Resistid

Predicas Cristianas | Mensajes Cristianos

En la biblia, en Santiago 4:7-8 encontramos una amosnetación maravillosa y muy sencilla: Resistid al diablo y huirá de vosotros. Acercaos a Dios y El se acercará a vosotros. Esta exhortación práctica está muy de acuerdo con el testimonio de Pedro cuando dice: “Vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; el cual resistid firmes el la fe.” (1 Pedro 5:8-9)

Hay personas que tienen una tendencia a ir de un extremo a otro. Para ellas no hay término medio. Si tú escuchas sus conversaciones, tienes la impresión de que todo en sus vidas es de Dios y de lo sobrenatural, o del diablo y lo demoníaco. Ellas ven al diablo donde quiera que miran. No dan lugar a la naturaleza humana – ni ninguna concesión a las leyes naturales.

Estos puntos de vista tan extremados, no son saludables. Vivimos bajo leyes naturales actúan porque Dios las puso para tal fin. Si nosotros somos culpables de haberlas quebrantado y, por ejemplo, tropezamos o nos enfriamos, no podemos culpar al diablo. Dios espera que usemos nuestro sentido común.

Anuncios

Conocí a un hombre que no tenía ninguna victoria en su vida. Insistía en que estaba poseído por el diablo. Le dije entonces: Tú no estás poseído por el diablo. Sólo estás tratando de buscar consuelo. Si tú lo admites, admites entonces que no tines de resistencia y te sometes dócilmente a él. Tu problema es tu propia carne pecaminosa. Tu no tienes que pelear contra el diablo más que cualquier otra persona. Si insistes en rendirte al diablo, es porque tu carne es débil, entonces cosecharás los resultados de esta clase de vida.

Hay algunas personas que no creen que hay un diablo a quien resistir. Ellos dudan si es real o si es meramente un pensamiento negativo. Pero la Biblia dice que hay un diablo. Es una persona real. El no es omnipresente, ni es omniciente, sin embargo es un poderoso adversario.

Se nos exhorta a hablar con respeto en cuanto al diablo y no en una forma liviana. Si no fuera porque Dios nos sostiene con su mano, caeríamos muy pronto cuando el diablo nos ataca. Satanás es poderoso. Pero Dios es Todopoderoso y la Biblia asegura al cristiano que Mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. (1 Juan 4:4)

Después de la victoria, viene la tentación.

Anuncios

Jesucristo mismo tuvo que resistir al diablo. Leemos que cuando el Espíritu Santo descendió sobre el mientras era bautizado en el Río Jordán, el Padre Le habló y Le dijo: “Este es mi Hijo” poco después de esto, fue llevado por el Espíritu Santo al decierto para ser tentado por el diablo durante 40 días y 40 noches. Así sucede con nosotros.

Aún después de nuestras más grandes bendiciones podemos tener un encuentro terrible con el diablo. A veces cristianos sinceros han dicho: El Señor me ha bendecido tanto últimamente. Y yo me pregunto: ¿Qué pruebas le irá a mandar el Señor? ¿Te ha bendecido Dios a tí?, bueno, El te está fortaleciendo, El te está edificando, te está preparando para que cuando te encuentres con el diablo, no sea en un momento de debilidad, sino cuando estés fuerte en el Señor y en el poder de Su fortaleza.

Nuestras Armas

¿Qué armas tenemos que usar para resistir al diablo? Primero que todo, LA PALABRA DE DIOS. Cuando satanás vino a Jesús y dijo: “Escrito está,” Jesús respondió: “Escrito está otra vez.” A satanás le gusta citar las Sagradas Escrituras, pero lo hace fuera de la armonía del contexto. A satanás le encanta torcer la verdad y de ahí es donde vienen las falsas doctrinas.

Pero la Palabra de Dios es nuestra espada fuerte para resistir al diablo. Cuando nos sentimos tentados, podemos sequir el ejemplo de Cristo y afirmamos en la palabra de Dios. También es necesario tener algo de fe para resistir al diablo.

Anuncios

No hay necesidad de hundirse en un cúmulo de cosas y darse por vencido a toda esperanza porque satanás está contra nosotros. Pedro dijo: “Al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en nuestros hermanos.” Tú no tienes algo fuera de lo común. Tu experiencia no es más extraña y diferente que la que hayan tenido otros. Tus hermanos pasan pruebas similares y si ellos pueden sobrellevarlas, tú también puedes hacerlo.

No tengas miedo, ni te des por vencido. Pelea la buena batalla de fe.

La palabra de Dios nos dice: “Resistid, Resistid”. Otra manera de resistir al diablo es LLENANDOSE DEL PODER DEL ESPÍRITU SANTO. Cuando satanás llame a la puerta de tu casa, tú puedes decirle que estás ocupada y que no hay lugar para otro espíritu, cualquiera que sea.

Satanás es un espíritu. No es omnipresente, pero parece que acecha continuadamente. El tiene quien le ayude a llevar a cabo su obra. si tu dejas de hacer algo para el Señor, sabrás que satanás está tras tus huellas.

Hubo un hombre que dijo: “Yo nunca lucho con el diablo; él no me molesta para nada” por supuesto que no, porque este individuo estaba ya bajo el poder de satanás. El no tenía ninguna resistencia, ninguna pelea con él, simplemente lo seguía en todas formas que el diablo le llevaba; era cautivo de la voluntad de satanás. Esto es exactamente lo que dice 2 de Timoteo 2:26 que el que no es salvo, no puede resitir al diablo, si no que está cautivo a voluntad de él. Así que si vas a resistir al diablo, necesitas el poder de Dios en tu vida.

Acerca Gustavo Adolfo Morales Cabrera

Revise también

Predicas Cristianas... Más allá de lo que ves

Más allá de lo que ves

Predicas Cristianas.. ¿Qué sucede cuando vivimos las circunstancias desde nuestro espíritu? Mares se abren en dos para que pasemos intacto. Una columna de fuego..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *