Reconstruye tu vida

El deseo de Nehemías

Algo importante que hallamos en Nehemías es su deseo de preservar la ciudad al reconstruir los muros que la rodeaban. Ese es el deseo que debe primar en todo cristiano que ha sido liberado de la cárcel del pecado. El anhelo ferviente de preservar la felicidad en Cristo, reconstruyendo su vida. No dejando de mirar los problemas, ni ocultándolos, ni conformándose con convivir con ellos.

El deseo de reconstruir la vida comienza por enfrentar los problemas para poder luego buscarle soluciones en la comunión íntima con el Señor. “No conformándonos a este momento, sino transformándonos por medio de la renovación de nuestro entendimiento, para comprobar cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfectaRomanos 12:2.

Otra cosa importante que podemos ver en Nehemías es que no era como aquellos que cubren su escaso deseo de cambiar, o su conformismo con las circunstancias que los rodean, diciendo: “Es que todavía no es el tiempo”, o “Ya vendrá el tiempo del Señor”. Por cuanto esto no es más que otro engaño de Satanás, pues “Quien esto hace es el engañador y el anticristo. pero Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo2 Juan 2:7-8

Anuncios

Cuando un hijo de Dios basa sus fracasos en estos dichos, lo único que está haciendo es asumir la derrota. En otras palabras, es entregarse al conformismo y no manteniendo la esperanza cierta de que el Señor les ha liberado para que tengan una nueva vida, ahora conforme a su voluntad.

Nehemías anhelaba reconstruir el muro de la ciudad

Nehemías anhelaba reconstruir el muro de la ciudad tanto como tu quieres reconstruir tu vida. Pero no era un conformista de las circunstancias ni de los tiempos. Leemos en Nehemías 2:6Y agradó al rey enviarme, después que yo le señalé tiempo”.

Dios se agrada de aquellos que no se conforman con lo que están viviendo, se agrada de aquellos que desean más, de quienes tienen sanas ambiciones y proyectos para su vida y la de su familia. Pero que tampoco se conforman diciendo que no es el tiempo sino que ellos mismos se fijan un tiempo concreto para realizar su parte de la tarea, con la fe puesta en que el Señor completará la obra ya que “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se veHebreos 11:1

Por lo que como pastores hacemos nuestra la Palabra de Hebreos 6:11-12 y “deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas”.

Anuncios

Es nuestro deseo que no sean perezosos en su clamor a Dios por todo aquello que anhelan

Ahora que han sido liberados es tiempo de dejar el conformismo. Debes comprender que con lo que tienes no te es suficiente, no es el deseo de Dios que tengas medias bendiciones y medias miserias. No es el deseo de Dios que sanes a medias, ni que tu familia sea restaurada a medias, o que dejes el vicio a medias.

Y me lo concedió el rey, según la benéfica mano de mi Dios sobre míNehemías 2:8, es tiempo de que los cristianos dejen de conformarse con las obras a medias y comiencen a clamar por las obras completas.

Pues el Rey está dispuesto a darte todo lo que necesites cuando camines conforme a la guía de Su Palabra. “Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. AménEfesios 3:20-21.

Eres libre

Ahora eres libre, es tiempo de que te sacudas la modorra del conformismo para comenzar a hacer proezas en Cristo. Pero haremos proezas quienes en Él confiamos y sabemos que lo mejor siempre está por venir cuando estamos en Cristo.

Los que llevan a cabo las acciones heroicas en Cristo no son aquellos que dicen ser y se conforman con lo que son, sino aquellos que son aunque no lo digan, pero no se conforman con lo que son sino que siempre están buscando más en el Señor.

Anuncios

Conclusión

Si quieres gozar de la plena libertad que Cristo te ha dado, no te conformes con lo que eres. Revélate contra la voz interior que te dice que no es el tiempo, y pon manos a la obra con tu parte de la obra aunque haya quienes se levanten para detenerte porque no les agrada lo que piensas hacer para el Señor o cuando esfuerzas tus manos en ello.

Pues también Nehemías tuvo oposición, Nehemías 2:19. Pero a todos aquellos dale una respuesta similar, diles: “El Dios de los cielos, él me prosperará, y yo su siervo me levantare y edificaré, porque vosotros no tenéis parte ni derecho ni memoria en vida”, y ahora, en libertad y con la guía del Señor, reconstruiré mi vida, reconstruiré mi economía, reconstruiré mi salud, reconstruiré mi familia

Ahora díselo al enemigo que te quiere hacer retroceder, “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza. Humillaos delante del Señor, y él os exaltaráSantiago 4:7-10.

© Ricardo Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas

Acerca Ricardo Hernandez

Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

También Revise

Predicaciones Cristianas - La experiencia del sufrimiento

¿Por qué sufre la humanidad?

Si un Dios benévolo y omnipotente controla todo lo que ocurre en el mundo, entonces ¿por qué él permite que los inocentes sufran, que haya..?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *