El pecado de la incredulidad

Predicas Cristianas | Estudios Biblicos

Texto Biblico:

«El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de DiosJuan 3:18

Anuncios

¿Qué significa incredulidad?: reserva que una persona tiene para creer en cierta cosa. Y Se cae en el escepticismo: Tendencia y doctrina filosófica que considera que la verdad no existe o que el ser humano no es capaz de conocerla en caso de que exista: elescepticismosurgióenlaantiguaGrecia. Y esta filosofía es una barrera en creer en la verdad (Jesucristo es el camino, la verdad y la vida y nadie llega al Padre sino es a través de Jesucristo).

¿Usted confía firmemente en las promesas de Dios? «El cielo y la tierra pasarán pero mis palabras no pasaran». Cuando en verdad se opera la obra redentora en la vida del hombre, se refleja en una vida de obediencia a la palabra del Señor, y a todos sus preceptos. Es nueva naturaleza, el nuevo corazón que hay en cada creyente lo que hace que obedezca a Dios, incluye ante todo un compromiso y la confianza absoluta en Dios. Para esto se necesita una conversión genuina, porque en el tiempo de Jesús muchos creían en Él por los milagros que hacia (muchos seguían lo espectacular, pero no amaban su preciosa doctrina, no eran nacidos de nuevo, por eso muchos en el transcurso del tiempo dejaban de seguirle), ¡¡No caigamos en esto!! Sigamos a Jesús por convicción, no seamos sensoriales, caminemos por fe «más el justo por la fe vivirá».

¿Cuántos cristianos incrédulos están dentro de la iglesia? Suena raro pero es la realidad, somos cristianos pero en muchas ocasiones no le creemos a Dios (lo que nos promete en su palabra conforme a su perfecta voluntad, Dios es Soberano), y en ocasiones nuestra alma no tiene descanso en Dios porque todo lo que nos pasa parece estar en contra de todo lo que nos hablaron del evangelio; pero dice la palabra del Señor: «que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien». Muchas veces el alma no tiene descanso en la fidelidad y en las promesas de Dios. ¿Ustedes no creen la Biblia?, porque la Biblia afirma que estas cosas son verdad para creerse.

La incredulidad siempre produce una religión sin corazón. Por tanto, cuando ustedes encuentran a un hombre cuya religión no satisface al alma –sin ningún principio que viva en su corazón; cuando ustedes se encuentran, en su experiencia, que la religión no es paz y gozo en el Espíritu Santo; cuando encuentran que su religión no es un principio espontáneo de amor a Dios, pueden concluir que la razón es debido a que el corazón está lleno de incredulidad (a pesar de que haga lo que haga), porque aquel que confía en Dios y se esfuerza por agradar a Dios siente esa paz que solo Jesucristo da al corazón que cree en Él. ¿Usted siente paz en su corazón, aun a pesar de las circunstancias difíciles de la vida? ¿O está viviendo una religión (por obligación y porque es una tarea que nos han dejado) y no un verdadero cristianismo (aquello que se hace para agradar a Dios de manera espontánea por amor?

Anuncios

Romanos 15:13 – Y el Dios de esperanza (Él es quien nos da la seguridad de todo lo que nos promete) os llene de todo gozo y paz en el creer, (es una triada de los frutos del espíritu que solo Dios nos da) para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

¿Cuál es su objetivo principal en esta vida? Nuestro fin que perseguimos es estar un día con Cristo en su reino celestial, esas es nuestra meta cuando muramos o Cristo venga en su reino por nosotros que creemos en Él.

Juan 20:24-29

Cuando Jesús se aparece a los discípulos Tomas no se encontraba, y cuando llega le dicen los discípulos: Tomas hemos visto a Jesús y él no creyó (era un discípulo sensorial, quería oírlo, verlo y tocarlo, como muchos incrédulos hoy día), vemos como una semana más tarde Jesús se volvió a aparecer a los discípulos y allí estaba Tomas y le dijo Jesús ahora si mira que soy yo, pon tu dedo en mi mano y mete tu mano en mi costado, 29 «Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.»

¿Usted cree en Dios aunque no le vea? ¿O necesita que se le aparezca también como a Tomas? La mayoría de nosotros utilizamos el sentido del oído solamente para creer en Jesucristo –cuando nos hablaron del amor de Dios hacía con nosotros entregando su vida por nuestros pecados y reconocimos que éramos pecadores y nos convertimos al evangelio, y caminamos por fe y no a través de nuestros sentidos.

Anuncios

Hebreos 3:7-12 (el escritor cita el Salmo 95:7-11 es un pasaje donde describe las travesías de los Israelitas por el desierto después de haber sido librados por el poder de Dios de la esclavitud de Egipto, estuvieron viendo la manifestación de Dios de manera poderosa en sus vidas. pero ¿Qué pasó?

«7 Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, 8 No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, 9 Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años. 10 A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos. 11 Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo. 12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo.»

¿Cuántas veces escuchamos la voz de Dios? Cuando leemos la Biblia, cuando escuchamos alguna predicación, Dios nos advierte algo y no hacemos caso a lo que Dios nos está mostrando y lamentamos mucho las consecuencias, Dios es bueno para con nosotros.

¿Cómo estaba el corazón del pueblo de Israel en el desierto? Endurecido: gr. «sklerós-» sign. Seco, duro o firme. Es increíble poder pensar esto pues miraban todas las obras del Señor en ellos y aun así eran duros de corazón, ¿por qué? porque nunca las manifestaciones de Dios van a ser garantía que un pecador se arrepienta, ¿por qué cree usted que muchos de los que miraban los milagros que hacía Jesús seguían en sus pecados y nunca se arrepentían de todo lo malo que hacían? También nos dice la Biblia que el pueblo vagaba en sus corazones, este verbo vagar viene de un vocablo griego «planáo» sign. Extraviado, vagabundo, el pueblo de Israel se movía de un lugar a otro sin un fin determinado, anduvieron errantes en el desierto, nunca se sometieron al plan de Dios para sus vidas.

Pero así viven muchos hoy en nuestros tiempos, no saben que persiguen, se despiertan sin objetivos bien definidos en sus vidas, no se programan antes de empezar el día, están a lo que salga el día, no logran nada en esta vida y mucho menos hacen algo para hacer crecer el reino de Dios en esta tierra, nunca prosperan en su vida espiritual ni en lo material, recordemos que debe existir un equilibrio en estas dos áreas de nuestra vida. Dios nos ayuda a cumplir todos nuestros proyectos (como iglesia, evangelismo, familia, estudio, trabajo, negocios etc etc.) también nos exhorta la biblia a que no haya entre vosotros alguien de corazón malo de incredulidad (gr. «apistía» falta de fe cristiana, incrédulo, desobediente a Dios.) ¿Habrá entre la iglesia de Jesucristo gente así? Si lo hay, por eso es que la biblia nos advierte de esto, porque son los que ocasionan daño en la iglesia, (aunque estén todos los días en el templo y conozca la biblia al derecho y al revés eso no le hace más cristiano, sino el nacer de nuevo y el esforzarse cada día en cumplir con los mandamientos de Dios).

Cuando Dios dice algo… Tenemos que creerlo en nuestro corazón firmemente que Él lo va a cumplir. 

Acerca Eldher Abdiell Prado Garay

También Revise

Predicas Cristianas.. Siembra y cosecha

Siembra y cosecha

Hay dos formas de ver la vida, en pecado o en el Espíritu de Dios. El mundo siembra corrupción, siembra pecado, no piensan que eso que siembran cosechan...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.