Entendiendo la Sabiduría

Predicas Cristianas

¿Qué es crecer en sabiduría?

Leccionario: Proverbios 6:17-198:1-11.

Predicas Cristianas.. Texto Biblico: Proverbios 8:12-21

En el Sermón anterior de la serie de predicaciones del libro de Proverbios vimos una introducción a la sabiduría, lo primero que debíamos saber antes de conocerla en sí mismo. Vimos para quién es la sabiduría, cual es su propósito y cuál es su fundamento. Y lo vimos en base a Proverbios 1:1-7.

Anuncios

Sin embargo, en sí mismo no vimos directamente la sabiduría. Aún no la hemos definido en sí y no hemos visto en qué consiste.  Por esa razón, una vez que ya nos hemos introducido a la sabiduría se nos hace necesario definirla, y entenderla.

¿Qué es crecer en sabiduría? – Vayamos al texto de la predicación: Proverbios 8:12-21

En el contexto de este pasaje, que fue uno de los textos del leccionario, encontramos que Dios nos exhorta a la sabiduría. La sabiduría clama en las calles, nos llama a que la escuchemos. Y llama constantemente nuestra atención.

Sin embargo, nosotros no podemos atender correctamente la exhortación de Dios a la sabiduría, si antes no entendemos en qué consiste.  Uno de los principales problemas por la cual nosotros no atendemos correctamente la exhortación de Dios es porque no tenemos en claro qué es la sabiduría.

Anuncios

Por esa razón, se nos hace necesario entender la sabiduría para seguir la exhortación de Dios. El pasaje de la predicación nos ayuda a entender la sabiduría. Dos cosas debes entender para tomar correctamente la exhortación de Dios a la sabiduría:

  1. ¿Qué es la sabiduría?
  2. ¿Cuales son los límites de la sabiduría? 

1. ¿Qué es la sabiduría?

La primera cuestión que se nos plantea es cómo definir la sabiduría. Para poder entenderla bien necesitamos entender su definición.

A) Comencemos con las características del vs. 13, el cual nos dice:“Yo aborrezco el orgullo y la arrogancia, la mala conducta y el lenguaje perverso .” Esta palabra “aborrecer” significa odiar, repugnar, no agradar. Así que esto nos describe que es lo que no le agrada a la sabiduría y que es lo que si.

Dice que lo primero que no le agrada es “el orgullo y la arrogancia.” De forma positiva, estas palabras son usadas en Isaías 24: 14 para hablar de la majestad y grandeza de Dios, también son usadas para hablar de gloria. Sin embargo, cuando esta palabras son usadas de forma negativa hablan de aquella actitud humana que rechaza la majestad de Dios, que rechaza sus caminos  para exaltarse a si mismo y seguir sus propias sendas y sus propios intereses. Es aquella actitud que rechaza sujetarse a Yahvé como su Dios, y  dice “yo soy el dueño de mi vida y hago con ella lo que a mi me plazca, yo no tengo por qué someterme a ningún Dios.”

Anuncios

Es aquella actitud que tenemos los hombres por naturaleza de tomar el lugar de Dios y hacer simplemente lo que mejor nos parezca en nuestra vida. Una forma de entender mejor esta actitud es viendo Romanos 1 (18-31), en el cual se nos dice que los hombres cambiaron la gloria de Dios por la gloria de la creación, dándole a las criaturas la gloria que le pertenecía a Dios, y de esta manera siguieron sus propios caminos y sus propios deseos.

Pero esto quiere decir también que a la sabiduría le agrada lo que es contrario a este orgullo y arrogancia. A la sabiduría le agrada aquella actitud que se somete a Dios, aquella actitud humilde que reconoce que Yahvé es nuestro Dios, y todo en nuestra vida debe estar sujeto a Él. Esta actitud sabia que le agrada a la sabiduría es la que vemos en nuestro Señor Jesucristo cuando exclamó varias veces “no he venido a hacer mi Voluntad sino la del Padre que me envió,” es aquella actitud que tuvo nuestro Señor cuando se humilló hasta lo sumo al hacerse siervo y someterse a Dios.

Esto significa que cuando Dios nos llama a la sabiduría, nos exhorta a aborrecer este orgullo y arrogancia, y al mismo tiempo a amar la humildad de someternos a Yahvé cómo nuestro Dios. Significa que Dios te está exhortando a que hagas lo que muchas veces no haces, a que  le reconozcas  en todos tus caminos y te sometas a él cómo tu Rey y tu Señor, y que todo lo que hagas este subordinado a lo que a Dios le agrada. Hermano, es aquí donde Dios reprueba la sabiduría del mundo y les llama ¡NECIOS! Porque aunque los hombres creen que sus pensamientos son sabios aún cuando no se apegan a Dios, en realidad es necedad pura. Dios reprueba la sabiduría del mundo porque no se apega a él, y lo rechaza en todos sus caminos. Despojémonos entonces de está sabiduría mundana y sigamos la sabiduría sometiéndonos a Dios.

(“la mala conducta, y el lenguaje perverso” lo consideraremos en otro sermón)

Acerca AlfonsoAbreu

También Revise

Predicas Cristianas: La integridad puesta a prueba

La integridad puesta a prueba

Con Daniel entendemos que el valor más importante de una vida se mide por su integridad. Nos hará bien analizar a Daniel bajo esta perspectiva y cómo esa virtud

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.