Inicio / Predicas Cristianas / Reconstruye tu vida

Reconstruye tu vida

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas… Lectura biblica: Nehemías 1:1-9

Introducción

Cuando una persona que ha permanecido por años en la cárcel sale de la prisión, lógicamente está gozosa por haber sido liberado. La alegría es la primera reacción, pero luego debe enfrentarse con una nueva realidad puesto que si bien es cierto que está libre, no es menos cierto que nada está como era al momento en que sufrió el problema.

Posiblemente la familia y sus amigos ya no sienten lo mismo por él a causa de las heridas ocasionadas por el hecho traumático que le llevara a la cárcel. Por otra parte, no le resultará fácil conseguir quien ponga su confianza en él nuevamente conociendo su vida de errores.

Anuncios

Lo que seguramente le ocasionará problemas para conseguir un empleo. Y así habrá seguramente una importante lista de situaciones que deberá enfrentar, aún cuando está libre y ha solucionado su problema con la sociedad.

Lo mismo sucede cuando una persona recibe una liberación por parte del Señor.

Si bien es cierto que es hecho libre de la prisión de Satanás, deberá enfrentarse a la realidad de su vida actual. Deberá enfrentarse a los daños que causara. Pero todo esto lo debe hacer olvidando la posición anterior, asumiendo sus culpas pero con la convicción de que adelante le espera la tierra prometida. A partir de la liberación, el hijo de Dios debe comenzar a ver sus necesidades, pero con su mirada puesta en la forma de darle una solución a ellas conforme a la voluntad del Señor.

Vivir esa vida nueva

Esta palabra (Nehemías 1:1-9) es para todos aquellos que están dispuestos a vivir esa vida nueva que el Señor les otorgara. Esta palabra es para aquellos que, no siendo conformistas, están dispuestos a vivir esa vida de libertad en Cristo a pesar de todos los problemas y las luchas que se le plantean luego de su liberación de esa cárcel en que Satanás los había mantenido prisionero durante años, quizás durante toda la vida.

El conformismo no es parte de la vida en Cristo

El conformista es aquél que acomoda su vida a lo que el enemigo quiere y no pelea por las bendiciones que el Señor tiene preparadas para él. El conformista es aquél que asume como normal una vida de pruebas y no piensa que de ninguna manera puede ser el deseo de Dios que sus hijos vivan en un constante sufrimiento.

Anuncios

aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo 1 Pedro 1:6-7.

Cuando recibimos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador personal, es cuando debemos también comenzar a decir ¡¡NO!! al conformismo. Cuando nos convertimos en hijos de Dios debemos comenzar a decir ¡¡NO!! a la vida de miseria, no a trabajos inestables y mal remunerados, ¡¡NO!! a la vida de dolor y enfermedad, ¡¡NO!! a la familia destruida.

En Cristo debemos aprender a decir ¡¡NO!! a todo aquello que no sean las bendiciones de ese Dios Todopoderoso que nos ama tanto como para entregar a su Hijo en sacrificio por nosotros, Juan 3:16.

Ha pasado ya una semana desde que el Señor nos anunciara su obra libertadora para nuestra vida, ya pasó el momento de la alegría provocada por el emocionalismo. Ha llegado el momento de abandonar las cuestiones almáticas para enfrentarnos con las realidades de hoy, es el momento en que debemos comenzar a ver todo el mal en que estamos. Pero desde un punto de vista disconformista, asumiendo que ya hemos sido hechos libres y que ahora debemos poner nuestra mirada en las necesidades que tenemos en esta nueva vida que nos entregara el Señor.

En el 2:2 vemos a Nehemías diciendo: “Me dijo el rey: ¿Por qué está triste tu rostro? pues no estás enfermo. No es esto sino quebranto de corazón”. Y hoy el Rey, nuestro Señor te dice: “Por qué estás triste si no estás enfermo ni encarcelado”. Ahora eres libre y debes enfrentarte a la realidad de tu vida pero de ninguna manera someterte nuevamente al yugo del enemigo.

Anuncios

Nehemías era consciente de que el muro de protección de su ciudad se hallaba destruido. Tan destruido como puede ahora estar tu vida, tu salud, tu economía o tu familia. Pero lo importante es no conformarte con esta situación sino que debes ser consciente de que el Señor te está brindando otra oportunidad. Una nueva oportunidad para que puedas reconstruir tu vida, pero esta vez conforme a la voluntad de Dios.

Acerca Ricardo Hernandez

Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

También Revise

Bosquejos Biblicos - Lo que ocurre en el santuario de Dios

Entras al santuario

Predicas Cristianas, muchas veces los creyentes pretenden llevar una vida acorde a los mandamientos del Señor. Pero no lo hacen porque no sienten un verdadero..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *