Inicio / Predicas Cristianas / La oración en secreto

La oración en secreto

Predicas Cristianas | Mensajes Cristianos

Texto Biblico: Mateo 6:5-8

Quedé sorprendido de los hermanos que ayudaban en el ministerio, porque siempre se admiraban de lo que Dios hacía en la iglesia, la predicación como les impresionaba, de tal manera; que se les miraba el deseo de servir mejor a Dios.

Anuncios


Lo raro de esto era, que; al siguiente servicio los veía desanimados con su semblante decaído, y llegue a la conclusión, de que no manejaban sus situaciones con conocimiento de Dios, sino que trataban de hacer lo que no entendían todavía.

1. Lo que pasa, es…

Que escuchamos la predicación y la entendíamos en ese momento, formándonos la idea de que hemos descubierto algo que nos impresionó y se nos hace tarde para llevarlo a cabo, entonces llegamos a casa y queremos desconectarnos de todo, y actuamos fuera de tiempo, fuera de lugar y lo peor excluyéndola a ella y a los hijos, por no ser muy comunicativos que ni al pastor le decimos.

Y entonces experimentamos una gran desilusión, especialmente en nuestra oración; frustrados porque descubrimos que no era tan fácil como parecía ser, y peor aún; no queremos hablar del tema con nadie, mucho menos darle explicaciones a ella, que nos pregunta qué estábamos haciendo.

En mi experiencia, las veces que intente orar a solas, excluyendo y sin ponerme de común acuerdo con ella, todo salió terriblemente mal por varios años; ore hincado, acostado, boca arriba, boca abajo, parado, caminado de un lugar a otro, de cabeza, danzando, y no podía concentrarme, solo escuchaba ruidos en la casa, le suben mucho a la televisión, el teléfono suena, abren y cierran las puertas azotándolas, mi esposa quiere que la lleve a la tienda y con todo esto sube el enojo tanto que me olvido de la oración, pensando que mi esposa tiene la culpa porque no me comprende.

Anuncios


Pero era yo mismo el del problema, porque no comprendía los factores tiempo, lugar y sin excluirla a ella, yo sé que a la mayoría nos puede costar mucho entenderlo, porque no tenemos una buena relación con nuestras esposas, no les damos el lugar que deben tener conforme a la palabra de Dios, pero nuestras esposas son un secreto fundamental de la oración; ¡qué bueno que ya lo entendiste gloria a Dios!

NO EXCLUIR

2. Más bien ponerse de acuerdo para dedicarse un tiempo en la oración

1 Corintios 7:5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.

Anuncios


Ponerse de acuerdo para dedicarse un tiempo en la oración, de tal manera que incluyan a sus hijos, ya sea junto o separado o las dos cosas; juntos porque tomaron el tiempo para hacerlo y esto demuestra que están venciendo todos los obstáculos de dominio doméstico. Y separados cuando uno cuida a los hijos mientras el otro está en una sesión de oración buscando dirección de Dios en todas las cosas, juntos cuando se levantan de madrugada para orar, separados cuando cada uno se levanta a diferente hora de la madrugada.

NO PRETENDER ORAR ESTANDO ENOJADOS

3. No nos engañemos.

No nos engañemos aparentando como que nada pasa, cuando “si está pasando” y sabemos perfectamente que hay un asunto de abuso emocional de autoridad u otra cosita que arreglar primero con tu esposo(a) porque por esta causa nuestras oraciones son impedidas, anuladas, estorbadas, no tomadas en cuenta, 1 Pedro 3:7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo. {Muy importante}

ESCOGER MUY BIEN EL MOMENTO

4. Todo tiene su tiempo.

Todo tiene su tiempo; trabajar, estudiar, cocinar, arreglar, leer, disfrutar con la familia. Pero uno de los mejores momentos es el orar, esto quiere decir; que no voy a orar cuando estoy trabajando, estudiando o disfrutando con la familia, (que por supuesto no estamos hablando de oraciones cortas) sino del tiempo de oración donde no le ponemos nuestro reloj a Dios, pero nos sujetamos plenamente a su voluntad, ÉL pone el tiempo, momento y lugar. (Tu hogar, hablando en oraciones con caracteres personales o de comunión con Dios).

Yo medite mucho tiempo en esto sin encontrar ninguna respuesta inmediata, estuve experimentando muchas dificultades en la oración por no saber manejar situaciones que se me presentaban, hasta se me ocurrió invitar a algunos de la congregación a orar, pero nadie respondió al llamado de oración y me di cuenta de nuestra condición, entonces pensé en juntar nada más pastores para reunirnos para orar, en la iglesia o en sus iglesias, o un día en una y otro día en otra; pues pensé que estarían encantados de hacerlo.

Pero cuál fue mi sorpresa; todos tuvieron una excusa o un argumento para no aceptar la invitación, y nadie quiso abrir su iglesia para juntarnos a orar; entonces Dios me dio entendimiento acerca del lugar, el cual me afanaba en buscar, pensando que quizá era arriba de la montaña, o en una cabaña, o en un edificio de reuniones donde orar libremente, lo cual no era así, como tampoco la gente que yo trataba de escoger para orar, sino que todo empieza orando en lo secreto de su presencia sin salir de casa, escogiendo el momento y hora de Dios; de madrugada, cuando la creación silenciosa de Dios, espera oír la voz de los que claman a su creador, porque quien mejor que Dios, para darte lugar con sus escogidos, el hecho de someterse a Dios es difícil, pero no imposible; porque esto es parte del secreto de la oración.

Anuncios


Acerca Marco Gudino

Conferencista - pastor -Instructor y Escritor en Fuente de Salvación - Alaba Church - Fuego Maravilloso - Alfa y Omega - Iglesia de Dios Grupo Hispano.

Revise también

Predicas Cristianas.. Sufrimiento en primavera

Sufrimiento en primavera

Predicas Cristianas. la profecía de Isaías mostraba que Jesús, el Cordero de Dios, seria crucificado. Mensaje cristiano para semana santa; la muerte de Cristo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *