Inicio / Predicas Cristianas / Estaban junto a la cruz de Jesús

Estaban junto a la cruz de Jesús

Predicas Cristianas | Mensajes Cristianos

“…Estaban junto a la cruz de Jesús su madre,…” Juan 19:25

Siempre estarás ante la cruz, sufriendo, pero también, alentado, la última en perder las esperanzas, hasta el último aliento, así como María tu también estas gozándote en las alegrías y sufriéndote en nuestras tribulaciones.

Anuncios

Hermana desde la génesis, nunca tu papel ha menoscabado, en ti se han alzado naciones, esperanzas. A ti debemos respetar, tu consejo se ha de escuchar y acatar, gracias Dios por nuestras madres, gracias por ellas, por todas.

Génesis 27

Aconteció que cuando Isaac envejeció, y sus ojos se oscurecieron quedando sin vista, llamó a Esaú su hijo mayor, y le dijo: Hijo mío. Y él respondió: Heme aquí. 2 Y él dijo: He aquí ya soy viejo, no sé el día de mi muerte. 3 Toma, pues, ahora tus armas, tu aljaba y tu arco, y sal al campo y tráeme caza; 4 y hazme un guisado como a mí me gusta, y tráemelo, y comeré, para que yo te bendiga antes que muera. 5 Y Rebeca estaba oyendo, cuando hablaba Isaac a Esaú su hijo; y se fue Esaú al campo para buscar la caza que había de traer. 6 Entonces Rebeca habló a Jacob su hijo, diciendo: He aquí yo he oído a tu padre que hablaba con Esaú tu hermano, diciendo: 7 Tráeme caza y hazme un guisado, para que coma, y te bendiga en presencia de Jehová antes que yo muera. 8 Ahora, pues, hijo mío, obedece a mi voz en lo que te mando. 9 Ve ahora al ganado, y tráeme de allí dos buenos cabritos de las cabras, y haré de ellos viandas para tu padre, como a él le gusta; 10 y tú las llevarás a tu padre, y comerá, para que él te bendiga antes de su muerte. 11 Y Jacob dijo a Rebeca su madre: He aquí, Esaú mi hermano es hombre velloso, y yo lampiño. 12 Quizá me palpará mi padre, y me tendrá por burlador, y traeré sobre mí maldición y no bendición. 13 Y su madre respondió: Hijo mío, sea sobre mí tu maldición; solamente obedece a mi voz y ve y tráemelos.

Quiero también ver esa madre que lo da todo por su hijo, que se arriesga por él, la bendición sobre Jacob viene por el cumplimiento de la voluntad de Dios a través de Rebeca su madre, ella sentía en su corazón que la bendición debía ser sobre Jacob y no sobre Esaú, no es que ella aborreciera a Esaú, se trata simplemente de amor, Dios siempre favorece al que más lo necesita y este caso no es la excepción, pero es a través de su madre que llega la bendición.

Anuncios

De ahí la importancia de oír el consejo de la madre.

Todos los que hoy tenemos a Cristo, formamos parte de la bendición de Jacob; como Dios levantó a Rebeca, a María y otras muchas madres más para el cumplimiento de su santa voluntad, hoy también te levanta a ti, madre que lees estas líneas, todo lo que hagas sea para la Gloria de Dios, Él dará bendiciones eternas sobre tu persona y tu casa.

Ser madre es una bendición de Dios materializada, una vez que distes a luz, una vez que una criatura de Dios vino a esta tierra a través de ti, has sido bendita por el Altísimo, gózate siempre en tu bendición y si algún día como a María te toca atribularte en la cruz, cree que al igual que Dios levantó a Jesús también tu y los tuyos un día serán levantados por la infinita misericordia de Jehová.

Acerca Santiago Padró Tamayo

Revise también

Sermones Cristianos - ¿Qué tienes en tu mano? Usalo

Tierra de prosperidad

Predicas Cristianas.. No vamos a hablar del evangelio de la prosperidad; no lo comparto de ninguna manera, pero sí debemos creer en la prosperidad del evangelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *