Inicio / Predicas Cristianas / Jesús purifica el Templo

Jesús purifica el Templo

Estudios Biblicos | Predicas Cristianas

Marcos 11:15-19

Estos versículos de la Palabra de Dios encierran una gran enseñanza de Dios para su pueblo. Podemos aprender sobre la purificación que en forma física necesitan algunos templos en el mundo, así como la purificación espiritual que cada uno de nosotros debemos tener en nuestro cuerpo, que es templo del Espíritu de Dios.

Anuncios

Es importante para entender esta enseñanza recordar que nuestro Dios es Santo y puro. Por tal motivo, se agrada de la limpieza. Veamos algunos versículos sobre esto.

Salmos 24:3-4 “¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón”

Salmos 51:7 “Purifícame con hisopo, y seré limpio; lávame, y seré más blanco que la nieve”

Salmos 51:10 “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”

Anuncios

Eclesiastés 9:8 “En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca te falte ungüento sobre tu cabeza”

Mateo 5:8 “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”

Lo primero que aprendemos de este relato es que los templos, es decir, los edificios dedicados a las actividades de Dios, tienen una gran importancia para nuestro Dios. Y es nuestro deber cuidarlos y respetarlos.

Jesús acudía continuamente al templo Lucas 21:38 “Y todo el pueblo venía a él por la mañana, para oírle en el templo” Lucas 19:47 “Y enseñaba cada día en el templo; pero los principales sacerdotes, los escribas y los principales del pueblo procuraban matarle”

Los primeros cristianos tenían por costumbre reunirse cada día en el templo. Hechos 2:46,47 “Y preservando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”

Anuncios

Pedro y Juan acudían al templo. Hechos 3:1 “Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración”

La Palabra de Dios nos enseña que cuando Jesús entró al templo y se percató de lo que estaba ocurriendo, se enojó, reprendió y echó fuera con autoridad a todos los que estaban vendiendo y comprando. Y además les recordó que su casa, es casa de oración y no un local de reunión para negocios, no es para vender o promocionar productos, no es para fiestas, no es para comer, no es para jugar. Él dice mi casa, será llamada CASA DE ORACIÓN NO CASA DE RECREACIÓN.

Esto claramente nos enseña que Dios nos pide cuidar y respetar la casa de Dios.

Debemos cuidar la limpieza de la casa de Dios, para que sea un lugar agradable. Debemos cuidar que la casa de Dios cumpla con el deseo de nuestro Señor Jesús, es decir, la casa de Dios debe ser un lugar de oración. Un lugar donde cualquier persona necesitada del auxilio de Dios pueda tener comunión con Él a través de la oración. El templo de Dios debe estar abierto para acoger a los hambrientos y sedientos de Dios.

El Salmo 84, es una excelente exhortación y nos da las razones por las cuales debemos venir a la iglesia.

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Predicas Cristianas... Defiende la Fe

Defiende la Fe

Predicas Cristianas... Debemos defender a Dios y a Su palabra con argumentos firmes ya que Dios ha provisto razones legítimas para creer en Él, y nos ha mandado...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *