE DIOS ESTÁ INVITÁNDONOS

1. “Entra tú y toda tu casa en el arca…” v. 1.

El Arca debe haber sido un espectáculo inusual, asentada en la antigua Mesopotamia. Era un gran cajón de madera de unos 150 metros de largo, por 30 metros de ancho y unos 15 de alto. Suficiente espacio para retener una mayoría de las especies de animales representativas que se conocen hoy. Había sido construida por un predicador junto con sus tres hijos. Durante 120 años, Noé había trabajado en el arca y no se cesaba de predicar su mensaje acerca del arrepentimiento, pues vendría un gran diluvio sobre la tierra. Por seguro que en no pocas ocasiones Noé y su familia fueron tratados de locos. Y la verdad es que tendrían sus razones, porque después de todo, nunca había llovido en la tierra, mucho menos inundarse como lo proclamaba él. Seguramente Noé fue burlado, cuestionado y hasta ridiculizado por lo que estaba haciendo, pero el único medio de salvación era el arca, y él estaba invitando a todos a creerle a Dios y aceptar la invitación de entrar allí para salvase. Había que entrar en el arca porque ella sería con un santuario para cuando se desatara la ira divina con la que moría casi toda la especie humana y animal. Noé y su familia estuvieron allí salvados.

2. ¿Por qué esta invitación?

Porque las condiciones estuvieron dadas para ella, pues las mismas provocaron la ira de Dios y su firme determinación de “raer a todo ser viviente sobre la faz de la tierra”. De acuerdo a Génesis 6:1-4, hubo matrimonios mixtos que se cruzaron entre la línea piadosa de Set con el linaje impío de Caín. Esto fue el primer intento de pervertir el linaje de donde vendría después el Mesías prometido. Después en Génesis 6:5 Dios vio la maldad de los hombres y la calificó como irremediablemente corrupta. Los hijos nacidos de esa unión llevaban el estigma de aquella perversidad desde el momento de su nacimiento. En los versículos 11-12 nos encontramos la manera más descriptiva pues Dios miró al hombre y vio cómo este había arruinado la tierra. El hombre no sólo llegó a ser tan injusto, sino que habían abandonado totalmente a Dios. La tierra por lo tanto se llenó de violencia. Así que la decisión de destruir a toda la humanidad (6:6-7), estaba ya justificada. Pero fue en medio de esa perversidad que Dios encontró a un hombre y su familia temerosos de él. Fue por ese hombre justo que Dios encontró que la raza humana todavía está hasta hoy. No pasó lo mismo con Sodoma y Gomorra.

Anuncios

3. ¿Por qué el arca es un tipo de Cristo?

El arca de Noé fue el único lugar en el universo para la salvación de Noé y su familia. La forma cómo fue construida nos ofrece una asombrosa revelación de por qué Dios le dijo a Noé que la hiciera así, y por qué ella siendo un santuario de salvación, contiene la invitación más grande que Dios le hace al hombre pecador. Consideremos lo siguiente. Noé construyó un barco, pero fue hecho de manera cuadrada. La madera fue la de Gopher, un árbol de ciprés casi indestructible, duradero, que jamás se pudre. Esa madera es un símbolo que retrata la humanidad del Señor. Jesús tuvo que ser cortado para convertirse en un lugar de refugio. ¿Sería también la cruz de madera de Gopher? La palabra para cubrir (brea) es usada unas setenta veces en el Antiguo Testamento y su significado es “expiación”. ¿Cuál es la idea? La madera por sí sola no podía mantener el agua afuera, para esto era la función de cubrirla. La expiación de Cristo ha hecho posible que nuestros pecados sean cubiertos (Ro. 5:9). La misma forma del arca, como un ataúd, revela que Cristo murió por nuestros pecados. En el arca toda la familia estuvo segura. Cuando aceptamos la invitación de Cristo, estamos seguros.

II. LO SEGUNDO QUE VEMOS ES LA GRACIA DIVINA EN ESTA INVITACIÓN

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

Revise también

Sermones Cristianos - ¿Qué tienes en tu mano? Usalo

Tierra de prosperidad

Predicas Cristianas.. No vamos a hablar del evangelio de la prosperidad; no lo comparto de ninguna manera, pero sí debemos creer en la prosperidad del evangelio

4 comentarios

  1. buen tema,,,gracias

  2. ARTURO FUENTES SANCHEZ

    Pido al Todo Poderoso que este mensaje llegue al maximo de gente posible, asi como que haya más hombres trasmitiendo este tipo de verdades.

    SHALOM

  3. Muy bendecido y edificante sermón, la gracia de DIos este con usted y su ministerio

  4. Maria Yanina Cadierni

    Gracias Pastor, esta prédica fue la respuesta a la palabra que necesitaba para una familia. Que Dios lo bendiga grandemente! Maria Yanina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *