Inicio / Predicas Cristianas / Avanzando a través del sufrimiento

Avanzando a través del sufrimiento

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas.. Texto Biblico: Filipenses 1:12-19

Introducción

¿Por qué sufrimos? ¿Por qué Dios permite que suframos? ¿Cómo puede amarme Dios, si permite que yo pase por esta situación tan terrible? Estas son las preguntas que surgen en nuestro corazón, cuando atravesamos circunstancias que no esperábamos vivir jamás.

Y hasta cierta manera es entendible. ¿No puede parecer contradictorio que Dios me haga sufrir, si soy su hijo? Un buen padre cuida a su hijo de todo mal. Si Dios es nuestro Padre, ¿por qué permite cosas malas sucedan en nuestras vidas?

Anuncios

Sin embargo, estos pensamientos surgen de un corazón que no entiende algunas cosas importantes sobre Dios. En primer lugar, que es soberano. Dios tiene el control de todo lo que nos sucede. En segundo lugar, que Dios es bueno. Todo lo que permite en nuestra vida es para un bien que no logramos entender.

Este pasaje, en especial, nos enseña que Dios usa nuestro sufrimiento para el avance del evangelio. Hace que otros lo conozcan. Que la iglesia sea edificada. Que algunos hermanos maduren. Y por qué no, que nosotros seamos santificados.

Es por eso que, en evangelio de hoy, veremos cómo Dios usa nuestros sufrimientos para planes superiores a los que pensamos. Veamos lo que nos enseña Dios aquí.

Desarrollo

Anuncios

Contexto

Al momento de escribir la carta a los Filipenses, Pablo se encontraba encarcelado por predicar el evangelio. Esto sucedió después de que fue a Jerusalén, y los judíos comenzaron una persecución muy fuerte contra él (Hechos 21:27 en adelante). Algunos discuten si la carta se escribió mientras estuvo preso en Cesarea o en Roma (Hechos 25:4; Romanos 28:16). Posiblemente fue en Roma.

Pero esto no es lo más importante. Lo que realmente llama la atención es la situación en que estaba viviendo Pablo y el tono de la carta a los Filipenses. Esta carta es una de las cartas que más menciona la palabra gozo. Pablo es enfático varias veces en el gozo que estos hermanos debían tener en el evangelio, a pesar de las dificultades.

Así que, Pablo va a enseñarnos que la verdadera felicidad, y muchas otras bendiciones de Dios no dependen de lo que estemos viviendo. Y no necesariamente implica que Dios vaya a quitarnos “las cadenas” de sufrimiento.

I. El propósito de sus cadenas (verss. 12-13).

a. El evangelio llegara al pretorio.

Ahora, el apóstol dice que lo que le había sucedido tenía un propósito que sobrepasaba su entendimiento. Pablo dice que Dios lo metió en la cárcel para “el progreso del evangelio” (vers. 12).

Anuncios

El versículo 13 dice que sus sufrimientos se hicieron presentes a todo el pretorio y a todos los demás. Es decir, todos se dieron cuenta de que Pablo era inocente. Pero es necesario prestar atención al siguiente hecho. Este conocimiento llevó a que muchos guardias, y prisioneros, entre otros grandes oficiales, se convirtieran al cristianismo.

Nuestros planes no son los de Dios. Pablo quería ir a Roma a predicar el evangelio. Sin embargo, Dios no lo llevó en libertad, sino en cadenas. Dios quería salvar gente adentro de la prisión en Roma. Para eso, debía hacer que Pablo fuera encarcelado. ¡Qué grandiosos son los caminos de Dios!

Es por eso que antes de quejarnos, cuando Dios nos haga sufrir, debemos preguntarnos: ¿Qué quiere hacer Dios con esto? ¿Será que Dios usará esto para ayudar y salvar a otros? ¡Pensar así es pensar con madurez!

b. Para demostrar su inocencia.

En segundo lugar, esto también sirvió para demostrar la inocencia de Pablo y la pureza del evangelio. En primer lugar, se demostró que todas las acusaciones de los judíos eran falsas. Pablo estaba sufrimiento de manera injusta. Mediante esto, Dios reivindicó y reivindicará a Pablo, mostrando que sufrió por amor a Cristo.

Por otro lado, también sirvió para mostrar que el mensaje que Pablo predicaba era verdadero, y no estaba cegado de alguna mentira. La inocencia más la pureza del mensaje fueron una combinación explosiva para salvar a gente en el pretorio.

II. Cobrando ánimos para predicar (verss. 14-17).

a. Valor para predicar.

Pero estos no fueron los únicos frutos de sus prisiones. El encarcelamiento no sólo sirvió para traer al arrepentimiento a muchos incrédulos, sino también para edificar a la iglesia. En el versículo 14, Pablo dice que sus prisiones han llevado a muchos a predicar el evangelio sin temor alguno.

Y esta es una de las paradojas de la persecución. Mientras que tenemos tranquilidad, y plena “paz”, estamos como fríos, y aislados en nuestros templos. Sin embargo, cuando la iglesia atraviesa dificultades, es como si una chispa prendiera la llama de la pasión en el corazón.

Acerca Julio Torres

Siervo de Jesucristo, y amante de la palabra de Dios.

También Revise

Predicas Cristianas... ¿Quien define tu destino?

¿Quien define tu destino?

Predicas Cristianas... ¿Es real el destino? El tema del destino es tema muy controversial en el mundo. Muchas películas que tratan de explicar qué es el destino...

Un comentario

  1. Dios conoce nuestras necesidades. Y nos provee de su amor. Gracias era lo que necesitaba. Dios bendiga su vida Grandemente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *