Inicio / Predicas Cristianas / Los tres enemigos del cristiano

Los tres enemigos del cristiano

Predicas Cristianas

TEMA: LA BATALLA CONTRA NUESTROS TRES ENEMIGOS

Introducción

La biblia nos advierte que en la carrera cristiana, tenemos tres enemigos que amenazan nuestra integridad espiritual y que unidos buscarán la forma de destruirnos e impedir que terminar la carrera que nos es propuesta

I. El diablo. Querubin desechado por Dios por rebelarse contra Dios.

El diablo es considerado el enemigo de Dios y enemigo nuestro, él busca nuestro mal y tratara de destruirnos junto a la 3ª parte de de ángeles caídos organizados y especializados como “principados, potestades, gobernadores de tinieblas, malicias espirituales”

Anuncios

  • Identifiquemos que en cada batalla quién esta detrás es Satanás y sus demonios (Efesios 6:12)
  • La biblia nos advierte a resistirle y no dar lugar al diablo, abriéndole puertas de nuestra vida cristiana. (Efesios 4:27 «…ni deis lugar al diablo….»
  • Tambien nos instruye de cómo hacerle frente y salir triunfantes. (Santiago 4:7 «…Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros…)

Nunca podremos vencer al diablo con nuestras propias fuerzas, que aunque esta derrotado por Jesús, sus estrategias y maquinaciones terminan destruyendo a los hijos de Dios, pues es padre de mentira y peca desde el principio, es decir que por milenios ha maquinado perfeccionando sus estrategias de destrucción es muy hábil para engañar, seducir y torcer las mismas escrituras, el creyente que vive desapercibido y distraído sera blanco fácil de ataque y destrucción.

1 Pedro 5:8 anda alrededor de cada cristiano buscando como destruirlo.

Debemos de vestirnos de toda la armadura de Dios. Es nuestra responsabilidad de tomarla y de vestirnos para salir triunfantes de todas las asechanzas del diablo. (Efesios 6:10-11 «…Por lo demás, hermanos míos, confortaos en el Señor, y en la potencia de su fortaleza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo…»)

Son armas de luz (Romanos 13:12), también son poderosas (2 Corintios 10:4). Tenemos también la cobertura de nuestro Dios que mayor que el diablo (1 Juan 4:4 ). Por cada ángel caído tenemos dos ángeles de Dios a favor nuestro (2 Reyes 6:16).

Anuncios

II. El mundo.

Sistema mundanal que atrae a los creyentes a amarlo más que a Dios; fama, poder, riquezas, bienes, modas, costumbres, tradiciones

Desde la caída de Adán y Eva el mundo ha estado bajo control de Satanás y promueve toda clase de pasatiempos, modas, costumbres y controla las riquezas, el poder y la fama, ofreciendola a quien él quiere, especialmente a los hijos de Dios para atraerlos y esclavizarlos, suena como vender el alma al diablo con sus ofrecimientos.  Se las ofreció a Jesús cuando fue tentado en el desierto (Mateo 4:1-11).

La palabra de Dios nos advierte que amar al mundo anteponiendolo entre Dios y nosotros es convertirnos en sus enemigos.

  • Santiago 4:4 «…¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios…» 
  • 1 Juan 2:15-17 «…No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre…»

Jesús dijo que aunque estamos en el mundo, no pertenecemos a este mundo, somos peregrinos y extranjeros, nuestra patria esta en los cielos, aquí en esta tierra somos embajadores del alto Dios. (Juan 17:16 «…No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo..»)

Podemos lograr fama pero ser humildes, lograr fortuna pero no ser codiciosos, avaros y mezquinos sino generosos, tener poder pero ser sencillos. Debemos de ser diferentes a los del mundo, salir del mundo, morir para el mundo, no amistarnos con él.

Anuncios

Juan 16:33 «…Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo…»

III. La carne. La naturaleza carnal controlada por el pecado original

Las concupiscencias: Santiago 1:14-15 «…sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte…»

Acerca Aaron Álvarez Rios

Presidente Internacional del concilio "ICI" Iglesia Cristiana Internacional. graduado como Doctor en divinidades por la Latin University of Teology en el Estado de California. mas informacion visita nuestro sitio web www.ici-world.org

También Revise

Central de Sermones - ¿Riquezas o pobreza?

La pobreza que nos hace ricos

Otro mensaje sobre la serie: Los Pecados de los Santos... basado en el valor d la generosidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *