Cuando Dios abre, ¡Nadie cierra!

José preguntó: ¿Por qué estoy pasando por la cisterna? Y Dios le dijo: Porque vas rumbo al palacio y vas a ser primer ministro en Egipto. La vida es una escuela y todos los contratiempos que sufrimos son las clases que tomamos. Ellos (los profetas bíblicos) no se quedaron en su desierto, ellos no se sentaron a esperar a ver, que pasaba, ellos provocaron que algo pasara, cayeron, fueron perseguidos por la causa, pero se levantaron de las cenizas y volvieron a empezar.

2. La ayuda viene de arriba.

Filipenses 4:6-7

6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús

Este texto nos revela por medio del espíritu que las cosas que necesitamos están arriba, en el trono de la gracia, osea lo que podamos imaginar que sea de provecho para nosotros viene de arriba, del padre de las luces en el cual no hay cambios ni sombra de variación.(Santiago 1:17). Si él prometió ayudarnos lo hará, si él prometió bendecirnos lo hará, si él prometió estar con nosotros todos los días lo hará, si él prometió abrirnos las puertas para entrar, él lo hará. No habrá nadie en la tierra ni en los cielos ni debajo de la tierra que lo impida. Así que no os preocupéis por lo que ha de comer o vestir el padre sabe de que tenéis necesidad, así que tengan paz, ¡no se desanimen! ¡Avancen por mas! Su ayuda viene en camino. La viuda tenía una gran dificultad, lo había perdido todo y estaba a punto de perder lo que le quedaba, su único hijo, de repente vino un profeta enviado de arriba (Eliseo) con una orden especial, encárgate de las necesidades económicas de esa viuda, págale sus deudas, dale refrigerio, y ella tendrá paz.

(1 Reyes 4:7) Cuando ella le contó al hombre de Dios lo que había sucedido, él le dijo: «Ahora vende el aceite de oliva y paga tus deudas; tú y tus hijos pueden vivir de lo que sobre». ese Dios que suplió a la viuda también lo hará por ti, ese Dios que trajo paz a esa vida lo hará por ti, tus deudas serán pagadas, tus problemas tendrán solución, así que no temas ni desmayes el Dios que bendijo ayer lo hará hoy, el que ayudó ayer lo hará hoy también, ¡su ayuda viene en camino!

3. La puerta se abre.

Juan 10:9 – Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

Tremenda palabra del maestro! Utilizando un simbolismo excepcional, la puerta. Abierta, de par en par, para todo el que quiera ser feliz. Para los que quieran descansar en su presencia, para los que no tengan esperanza, para los que están abatidos por el diablo. Jesús es la puerta exacta, el es el ebanista que la construye, para que entremos y hallemos paz, en medio de la tormenta del problema, de la dificultades, El es la puerta es por esa puerta y no otra la que debemos entrar, aprovechar que está abierta para todo el que cree, para los enlutados, para los afligidos, para lo presos, para los muertos que quieran cobrar vida, el que entra por otra puerta es ladrón y salteador, no crea tal que hallará salvación si lo hace, no crea que vivirá, no crea que será feliz, no crea que tendrá paz. Por ahí solo hallará destrucción repentina, en el momento que menos lo espere, así que les exhorto, a que lo hagan por Cristo en ninguno otro hay salvación porque no hay otro nombre(otra puerta), dado a los hombres en que podamos ser salvos.

Las puertas están abiertas pronto habrá una boda y todos están convidados, no se permite entrar por la parte trasera, hay un abismo en ella que lleva a otro lugar que no es la boda (el que lee entienda). Así que sean astutos como la serpiente y mansos como paloma, entren, entren! la puerta está abierta entren antes que sea tarde y no puedan comprar aceite, no permitan que venga el esposo y no encuentre a nadie listo para casarse, el tiempo apremia, ya no más dificultades ya no más excusas, ya no más dolor, ya no mas despereza, quiten el ropaje viejo y desaliñado de su vida y vístanse de novia ataviada, ya el novio abrió las puertas, que esperan? entren porque si se quedan lamentaran haberlo hecho.

Un final desastroso les espera si no pueden entrar a la boda, será el lloro y el crujir de dientes, lamentos, destrucción y muerte eterna, yo ustedes y me apercibo, me preparo, ciño mis lomos y vuelvo a empezar. Con mas bríos, con mas fe, con un motivo para triunfar, con un plan para entrar a la puerta, con nuevos motivos para sonreír, el futuro será mejor, creo que este es el tiempo aprovéchalo.

Conclusión:

Sé que los días son malos. Sé que hay una puerta abierta a tu favor, tengo a alguien que me amó primero, y me ha prometido que no me dejara ni me desamparara, y bajo esa premisa viviré, y triunfare. Nadie me podrá hacer frente, en todos mis días. Así como Dios estuvo con Pablo, así estará contigo. Así como estuvo con Moisés, estará contigo te esforzara y actuarás.

¡Es tu tiempo! ¡Está abierta la puerta!

 

Acerca Pedro García

Pedro García

También Revise

Los días que tenemos por delante

Los días que tenemos por delante

Predicas Cristianas.. Este es un mensaje para el comienzo del año 2022. ¿Cómo viviremos este año? ¿Qué tan sabios seremos en vivir este año que comenzó?..

Leave a Reply

You have to agree to the comment policy.