Manda el fuego

Predicas Cristianas

Introducción

La relación con Dios y el nacimiento de la iglesia de Cristo estuvo ligada con el fuego de Dios. Recuerden que cuando Dios llamó a Moisés lo hizo a través de una zarza ardiente que no se consumía.

Pues “se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema. Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquíÉxodo 3:2-4.

Y luego, el nacimiento de la Iglesia está marcado con el bautismo de fuego, que sucedió en el Pentecostés como vemos ahora.

Anuncios

Predicas Cristianas.. Lectura Biblica: Hechos 2:1-4

El modelo de iglesia que el Señor nos dejó es tener Su fuego en las venas porque Dios nos habla a través del fuego, se manifiesta en el fuego y donde Él esta presente hay fuego de santidad. Es ese fuego que corre por las venas del cristiano el que hace que una congregación cambie de dimensión. Es así que habían 120 personas estaban junto en el aposento alto aunque eran de diferentes lugares, razas y edades y hoy somos millones los cristianos establecidos sobre la tierra al igual que aquellos que estamos y en un solo ánimo.

La persecución

Después que Jesucristo había resucitado y había ascendido al cielo, los cristianos eran perseguidos y pasaron  días solos y preocupados porque no estaba Cristo y el Espíritu Santo aún no había sido enviado. Pero el ánimo que todos tuvieron fue de prepararse y esperar en Dios, y fue así que recibieron la respuesta del Señor y fueron llenos del poder y del fuego del Señor.

Cuando la iglesia tiene fuego santo en sus venas como las lenguas de fuego del Espíritu del Pentecostés que hacían que hablaran en lenguas desconocidas y todas las cosas que hacían, los cristianos están llenos de fuego y pasión por Cristo y su obra. Pero tengamos claro que no debe tratarse de un avivamiento temporal o circunstancial sino que lo normal es que la iglesia tenga fuego, porque así fue su nacimiento.

Se manifestaran las lenguas como de fuego

Dice la Biblia que para que se manifestaran las lenguas como de fuego, la casa estaba llena, y para llenar la casa hay que predicar. Hay que movilizarse para llevar la Palabra a los necesitados, y allí, el fuego de Dios atraerá a muchas personas a la presencia de Dios y se llenará la casa.

Anuncios

Cuando sentimos el fuego del Señor en nuestras venas no podemos resistirlo, y no hay nada ni nadie que pare la obra del Señor en nosotros. No hay pretextos ni excusas. Cuando hay fuego, no miramos lo que hacen los demás sino que nuestra mirada está en lo que nos falta hacer a nosotros.

El fuego de Dios en nuestras venas

Como iglesia de Cristo, todos tenemos, , el fuego de Dios en nuestras venas. Pero la realidad nos hace ver que hay algunos que son como hogueras o zarzas ardientes y otros que son como velas o pábilos a punto de apagarse, solamente humean porque ya no tienen mucho fuego.

Entonces, no seamos como luciérnagas, que solo aparentan o tienen un poco de luz, sino encendamos en otros el fuego de Dios que tenemos. Ya tenemos el fuego de Dios en nosotros y necesitamos que permanezca siempre encendido. Dios nos está llamando voluntariamente al servicio y que seamos antorchas encendidas en Su obra.

Fuego purificador

Malaquías 3:2 nos dice que el Señor “es como fuego purificador, y como jabón de lavadores”. Su fuego nos limpia de todo lo que no le agrada, como es la soberbia, los celos, envidias, mentiras y toda obra de la carne. Fuego que destruye en nuestra vida todo aquello que no le glorifica; nos purifica con Su Palabra y nos perfecciona con Su Espíritu.

Y en Jeremías 20:9-12  el Señor nos dice: “No me acordaré más de él, ni hablaré más en su nombre; no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; traté de sufrirlo, y no pude. Porque oí la murmuración de muchos, temor de todas partes: Denunciad, denunciémosle. Todos mis amigos miraban si claudicaría. Quizá se engañará, decían, y prevaleceremos contra él, y tomaremos de él nuestra venganza. Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada. Oh Jehová de los ejércitos, que pruebas a los justos, que ves los pensamientos y el corazón, vea yo tu venganza de ellos; porque a ti he encomendado mi causa

Anuncios

Jeremías quería callar a causa de lo que hablaban de él y de sus enemigos. Pero el fuego que tenía adentro lo sostuvo en esos tiempos difíciles y le permitió descansar en el Señor.

Había un fuego que ardía en sus huesos, y ese fuego es el que debe arder en cada uno de nosotros pues nos permitirá soportar la prueba. Dice la biblia que “Habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo: En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacenMateo 23:2.

Pero los Fariseos, que eran conocedores de la ley, tenían un fuego fingido y por eso nos decía Jesús que hiciéramos lo que ellos decían, pero que no hiciéramos lo que ellos hacían.

El fuego del mundo

Pedro se calentó con el fuego del mundo y esto lo llevó a negar a Jesús, él permitió que ese fuego del mundo lo separara del Señor. El fuego del mundo siempre va a fomentar al pecado y a darle la espalda al Señor. Esto es lo que sucede muchas veces en pueblo de Dios, y no encuentran explicación  del por qué no reciben las bendiciones o las respuestas a sus peticiones.

El problema es que no tienen fuego real sino que es almático, es fingido, es una apariencia en la que piensan que el que tiene fuego es el que tiembla, salta o vibra. Pero fíjense que el poder que iban a recibir en el Pentecostés no era para echar fuera demonios pues eso ya lo habían estado haciendo.

El poder que recibirían era el del fuego de santidad y que les generaría una pasión por Cristo.

Dios es el mismo para todos por igual. Pero una verdadera unión con el Señor implica estar encendidos en su fuego ya que Dios no se glorifica en las personas frías. “¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi bocaApocalipsis 3:15-16

En realidad, no se complace con las personas tibias, frías, indecisas y no diligentes que no tienen disciplina y que trabajan como a ellos les parece o a ciegas. Dios no se adapta a nosotros sino que siempre nosotros somos quienes debemos adaptarnos a Él.

Pues Él es Dios y no nosotros. Representamos a ese Dios de fuego. Nuestro propósito es revelar a Dios a las personas que aún no lo han conocido, para que se encienda el fuego en sus corazones.

>Mensajes de Interés



Acerca Ricardo Hernandez

Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

También Revise

Mensajes Cristianos - La Marca del nuevo Nacimiento: El Amor

El amor nunca deja de ser

Predicas Cristianas, el amor todo lo sufre, y fue por amor que Cristo se entregó para morir en la peor ignominia, en la más absoluta vergüenza, en la más ...

Un comentario

  1. gracias hermano por este mensaje que ha tocado mi Corazon por que va con presencia de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *