No es la voluntad de Dios que un cristiano sea pobre

Predicas Cristianas | Estudios Bíblicos

¿Ha oído esto alguna vez? Quizás esa aseveración suene como música a sus oídos, o aún parezca bíblico.

Cada vez se está oyendo más promesas de riquezas de parte de evangelistas en la radio y la televisión. Se están aprovechando de la codicia de la gente para atraer a más seguidores.

Anuncios

Veamos lo que nos indica la Biblia, con comentarios mínimos:

• La riqueza, cuando obtenido legítimamente y con la condición que no permitimos que nos aparte de Dios, no es pecaminoso. Es una bendición extra de Dios.

Ejemplos de cristianos ricos en la Biblia incluirían:

Abraham; Génesis 13:2 – Abram era muy rico en ganado, en plata y en oro.

Anuncios

Génesis 24:35 – Y Jehová ha bendecido mucho a mi amo, y él se ha engrandecido; y le ha dado ovejas y vacas, plata y oro, siervos y siervas, camellos y asnos.

Salomón; (1 Reyes 10:23) – Así excedía el rey Salomón a todos los reyes de la tierra en riquezas y en sabiduría.

Ezequías; (2 Reyes 20:12-13) – En aquel tiempo Merodac-baladán hijo de Baladán, rey de Babilonia, envió cartas y un presente a Ezequías, porque había oído que Ezequías había estado enfermo. 13 Ezequías se alegró por ellos y les mostró toda la casa de sus tesoros: la plata, el oro, los perfumes y los ungüentos finos, su armería y todo lo que había en sus depósitos. No hubo cosa que Ezequías no les mostrase en su casa y en todos sus dominios.

Job; (Job 1:3) Poseía 7.000 ovejas, 3.000 camellos, 500 yuntas de bueyes, 500 asnos y muchísimos siervos. Y aquel hombre era el más grande de todos los orientales.

José de Arimatea (Mateo 27:57). Al atardecer, vino un hombre rico de Arimatea llamado José, quien también había sido discípulo de Jesús.

Anuncios

Proverbios 10:22 La bendición de Jehová es la que enriquece… y no añade tristeza

Eclesiastés 5:18-19 – He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo agradable es comer y beber, y tomar satisfacción en todo el duro trabajo con que se afana debajo del sol, durante los contados días de la vida que Dios le ha dado; porque ésta es su porción. 19 Asimismo, el que Dios le dé a un hombre riquezas y posesiones, permitiéndole también comer de ellas, tomar su porción y gozarse de su duro trabajo, esto es un don de Dios.

• Dios se complace en bendecir a sus hijos, aunque no siempre consiste en abundancia de riquezas terrenales.

Proverbios 28:20 – El hombre fiel tendrá muchas bendiciones, pero el que se apresura a enriquecerse no quedará impune.

Efesios 3:20 – Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros.

• Servir a Dios con la esperanza de riquezas terrenales no es un motivo honorable. Lo que debe motivarnos es el amor.

Deuteronomio 6:5 – Y amarás a Jehová tú Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

• Los que creen en el evangelio de prosperidad son más propensos a pensar que Dios le dará riquezas por medio de los casinos, la lotería, o juegos de azar. Buscan enriquecerse de una manera que no es bíblico.

Proverbios 28:20 – El que se apresura a enriquecerse no será sin culpa…

1 Timoteo 6:8-10 – Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero

Proverbios 23:4-5 – No te afanes por hacerte rico; Sé prudente, y desiste. ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas como alas de águila, y volarán al cielo.

Mateo 6:19-21 – No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

• Muchos predicadores del evangelio de la prosperidad tuercen los términos como «prosperidad», «abundancia» y «bendición» en la Biblia para que sus seguidores crean que se refieren mayormente o exclusivamente a bienes materiales.

La Biblia es muy clara en señalar que la abundancia no necesariamente consiste en riquezas terrenales.

Lucas 12:15 – Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.

• Hay muchas bendiciones que no consisten de riquezas materiales. En realidad, hay muchas cosas que el dinero no puede comprar.

EL DINERO COMPRARÁ:

► Una cama pero no sueño.
► Libros pero no sabiduría.
► Comida pero no apetito.
► Adornos pero no belleza.
► Atención pero no amor.
► Una casa pero no un hogar.
► Un reloj pero no tiempo.
► Medicina pero no salud.
► Lujo pero no cultura.
► Asombro pero no respeto.
► Póliza de seguros pero no paz.
► Diversión pero no felicidad.
► Un crucifijo pero no un Salvador

Acerca Miguel Lopez

También Revise

Predicas Cristianas.. Siembra y cosecha

Siembra y cosecha

Hay dos formas de ver la vida, en pecado o en el Espíritu de Dios. El mundo siembra corrupción, siembra pecado, no piensan que eso que siembran cosechan...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.