Inicio / Predicas Cristianas / Tu y tu familia

Tu y tu familia

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas.. Texto Biblico: Salmos 115:11-14

Introducción

La Biblia nos enseña que cuando somos bendecidos no es solo para que nosotros nos sintamos bien, felices y confortables, sino para que además bendigamos a otros. Cuando Dios bendijo a Abraham en Génesis 12 le dijo: Te bendeciré y tú serás de bendición a otros”, estaba diciendo que nuestras bendiciones deben fluir a otros.

Y esto sucede porque cuando nosotros bendecimos a otros, Dios tendrá aun mayor cuidado de nuestras necesidades, por lo que podemos tener la más absoluta seguridad de que no hay nada que Dios no hará a favor de aquel que ayuda a otros, Dios garantiza esta bendición, resumiendo Lucas 18 dice: “Les garantizo esto. Quien da alguna cosa para el Reino de Dios ciertamente recibirá muchas veces más en esta vida y la Vida eterna en el mundo venidero”.

Anuncios

Así que cuando usted se preocupa por ayudar a otros, Dios toma la responsabilidad y control de sus problemas y eso es una bendición real, porque Él sabe manejar nuestras dificultades más de lo que nosotros podemos hacerlo, de manera que nuestras bendiciones que son compartidas con otros retornan a nosotros, y mientras más bendices a otros, mientras más ayudas a otros, más bendiciones de Dios vienen sobre ti, por lo que Lucas 6:38 dice: “Dad y Se os dará, medida buena”.

Nos está diciendo que no solo se nos dará lo que compartimos sino con bendición extra; mientras más tratamos de bendecir a otros, Dios dice: Voy a derramar más bendiciones sobre ti, pero cuando Dios te devuelve la Bendición, Dios espera que bendigas a otros otra vez.

“Los que teméis a Jehová, confiad en Jehová; Él es vuestra ayuda y vuestro escudo. Jehová se acordó de nosotros, nos bendecirá; bendecirá a la casa de Israel; bendecirá a la casa de Aarón; bendecirá a los que temen a Jehová, a pequeños y grandes. Aumentará Jehová bendición sobre vosotros; sobre vosotros y sobre vuestros hijos”.

En la Biblia vemos que Isaac fue bendito cuando, al atardecer, salió al campo para meditar. Booz fue bendito cuando recogió su cosecha, y sus siervos le saludaron con bendiciones, ahora, desde que la maldición de Dios cayó sobre la tierra a causa del pecado del primer Adán y esto hizo necesario trabajar para lograr las bendiciones, es un consuelo poder encontrar una bendición en el segundo Adán, en Cristo.

Anuncios

Pero para mantener la amistad con Dios solo hay un camino y una puerta, hay una verdad y se llama Jesucristo, y nadie puede mantener la amistad con Dios si no llega a través de Jesucristo, entonces.

Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz; Y por ello te vendrá bien. Toma ahora la ley de su boca, Y pon sus palabras en tu corazón. Si te volvieres al Omnipotente, serás edificado;  Alejarás de tu tienda la aflicción; Tendrás más oro que tierra, Y como piedras de arroyos oro de Ofir; El Todopoderoso será tu defensa, Y tendrás plata en abundancia. Porque entonces te deleitarás en el Omnipotente, Y alzarás a Dios tu rostro. Orarás a él, y él te oirá; Y tú pagarás tus votos. Determinarás asimismo una cosa, y te será firme, Y sobre tus caminos resplandecerá luz. Cuando fueren abatidos, dirás tú: Enaltecimiento habrá; Y Dios salvará al humilde de ojos. El libertará al inocente,  Y por la limpieza de tus manos éste será libradoJob 22:21-30.

Observemos que el pasaje comienza diciendo “Vuelve ahora”, eso implica regresar a una condición en la que estaba antes, pero ahora no lo está, y ahora Dios está hablando al descarriado, al que se rebeló, al que ha perdido su amistad y comunión con el Señor, y Él les da la invitación: “Vuelve ahora”.

Cuando estamos en amistad con Dios, o se vuelven aquellos que estaban descarriados o en rebeldía, tenemos derecho a muchas cosas que vendrán ya que estamos haciendo lo que está escrito: “Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” Mateo 6:33.

Las bendiciones vienen cuando estamos en amistad con Dios: Tendrás paz, tu vida tendrá luz y alegría, tu vida será edificada, será alejada la aflicción, tendrás abundancia, Dios será tu defensa, orarás a Él y Él te oirá, los proyectos que establezcas los alcanzarás, si estás caído te levantará, y además, el Señor usará tu vida para liberar a los cautivos.

Anuncios

Como decía, lo primero que le viene al ser humano cuando está bien con el Señor es la paz, pero no la paz que el mundo da, pues dijo: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” Juan 14:27, es esa paz que no le teme a las malas noticias, que no le importa lo que pase, pues nuestra vida está escondida en Dios y en Él tenemos esa paz que sobrepasa todo entendimiento, la que guarda nuestros corazones y podemos como el salmista decir: “En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado” Salmos 4:8.

Tenemos paz pues sabemos que Dios va a hacer que todas las cosas obren para bien sin importar la situación, no importa lo que venga a tu vida, o lo que esté aconteciendo en tu ministerio o en tu hogar o en tu familia, cuando estamos en amistad con Dios, podemos decir con toda seguridad que Dios va a obrar para bien aunque no lo entendamos ya que “sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”  Romanos 8:28.

Acerca Julio Torres

Siervo de Jesucristo, y amante de la palabra de Dios.

También Revise

Central de Sermones - ¿Riquezas o pobreza?

La pobreza que nos hace ricos

Otro mensaje sobre la serie: Los Pecados de los Santos... basado en el valor d la generosidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *