Inicio / Predicas Cristianas / Entre la vida y la condenación

Entre la vida y la condenación

Predicas Biblicas | Mensajes Cristianos

Texto bíblico: Juan 5:24-29

Introducción

Anuncios

La biblia enseña que esta vida es pasajera y que toda la humanidad está destinada a la eternidad. Sea para vida o para condenación, todos algún día pasaremos a esa dimensión desconocida y de la cual nunca saldremos.

Hay que recordar que hay solo dos posibles escenarios para pasar la eternidad: con Dios o sin él. Dicho en otros términos: el cielo o el infierno, la vida o la condenación, salvación o perdición, en fin. El pasaje de Juan 5 versículos 24 al 29 nos enseña varias cosas con relación a la vida eterna y a la condenación también. Vamos a ver en estos estudios bíblicos esas cosas que podemos extraer de esta enseñanza que dio el mismo Señor Jesús.

I. ¿En qué consiste la vida eterna? Juan 5:24

Este versículo hace mención a tres etapas o pasos para tener la vida eterna:

Anuncios

A. Oír la palabra de Dios

Este es el primer paso. Seguramente muchas personas han pasado por aquí pero no todos han continuado al siguiente. Oír no es el solo acto de recibir esa información sino de atenderla, entenderla y aceptarla.

B. Creer el mensaje

Luego de oír el mensaje (implica atención, entendimiento y aceptación), es necesario creer. La palabra creer aparece muchas veces en la biblia y el énfasis que tiene este verbo es bastante fuerte ya que en ello consiste la fe. Es indispensable creer en el mensaje de Jesucristo ya que esto abrirá las puertas del corazón para que él more allí. Creer implica que hemos reconocido nuestra situación de pecado y que necesitamos la salvación. Recibir a Cristo en el corazón es el resultado de oír y creer.

C. Tener la vida

Anuncios

Es interesante que Jesús dijera que “el que oye mi palabra, y cree al que me envió, TIENE vida eterna”, en tiempo presente, es decir, ¡ya!

No dijo que entraría en cuarentena ni que en un plazo de tantos días recibiría la vida; no, dijo TIENE, o sea en el mismo momento en el que la persona oye y cree, tiene la vida eterna.

II. ¿En qué consiste la condenación? Juan 3:18-19

La condenación es la otra cara de la moneda. Es la opción contraria a la salvación y vida eterna. Jesús explicó la condenación de una forma muy clara:

A. En negarse a creer. Juan 3:18.

Jesús dijo que el que no cree ya ha sido condenado. Si oír y creer traen como resultado tener la vida, pues entonces no creer es igual a no tenerla. Uno puede oír, pero si no cree, si no reconoce que la Palabra de Dios es un espejo que nos muestra nuestro estado de pecado, que nuestro merecido es morir, y que por ende necesitamos recibir la salvación, pues entonces no recibiremos la vida.

B. En tener gusto por la maldad. Juan 3:19.

Dijo además Jesús que la luz (o sea su Palabra, él mismo) vino al mundo pero que los hombres no la tuvieron en cuenta, que prefirieron las tinieblas, en otras palabras, la maldad. Esto da a entender de nuevo que no basta con oír, con saber que el mensaje está ahí, sino que es necesario creerlo. Quien se decida por las tinieblas no podrá recibir la vida eterna. Efesios 5 versículos 1 al 20 ilustra con nombres propios esas obras de las tinieblas: fornicación, avaricia, deshonestidad, idolatría, etc. Obras que muchos prefieren seguir practicando antes de creer la verdad de Jesús.

III. La oportunidad es presente

A. Los muertos que escuchan la voz de Dios. Juan 5:25.

La biblia habla de que el hombre sin Dios está muerto en sus delitos y pecados (Efesios 2:1). Jesús dijo que “los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán.” Esos ‘muertos’ son quienes practican las obras de las tinieblas, pero si oyen y creen el mensaje de salvación, pasarán de muerte a vida.

B. Dios es el único que puede conceder vida. Juan 5:26.

IV. La realidad del destino final. Juan 5:28-29

Este pasaje termina con el aviso de Jesús acerca de que llegará un día en el cual los muertos (ya no los muertos en delitos y pecados, sino físicamente muertos) serán resucitados, y de esa resurrección pasarán:

1. Unos para vida eterna: los que hicieron lo bueno, es decir: oyeron, creyeron y recibieron la vida eterna. Vivieron en comunión con Dios y le sirvieron.

2. Otros para condenación eterna: Quienes no creyeron en el mensaje de salvación y amaron más las tinieblas que la luz.

Conclusión

Este mensaje ha sido transmitido por muchos países, en muchos idiomas, en muchas culturas, de muchas maneras distintas, pero su esencia es la misma: Jesús salva y quiere dar la vida eterna a todos; él no quiere que el ser humano perezca.

Puede sonar rudo esto pero, que la ciencia o la filosofía no acepten el mensaje de la palabra de Dios no cambia nada, lo que Dios dice en su palabra es una verdad absoluta como ninguna y el hombre seguirá teniendo solo dos opciones: la vida o la muerte. ¡Este es el momento de creer! Ya basta de amar las tinieblas. A usted que lee estos estudios bíblicos le animo a que se acerque a Jesucristo y le entregue su vida ya mismo y no espere más.

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Predicas Cristianas... Haremos proezas de la mano de Dios

Haremos proezas de la mano de Dios

Predicas Cristianas... Para vivir esas proezas de la mano de Dios, esfuérzate y actúa sabiendo que el Señor está de tu lado y que te dará la victoria sobre...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *