Mirando el modelo

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico: Hebreos 12:1-3

INTRODUCCIÓN

“Cuando vemos a Jesucristo ya no tenemos ojos para los demás”. Esto lo escribió alguien y tendrá que ver con el tema para hoy. El imperativo “sígueme” aparece muchas veces en el Nuevo Testamento y está acompañado del llamamiento que Jesús extendió a los que buscó o querían seguirle. Por cierto, que fue la historia del joven rico donde vemos que no fue correspondido por las altas demandas.

El discipulado es el gran tema del Maestro Cristo. Él vino para hacer esto.

Uno de los casos más interesante que habla cómo Cristo concibe el discipulado es la historia de aquellos hombres de Lucas 9:57-62. El primero se adelantó para decirle a Jesús “te seguiré” a todas partes, pero Jesús lo detuvo diciendo que hasta las zorras tenían sus guaridas y las aves del cielo donde ponían sus polluelos, pero que él no tenía donde vivir.

Anuncios

A otro fue el mismo Jesús que le dijo: “sígueme”, pero la excusa que este presentó fue que primero tenía que vivir para enterrar a su padre. A este Jesús le respondió, diciendo: “Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios”.

El tercero tomó la iniciativa también de seguir a Cristo, pero puso la condición de pedirle a Jesús que lo dejara que se despidiera de los que estaban en su casa. Con esta condición Jesús fue enfático: “Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios”.

Esa historia nos muestra que el discipulado para Jesús significa un sacrificio de mis comodidades, un sacrificio de mis prioridades y un sacrificio de lo que más amo, representado por la familia. El asunto de seguir de Jesús no admite condiciones.

Lo de él o es todo o es nada; esta será nuestra nueva serie. Y el pasaje con la que la iniciamos es Hebreos 12:1-3. Cuando Jesús nos dijo también “!sígueme!” fue una invitación a poner nuestros ojos en él y eso demanda el sacrificio mirar quién es él y lo que hace. Así es como comienza todo discipulado. Veamos por qué.

Anuncios

I. POR AQUELLOS QUE YA NOS PRECEDIERON

1. Una nube de testigos (vers. 1ª)

El contexto del tema “puestos los ojos en Jesús” es muy ilustrativo. Por un lado, significa que el creyente no está solo en esta vida, que hay otros que también caminan con él mientras sigue al salvador Jesucristo. Es bueno dar una palabra respecto a esa “nube de testigos”.

Hay creyentes que suelen pensar que estos testigos son los hermanos que ya nos precedieron y que nos miran desde el cielo para animarnos. Bueno, la verdad es que eso por ahora no es posible. Si así fuera le estuviéramos dando la razón a aquellos que piensan que los padres, la madre o algún hijo están ayudándoles mientras pasan las pruebas de esta vida.

Por seguro que un día nos reuniremos en la resurrección de los muertos con ellos, pero por ahora lo que esto significa es que es que nosotros al ver la fe de ellos, y la manera cómo triunfaron, se constituyen en un ejemplo para imitar su fe y ver como ellos murieron en esperanza en una patria no terrenal, porque“anhelaban una mejor, esto es, celestial… El ejemplo de esos hombres nos motiva a seguir a Jesús.

Anuncios

2. Despojarse de todo peso de pecado (vers. 1b)

Este texto está lleno de mucha acción. El escenario pareciera ser de alguien que se prepara para un maratón. Los verbos “despojarse” y “correr” nos ubican en lo que será el inicio en lo que tenemos por delante.

Quien haya escrito este libro estaba familiarizado con los juegos olímpicos donde las competencias demandaban despojarse de todo lo que les impedía avanzar hacia adelante. El término traduce también “todo lastre”, “toda gordura”.

Así que puede representar quitarse un poco el peso físico para estar más liviano; también en el aspecto atlético es el de quitar las pesas que se usaban para el entrenamiento y en el campo espiritual el “peso del pecado”. El autor le dice al discípulo que ha puesto sus ojos en Cristo que el pecado es una realidad que nos asedia continuamente.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

También Revise

Predicas Cristianas.. Escogiendo a Dios para oirle

La virtud de saber escuchar

Predicas Cristianas, ¿sabes escuchar? La virtud de saber escuchar es una característica de un verdadero consejero. Muchas personas estan en busqueda de..

Un comentario

  1. Buenos días Pastor Julio, me han encantado sus prédicas, tenemos un grupo de Oración en Colombia y nos encantaría basarnos en sus sermones para llegar a otras personas, si usted nos lo permite, no somos una iglesia, somos un grupo heterogéneo, de diferentes religiones donde nos reunimos una hora al estudio de la palabra, guiados por una persona que lleva 40 años estudiando las escrituras.
    Bendiciones y que el Espíritu Santo le conceda muchos años de vida para continuar llevando el mensaje a muchos hogares.
    Germán Torres.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.