Inicio / Predicas Cristianas / ¿De que espíritu eres?

¿De que espíritu eres?

Predicas Cristianas | Mensajes Cristianos

Lucas 9:51-56 Y aconteció al cumplir los días de su asunción, que afirmó su rostro para ir a Jerusalén. Y envió mensajeros delante de la persona. Y al ir entraron a una ciudad de samaritanos con fin de hacer preparativos a él. Y no lo recibieron porque su persona estaba de viaje a Jerusalén. Viendo esto sus discípulos Jacobo y Juan dijeron al Señor, ¿quieres que digamos que el fuego descendía del cielo y los consuma, como también Elías hizo? Más volviéndose él les respondió y dijo: No sabéis de cual espíritu sois vosotros, porque el hijo de hombre no vino para destruir almas humanas sino para salvarlas. Y fueron a otra aldea.

Introducción:

Jesús antes de ir a pagar el precio por los pecados de la humanidad en la cruz, decide pasar por Samaria, un pueblo enemigo de los judíos por historia, aunque conocían a Jesús y sabían la obra que él hacía, por celos y terquedad no le recibieron, solo porque él iba a Jerusalén.

Lo triste aquí es leer la actitud de los dos discípulos que enojados querían orar y que descendiera fuego del cielo sobre esta gente, no habían comprendido después de tres años con Jesús, que él no avía venido a condenar al mundo sino a salvarlo y precisamente a eso iba el a Jerusalén.

La respuesta de Jesús:

Lucas 9:55 – Más volviéndose él les respondió y dijo: No sabéis de cual espíritu sois vosotros, porque el hijo del hombre no vino para destruir almas humanas sino para salvarlas. Y se fueron a otra aldea.

La actitud misericordiosa de Cristo, nos deja en claro que el vino a “ganar almas” es decir a salvarlas, y no a perderlas. Cristo antes este rechazo, simplemente se fue a otra aldea, a anunciar el reino de Dios. ¿Qué hace usted cuando lo rechazan?

Ese día los samaritanos perdieron la gran bendición que Jesús les llevaba:

Lucas 10:16 – Luego Jesús les dijo a sus discípulos: “Cualquiera que los escuche a ustedes, me escucha a mí. Cualquiera que los rechace, a mí me rechaza, rechaza también a Dios, que fue quien me envió.

¿Habrá tenido la gente de ese lugar otra oportunidad de Salvación?

Es muy posible que así sea, ya que las instrucciones del Señor fueron muy específicas: Hechos 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. Seguramente estos dos discípulos que querían quemarlos vivos fueron los que después llevaron el mensaje de salvación a este lugar.

Otra oportunidad de Salvación:

2 Pedro 3:9 – No es que Dios sea lento para cumplir su promesa, como algunos piensan. Lo que pasa es que Dios tiene paciencia con ustedes, porque él no quiere que nadie muera, sino que todos vuelvan a obedecerle.

El amor expresa muy distinto al fanatismo de los hombres que lastimosamente por cosas mínimas condenan muchas veces al pecador, pero Dios tiene paciencia y no quiere que usted se pierda, le está dando una oportunidad.

Muchos consideramos cristianos, están predicando un mensaje de condenación:

Romanos 8:9 – Pero, si el Espíritu de Dios vive en ustedes, ya no tienen que seguir sus malos deseos, sino obedecer al Espíritu de Dios. El que no tiene al Espíritu de Cristo, no es de Cristo.

Su fanatismo los lleva a pensar que son la “espada del Señor” y andan profiriendo juicios y amenazas de condenación, a aquellos que no piensan igual que ellos, no olvidemos que el que nos guía es Dios Espíritu Santo.

Estimado amigo/a:

¿De qué espíritu eres? ¿Eres de Cristo porque es tu Salvador y conoces su Espíritu misericordioso? ¿O eres de espíritu religioso de alguna secta, enseñanza, o hasta pensamiento propio, que desconoce lo que es en verdad “el amor de Dios expresado en la cruz del calvario”?

Conclusión:

Cristo vino a esta tierra a ganar almas, por tanto aquel que es salvo por él, sabe muy bien que fue el amor de Dios lo que cautivo su corazón.

Oseas 11:4 – Lo atraje con cuerdas de ternura, lo atraje con lazos de amor. Le quité de la cerviz el yugo, y con ternura me acerqué para alimentarlo.

Dios te ama y no quiere que te pierdas, y él quiere darte hoy el regalo de la Salvación solo recíbalo en tu corazón como Señor y Salvador personal. Si quiere aceptar hoy a tu único y suficiente Salvador haz esta oracion de Fe:

“Amado Dios, acepto a Cristo, ahora mismo como único y exclusivo Salvador de mi alma. Te acepto Jesús, públicamente; no me avergüenzo de ti; perdona mis pecados. Entra a mi corazón. Cambia mi vida. Lávame en tu sangre, y ayúdame a que persevere, firme en tu camino, firme en la Iglesia. Que sea bautizado y que sea lleno del Espíritu Santo. Escribe mi nombre en el Libro de la Vida. Te amo, Jesús. Gracias Jesús, creo en ti y soy salvo ahora. Tu sangre limpió mis pecados. Amén y Amén.

© Gustavo Adolfo Morales Cabrera

Acerca Gustavo Adolfo Morales Cabrera

Revise también

Mensajes Cristianos... La uncion

Busca la uncion

Predicas Cristianas. busca esa unción que desciende de cielo; mientras adoras deja que esta vez el llene el templo, tu templo, el templo donde el Espíritu Santo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *