Inicio / Predicas Cristianas / Verdades que no debes ignorar

Verdades que no debes ignorar

Como seres humanos inteligentes, siempre estamos interesados en saber la verdad de todas las cosas y circunstancias que nos rodean.

† ¿Por qué los periódicos se agotan cada día?

† ¿Por qué los laboratorios de análisis clínicos tienen mucho trabajo?

Anuncios

† ¿Quién no quiere saber la verdad cuando le dice un doctor: “hay que hacerte unos estudios, parece que tienes cáncer”?

† ¿Quién no quiere saber la verdad cuando alguien le dice: “me pareció ver a tu novia con otro muchacho”?

† ¿Quién no quiere saber la verdad cuando escucha el rumor de que cerrarán la empresa donde trabaja?

Sin embargo, aunque conocer la verdad sobre cualquiera de esas cosas es muy importante, todas esas verdades solamente tienen que ver con nuestra vida aquí en la tierra. Pero, realmente:

Anuncios

† ¿Qué pasará contigo y conmigo después de la muerte?

† ¿Importa o no, preocuparse por el más allá?

† ¿Termina todo cuando se expide tu acta de defunción?

† ¿Será verdad eso de que “muerto el perro, se acabó la rabia”?

Anuncios

† ¿Realmente nunca nadie se enterará de tus secretos?

† ¿Será verdad eso de que descansarás en paz?

† En el supuesto caso de que existiera Dios, ¿tiene algo que ver contigo?

† ¿Realmente puedes vivir como te dé la gana sin consecuencias más allá de la muerte?

Por favor, permíteme hablarte unos minutos de unas verdades que no debes ignorar.

† Yo sé que para muchos la Biblia es sólo un libro más y además muy pasado de moda, pero te desafío a que por una vez en tu vida, escuches con atención y respeto lo que este viejo libro dice acerca de ti.

Solamente te pido que por unos minutos supongas que la Biblia dice la verdad.

I. EL ALMA ES INMORTAL:

Muchos piensan que el ser humano es simplemente “Un animal racional”, pero la Biblia hace una gran diferencia entre los animales y el ser humano, porque solamente en el caso del hombre dice que fue hecho “a imagen y semejanza” del Creador; además, ningún animal fue creado de manera personal por Dios.

Las Sagradas Escrituras enseñan de principio a fin que el ser humano consta de una parte tangible y de otra intangible.

† Sin profundizar en el tema de la diferencia entre alma y espíritu, en este mensaje estaremos hablando del alma como la parte intangible del ser humano.

a) La Biblia habla de la muerte como la separación de la parte tangible y la parte intangible del ser humano:

† “antes que la cadena de plata se quiebre, y se rompa el cuenco de oro, y el cántaro se quiebre junto a la fuente, y la rueda sea rota sobre el pozo; y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio” (Eclesiastés 12,6,7)

b) El apóstol Pablo escribió sobre la vida en el cuerpo y la vida fuera del cuerpo a causa de la muerte:

† “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros” (Filipenses 1:21-24)

c) Jesucristo dijo:

† “no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar…” (Mateo 10:28)

Creer en la Biblia como la Palabra de Dios es mucho más importante de lo que la gente piensa, porque si no creemos en la Biblia, entonces no nos queda más que aceptar teorías que nos privan de cualquier dignidad y nos hacen iguales a los animales.

† La Biblia nos enseña que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios y eso representa para nosotros una corona de gloria, una tiara de dignidad.

Así que si creemos en la Biblia, tenemos la convicción de que Dios nos creó y con Dios tenemos dignidad. Pero, si sacamos a Dios de nuestras mentes, entonces no somos más que animales salvajes.

† Con Dios tenemos dignidad, sin Dios, no somos nada.

Si creemos que la Biblia es la Palabra de Dios, podemos estar seguros de que no solamente somos carne que se volverá polvo y que nada más servirá para abonar la tierra, sino que al creer en la Biblia tendremos la convicción de que aún muerto nuestro cuerpo, nuestra alma seguirá viviendo.

Sin embargo, esta verdad de que el alma es inmortal, nos lleva a otra verdad que no debemos ignorar:

II. HAY UN JUICIO DIVINO PARA LOS MUERTOS:

† “…está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9:27)

Este texto bíblico echa por tierra la creencia de la reencarnación.

† El ser humano muere una sola vez físicamente, de manera que no reencarna en otro ser y vuelve a morir, para luego reencarnar… ¡”muere una sola vez” y ya!

Además, el texto también hace mención de la verdad anterior, ya que nos deja claro que el alma no muere, porque nos dice que después de muerto el ser humano enfrentará un juicio.

La Biblia menciona muchas veces esta verdad del juicio:

Veamos cómo lo escribió el apóstol Juan:

† “Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras” (Apocalipsis 20:12)

La revelación de esta gran verdad en la Biblia tiene varios propósitos, veamos dos:

1. El juicio divino para los muertos nos brinda consuelo y paciencia:

Esta verdad de que hay un juicio divino para los muertos es muy significativa porque nos ayuda a entender el porqué de muchas cosas que no entendemos en esta vida:

† Gente perversa que prospera.

† Personas malvadas que cometen crímenes impunemente.

† Gente consagrada a Dios que sufre carencias como Lázaro, el mendigo mencionado en el evangelio Según San Lucas capítulo 16

† Personas que sufren injustamente.

Mirar las injusticias nos provoca ira y profundos deseos de venganza, pero Dios nos promete en la Biblia que Él es nuestro vengador:

† “No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor” (Romanos 12:19)

2. El juicio divino para los muertos nos advierte que nadie escapará de la justicia de Dios:

La verdad del juicio divino para los muertos, no solamente es para consolarnos por lo que sufrimos a causa de los pecados de otros más fuertes que nosotros que nos afligen.

† Este juicio divino también nos advierte que cada uno de nosotros tendrá que dar cuenta de sus propios pecados, aunque los ocultemos o minimicemos.

Dios nos revela por medio de la Biblia que más allá de la muerte, todos enfrentaremos un juicio, y esta revelación bíblica es para advertirnos que su justicia no puede ser burlada, como también está escrito:

† “Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala” (Eclesiastés 12:14)

† “…no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta” (Hebreos 4:13)

III. DIOS ESTÁ TERRIBLEMENTE ENOJADO CONTRA LA HUMANIDAD:

† Esta verdad no es fácil de aceptar, por eso muchos predicadores, incluso cristianos, tratan de evadirla o presentarla con mucho “maquillaje”

Hay quienes presentan solamente la mitad de la verdad diciendo que Dios es misericordioso.

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Predicas Cristianas... Defiende la Fe

Defiende la Fe

Predicas Cristianas... Debemos defender a Dios y a Su palabra con argumentos firmes ya que Dios ha provisto razones legítimas para creer en Él, y nos ha mandado...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *