Ahora deberás esforzarte

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: Josué 1:7-9

Introducción

Durante el año 2019, que ya se aleja, hay muchos que cosecharon del fruto de su siembra en la obra de Dios y del esfuerzo que realizaron durante ese año. “Les declaré cómo la mano de mi Dios había sido buena sobre mí, y asimismo las palabras que el rey me había dicho. Y dijeron: Levantémonos y edifiquemos. Así esforzaron sus manos para bienNehemías 2:18.  ¡Gloria a Dios por ellos! ¡Gloria a Dios por todos aquellos que comprendieron la voluntad del Señor, y pusieron sus manos en el arado sin mirar los obstáculos ni los sacrificios!.

Pero también están aquellos que hasta este año que comienza han venido disfrutando de las bendiciones del Señor sin hacer mucho por merecerlas. Han trabajado en la obra, pero para ser visto y reconocido por el hombre, por obligación y no por amor como se nos ordena.

Anuncios

Todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servísColosenses 3:23-24.

Bendiciones abandonadas

Muchos han recibieron sanidades y favores del Señor, y luego le abandonaron. “Ellos abandonaron la casa de Jehová, el Dios de sus padres, y sirvieron a los símbolos de Asera y a las imágenes esculpidas. Entonces la ira de Dios vino sobre Judá y Jerusalén por este su pecado. Y les envió profetas para que los hicieran volver a Jehová, los cuales los amonestaron; pero ellos no los escucharon2 Crónicas 24:18-19.

Y también están aquellos que fueron bendecidos por el Señor con trabajo, prosperaron y crecieron materialmente. Pero se olvidaron de dar “a César lo que es de César, y a Dios lo que es de DiosMateo 22:21. Pues no dejan de pensar como el mundo, ya que los creyentes sabemos que nada es por nuestro propio mérito. “No que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios2 Corintios 3:5.

El comienzo del 2020

De esta forma llegamos al comienzo de este 2020, igual que el pueblo de Israel llegó al Jordán, disfrutando bendiciones que no merecían a causa de su desobediencia y rebeldía. Pero bajo el amparo de la misericordia del Señor, “Así comieron los hijos de Israel maná cuarenta años, hasta que llegaron a tierra habitada; maná comieron hasta que llegaron a los límites de la tierra de CanaánÉxodo 16:35.

Anuncios

Pero al igual que en ellos, comienza en nosotros un desafío, la conquista de la tierra prometida, pero ya nada será sin costo. ¡AHORA DEBERÁS ESFORZARTE! Ahora será necesario que respetes la Palabra, que seas humilde y obediente.

El año que comienza

Este año que comienza se presenta proféticamente como el año del desarrollo ministerial de aquellos que se pongan verdaderamente en manos del Señor. Será el año del crecimiento comercial e industrial de aquellos que aprecien la posibilidad de asociar al Señor en su economía. Debiendo tener muy presente que la parte que le correspondiera al Señor de ese crecimiento deberá ser sembrada en la obra del Señor.

Debiendo buscar una buena tierra en donde hacerlo pues deben tener en cuenta que no se trata de recursos propios, sino que son inversiones que harán a nombre del Señor (Lucas 19:13-27). Será el año de la restauración familiar y conversión a Cristo. Pues “allí estarán hasta el día en que yo los visite, dice Jehová; y después los traeré y los restauraré a este lugarJeremías 27:22.

En realidad, este 2020 será el año donde se concretarán todos los anhelos del corazón de aquellos que se disponen a hacer cuanto el Señor les mande. “Por lo cual os ruego que confirméis el amor para con él. Porque también para este fin os escribí, para tener la prueba de si vosotros sois obedientes en todo2 Corintios 2:8-9. Y es necesario esa obediencia y el esfuerzo en todo para poder lograr la bendición que tanto anhelas.

En el campo del servicio al Señor

Muchos anhelan el cumplimiento de tantas palabras que recibieron, y “Si alguno anhela obispado, buena obra desea1 Timoteo 3:1. Pues quien a nada aspira servir en la obra de Dios, de nada le sirve a la misma, y además se vuelve desobediente al mandato de la gran comisión que el Señor nos dejara (Mateo 28:16-20).

Anuncios

En este caso el problema esta en que muchos están sirviendo, o pretenden servir en la obra, pero no quieren prepararse para la tarea como la Palabra nos pide.

no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo1 Timoteo 3:7

O se preparan para las grandes cosas pero parece que eso les impidiera realizar las pequeñas, y allí olvidan otra vez la Palabra, “sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondréMateo 25:21.

Además nos pide que “sea irreprensible1 Timoteo 3:2. Y para serlo es necesario que cumpla con todo cuanto la Palabra requiere, y no solo aquello que le parece bien o no afecta sus propios conceptos del cumplimiento del evangelio.

A los hombres se les puede ocultar algo

A los hombres se les puede ocultar algo, pero no ocurre lo mismo con el Señor. “Porque los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal1 Pedro 3:12.

Recuerda entonces, si quieres que tu ministerio se desarrolle en este año profético, “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” (vers. 8).

>Mensajes de Interés



Acerca Reenier Gonzalo Prado

Amante de la palabra de Dios y nuestro Señor Jesucristo. Mi pasión es redactar mensajes cristianos para evangelizar a las naciones.

También Revise

Central de Sermones... Predicas Cristianas

Con todo yo me alegrare en Jehová

Predicas Cristianas, un mensaje del profeta Habacuc para dar aliento en estos tiempos de crisis de la pandemia mundial, el corona virus. Las pruebas califican

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *