La realidad de los temores

¿Por qué esto? Porque el temor, como alguien lo definió: “Es una emoción dolorosa, excitada por la proximidad de un peligro, real o imaginario, y acompañada por un vivo deseo de evitarlo y de escapar de la amenaza.

Es un instinto común a todos los hombres, del que nadie está completamente libre”. Pero observe la confianza que le asistía al salmista. Por un lado, manifiesta la seguridad que su Dios le oyó y por otra la certeza que es librado de todas sus angustias.

II. NOS REVELAN QUIÉN ESTÁ A NUESTRO LADO

a. La segura respuesta de Dios (vers. 4)

¿Cuál es su primera reacción cuando es invadido por los temores? ¿A quien acude? Lo primero que hizo David en su soledad y en la proximidad a la muerte fue refugiarse en el Señor. Él vio cómo su oración fue respondida. No sabemos cuántos temores tuvo, pero él dijo: “Y me libró de todos mis temores”. A este respecto, su hijo Salomón más adelante recomendaría: “Mas el que me oyere, habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal” (Proverbios 1:33).

Nada sigue siendo más poderoso que buscar al Señor con todo nuestro corazón y dejarle a él todas las cargas, muchas de ellas surgidas por los temores que enfrentamos. En su misma búsqueda David dijo: “Este pobre clamó, y le oyó Jehová, y lo libró de todas sus angustias” (vers. 6).

Pero por si faltara algo, añadió: “Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová” (vers. 19). Nada le hace más bien a nuestra alma que orar a nuestro buen Dios sabiendo cuán segura es su respuesta para los así le buscamos. La oración tiene el más grande poder libertador.

b. La segura compañía de los ángeles (vers. 7)

Los ángeles son una realidad en la Biblia. Su primera aparición la hicieron en el huerto del Edén, protegiendo el “árbol de la vida” de la mano del hombre. Y después los vemos muy activos en toda la Biblia, teniendo su más grande trabajo para lo que será la segunda venida de Cristo.

David sabía de esta dulce compañía para esos momentos oscuros de su vida. Ahora, ¿quién es el “ángel de Jehová” en este pasaje? Los mejores comentaristas coinciden en señalar a este ángel como el Cristo pre-encarnado.

David pasó noches en oscuras cuevas mientras huía de su adversario, pero en los momentos más difíciles sintió la cercanía de una compañía maravillosa. Ninguna presencia es más confiada y poderosa que aquella donde está presente el ángel del Señor.

Un creyente no debiera pasar sólo sus momentos temores. El salmista decía que la misión del “ángel de Jehová” era acampar alrededor y defenderlo. ¡Qué hermosa figura! Él está alrededor de nuestro “campamento” con su espada desenvainada. Nadie nos podrá hacer frente “aunque un ejército acampe contra mí”. Usted no está solo en sus temores.

III. NOS REVELAN LAS PROMESAS QUE AHORA DISPONGO

a.  El Señor suple lo que te roba el temor (verss. 4, 8-10)

¿Por qué Dios permite que sus hijos sufran necesidades? es la pregunta de siempre. Una de las cosas que hace el temor es hacernos creer que aquella cosa que falta jamás será suplida (salud, trabajo, amor, dirección, alegría).

Las carencias de la vida presagian a veces lo peor, siendo la muerte el temor mayor. Esto es lo que hace que David describa su liberación del peligro de muerte como una salvación del miedo mismo: «Busqué a Jehová y él me oyó, y me libró de todos mis temores«.

Jesús afirma que el Padre sabe todo lo que necesitan sus hijos, incluso antes de que ellos le pidan (Mateo 6:8). David describe su petición de ayuda con varias palabras: buscar al Señor (Salmo 34:4,10), mirar al Señor (Salmo 34:5), clamar al Señor (Salmo 34:6), temer al Señor (Salmo 34:7,9). 

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

También Revise

Predicas Cristianas.. Mirando el buen orden

Mirando el buen orden

Predicas Cristianas. El buen orden y la firmeza espiritual de una iglesia, de un creyente, es el resultado de la manera cómo andamos en el Señor. La enseñanza..

2 Comentarios

  1. Josemar de Souza Pinto

    Aprecio muito as publicações deste site cristão. Têm sido de grande proveito e edificação para mim. Oro a Deus para que os abençoe e multiplique o número de pastores e obreiros interessados em compartilhar conosco essas bênçãos em forma de sermões, reflexões etc. «Prossigam, pois o vosso trabalho não é vão no Senhor Um grande abraço e especial saudação cristã ao pr. Julio Ruiz. Sou um leitor constante dos seus textos, sempore muito inspiradores. Dios le bendiga siempre!

    • Muchas gracias pastor Josemar de Souza Pinto. Aprecio mucho sus palabras en portugues, que es muy parecido al español. Gracias por animarme a seguir adelante con este ministerio. Muchas bendiciones para usted, su familia y su ministerio. Que Dios use estos sermones para edificar a su cuerpo, alcanzar al perdido y traer gloria a su nombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *