La Voluntad de Dios es Prioridad

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico:  “Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.” (Juan 6:38).

Introducción

Jesús nunca obró durante su ministerio público aparte de Dios el Padre. El vino a hacer la voluntad del que lo envió. (Juan 5:30; 6:38).

Incluso estando en angustiosa agonía, mientras oraba en Getsemaní, el Señor Jesucristo pidió “Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.” (Lucas 22:42).

Anuncios

Esta oración no fue hecha en un tono de resignación impotente y sin esperanza. No era la expresión de un corazón destrozado que se rendía ante una derrota completa. Tampoco era la oración de alguien a quien se le frustran los sueños y ya nada más espera en la vida. Su oración demostró una confianza perfecta y absoluta en el Dios Padre a pesar de lo que le esperaba en las siguientes horas.

Para Jesús la voluntad del Padre era prioridad. Sólo tres detalles de la vida de Jesús quiero usar para significar que la voluntad de Dios es prioridad en la vida del cristiano y de la iglesia.

I. JESÚS NO SE DEJÓ MANIPULAR POR LA GENTE DE SU TIEMPO

Jesús no vino a complacer peticiones y deseos personales de la gente de su tiempo ni de ninguna época. Él vino a hacer la voluntad del Padre que lo envió.

En una ocasión los fariseos presionaban a Jesús para que hiciera señales del cielo, pero nos comenta Marcos en su evangelio que dejándolos, volvió a entrar en la barca, y se fue a la otra ribera.” (Marcos 8:13).

Anuncios

Estaba Jesús teniendo su matutino de oración en un lugar desierto, y la gente le buscó, y llegando a donde estaba le suplicaron que no se fuera, “Pero él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado.” (Lucas 4:43). Ni la fama ni la popularidad influyeron en su agenda divina; nada impediría que Él hiciera la voluntad del que lo había enviado.

El evangelista Marcos nos cuenta que cuando Jesús estaba colgando de la cruz, “los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza y diciendo: ¡Bah! tú que derribas el templo de Dios, y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo, y desciende de la cruz.” (Marcos 15:29, 30).

Claro que pudo bajar de la cruz, pero él no vino a complacer a las masas enardecidas, deseosas de espectáculos, el Señor vino a hacer la voluntad de Dios, y esa voluntad incluía morir en la cruz. Así que no complacería aquella turba. Y gracias a Dios porque no lo hizo. Murió por amor a nosotros.

Pablo le advierte a Timoteo que llegará el momento en que la gente no querrá escuchar la verdad, sino que correrán en pos de maestros que les digan lo que desean oír. En vez de escuchar lo que la Biblia dice, correrán ciegamente tras sus errados conceptos. Por eso, mantente despierto, vigilante. No temas sufrir por el Señor. Gana almas para Cristo. Cumple con tus deberes.” (2 Timoteo 4:3-5 NTBAD).

Los que son llamado por Dios a hacer su obra no claudican ante las presiones de las masas. Los que predicamos a Cristo y su evangelio no somos meseros que complacemos a los clientes, ni predicamos para quedar bien con las tendencias del presente. Respondemos a los intereses del reino de Dios, no a intereses personales.

Anuncios

Una iglesia que sabe distinguir los tiempos en que vive (Mateo 16:1-3), que predica con firmeza el evangelio de Cristo, que gana almas y cumple con los propósitos de Dios, jamás cederá ante las presiones y la demagogia de las masas que se buscan maestros que les digan lo que desean oír.

Así como Cristo no se dejó manipular por la gente de su tiempo, la verdadera iglesia de Cristo no debe dejarse manipular por las masas deseosas de oír lo que quieren oír, porque la voluntad de Dios es prioridad para la iglesia.

II. JESÚS NO SE DEJÓ DOMINAR POR EL SECTARISMO RELIGIOSO DE SU TIEMPO

Jesús censuró las sectas judías que le daban más valor a las tradiciones de los ancianos que a los mandamientos expresos de Dios. Los confrontó en más de una ocasión con el mensaje poderoso y transformador que predicaba.

Acerca David N. Zamora

Ministro Ordenado de las Asambleas de Dios, Pastor Principal de la Iglesia Misionera, A.D.,Inc., Tampa, Florida, EUA. Siendo muy joven comienza a servir al Señor en la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios), de Las Tunas, donde se desempeña como maestro bíblico desde el año 1978. Su intensa y activa labor Pastoral en Cuba comienza en Enero de 1991. En abril de 1996 se gradúa de Bachiller en Teología y Biblia, por los Estudios Dirigidos de Superación Bíblica (EDISUB) de las Asambleas de Dios en Cuba. Obtiene su Licenciatura en Teología por medio del Instituto de Superación Ministerial de las Asambleas de Dios de América Latina (ISUM). El Pastor Zamora lleva mas de 42 años de casado con su esposa Raquel González. De esta unión matrimonial nacieron dos hijos: Merlyn David y Otoniel Zamora, quienes se desempeñan activamente, como Ministros de Música y Predicadores del evangelio de Jesucristo.

También Revise

Predicas Cristianas.. Siembra y cosecha

Siembra y cosecha

Hay dos formas de ver la vida, en pecado o en el Espíritu de Dios. El mundo siembra corrupción, siembra pecado, no piensan que eso que siembran cosechan...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.