Seremos prosperados

Hacer que Su palabra permanezca en nosotros

Permanecer en Cristo es hacer que Su palabra permanezca en nosotros. El Señor nos dice: “Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hechoJuan 15:7. Con esto nos está diciendo que no debemos buscar la prosperidad, sino al que da la prosperidad.

deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él haráSalmos 37:4-5.

Dios conoce tus necesidades, no solo las materiales, sino también las de sanidad, sabiduría, éxito, y protección. La prosperidad divina no se trata de dinero únicamente. Sino de abrir las ventanas de los cielos sobre todas las áreas de nuestra vida, diariamente y sin detenerse jamás.

Egoísmo y avaricia

El egoísmo y la avaricia como los tiene el mundo son peligrosos en el cristiano. Traen tristeza al corazón, y al pedirnos parte de nuestro dinero, Dios no está tratando de evitar que tengamos algo que no nos conviene tener, librándonos además de una caída.

porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” 1 Timoteo 6:9-10.

Dar lo que Dios me pide

Algunos dicen: ¿Cómo puedo dar lo que Dios me pide si vivo con un presupuesto apretado y apenas me alcanza para las cosas que necesito? Entonces recordemos cuando en el tiempo de Hageo el pueblo de Dios tenía dificultades con las finanzas y Dios les dijo.

6 Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto. 7 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos…»

«…9 Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en un soplo. ¿Por qué? dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa. 10 Por eso se detuvo de los cielos sobre vosotros la lluvia, y la tierra detuvo sus frutosHageo 1:6-7, 9-10.

Acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padresDeuteronomio 8:18. Este es el peligro en donde podemos caer. Todos venimos de Adán. Todos estamos en el mismo peligro de olvidarnos por completo del dador de todas las cosas, incluso nuestra prosperidad.

Mantener abierta la fuente de la prosperidad

Es por lo que Dios estableció que le devolvamos parte de los beneficios que recibimos. No porque tenga necesidad, sino para mantener abierta la fuente de la prosperidad al quitar de nosotros el egoísmo, la avaricia, y la amargura.

En nuestro tiempo hay muchos devoradores que destruyen nuestros ingresos. La reparación del vehículo, los médicos y medicinas, los vicios como la bebida y el fumar. Perdemos dinero cuando no aprovechamos las ofertas de cosas que necesitamos y en evitar gastos innecesarios.

Son bendiciones que el Señor entrega al que cumple, y esto es una realidad que podemos ver en la congregación, donde los que son fieles pueden dar testimonio de que Dios “es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimosEfesios 3:20.

Conclusión

Si caminamos fieles, de la mano de Dios, es natural que recibamos bendiciones, ricas y abundantes. Son bendiciones materiales y espirituales, aquellas que hemos anhelado por mucho tiempo.

Si deseamos movernos en esa dimensión, es necesario que caminemos conforme a los planes y propósitos que el Señor tiene para nosotros. Recordemos que ser fieles a Dios es el secreto de las bendiciones.

© Reenier Gonzalo Prado. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicas Cristianas

Acerca Reenier Prado

Amante de la palabra de Dios y nuestro Señor Jesucristo. Mi pasión es redactar mensajes cristianos para evangelizar a las naciones.

También Revise

El cristiano y la guerra espiritual.. Predicas Cristianas

El cristiano y la guerra espiritual

Predicas Cristianas. Existe una guerra espiritual entre el bien y el mal, entre los hijos de Dios y el enemigo de nuestra fe. ¿Estamos preparados para pelear?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *