La realidad de los temores

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico: Salmo 34

 INTRODUCCIÓN:

El hombre posee una reacción natural a ciertas circunstancias que le produce un estado de temor, mejor conocido como “fobias”. Hay una lista larga de ellas, destacándose unas más que otras por ser las más comunes entre el género humano. De esta manera tenemos a personas que sufren de “aracnofobia”, temor a las arañas. Otros a la “blatofobia”, eso es, miedo a las cucarachas. Otros tienen “aerofobia”, temor a volar.

Están los que sufren de “claustrofobia”, temor a los espacios cerrados. Otros sufren de “plurofobia”, temor por la multitud; los tales prefieren estar solos. Hay los que sufren de “dentofobia”, temor a los dentistas. Otros sufren de “glosofobia”, temor a hablar en público. Algunos casados sufren de “penterafobia”, temor por las suegras.

Anuncios

Otros sufren de “eclesiofobia”, temor por ir a la iglesia, especialmente cuando a esa hora están pasando algunos de sus deportes favoritos. Hay otros que sufren de “anuptafobia”, temor a quedarse soltero. Mientras que otros sufren de “gamofobia”, temor por el matrimonio.

El asunto es que el temor a enfrentarnos a algo que pueda producir una reacción negativa subyace en nuestro subconsciente. El temor tiene su lado negativo en el sentido que nos puede paralizar para seguir adelante.

Pero tiene su lado positivo donde uno puede depender más del Señor cuando enfrente uno de esos terribles momentos. Uno de los grandes textos sobre este asunto lo expresó el salmista en su Salmo 27:1- 3. Nos hará muy bien revisar estas promesas a la hora de tocar el siguiente mensaje. Qué nos muestra este salmo respecto a los temores.

I. NOS REVELA LA CAUSA QUE LOS PRODUCE

Anuncios

a. Los temores generan una vida de oscuridad (vers. 5)

Quien escribe este salmo es un hombre que está pasando por una crisis emocional, producto de una asechanza hostil. El rey David, el heredero del trono, se encuentra en una cueva porque Saúl, el rey desechado por Dios, lo ha venido persiguiendo varias veces y en no pocas oportunidades se ha encontrado al borde de la muerte.

David es un hombre con pensamientos perturbadores y el hecho de estar en una cueva lo hace ser muy vulnerable y vivir en una gran oscuridad. ¿Sabe usted lo que es vivir encerrado, en una cueva, en un lugar donde no hay la luz del sol? Pues esto es lo que sucede al hombre que es invadido por temores.

Su vida está llena de oscuridad. Sus pensamientos le nublan su razonamiento y es invadido por deseos nada gratos con los que lucha cotidianamente. Pero observe lo que el texto nos dice. Primero que el Señor alumbra la vida de aquellos que andan en oscuridad, encerrados en sus propios sentimientos de fracasos.

Pero, además, el texto nos afirma que los tales no permanecerán en su propia vergüenza. Que al final del día Dios mismo los sacara de la pena de su alma.

Anuncios

b. Los temores nos hacen vivir en una gran pobreza (vers. 6)

Aquí la palabra “pobre” tiene que ver con alguien que es humilde, del cual David es un ejemplo de eso.

Pero también es la de alguien que por su propia desventura y acorralamiento a la que está siendo sometido por su enemigo admite su profunda pobreza emocional y hasta espiritual que le impulsa clamar a su Dios con más intensidad.

Observe que David no piensa en otros, sino en el mismo cuando dice “éste”. David sufrió de ansiedad y en este salmo nos encontramos con un reflejo de esa condición que afecta a tanta gente. Se sabe que el temor conlleva a ciertas situaciones que no puedes controlar y se escapan de tu mano.

>Mensajes de Interés



Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

También Revise

Mensajes Cristianos - La Marca del nuevo Nacimiento: El Amor

El amor nunca deja de ser

Predicas Cristianas, el amor todo lo sufre, y fue por amor que Cristo se entregó para morir en la peor ignominia, en la más absoluta vergüenza, en la más ...

2 comentarios

  1. Josemar de Souza Pinto

    Aprecio muito as publicações deste site cristão. Têm sido de grande proveito e edificação para mim. Oro a Deus para que os abençoe e multiplique o número de pastores e obreiros interessados em compartilhar conosco essas bênçãos em forma de sermões, reflexões etc. «Prossigam, pois o vosso trabalho não é vão no Senhor Um grande abraço e especial saudação cristã ao pr. Julio Ruiz. Sou um leitor constante dos seus textos, sempore muito inspiradores. Dios le bendiga siempre!

    • Muchas gracias pastor Josemar de Souza Pinto. Aprecio mucho sus palabras en portugues, que es muy parecido al español. Gracias por animarme a seguir adelante con este ministerio. Muchas bendiciones para usted, su familia y su ministerio. Que Dios use estos sermones para edificar a su cuerpo, alcanzar al perdido y traer gloria a su nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *