No endurezcas tu cerviz

Predicas Cristianas

El deseo del Señor es, sin dudas, que su pueblo sea bendecido y pueda entrar en la tierra del reposo en donde sus bendiciones son múltiples y abundantes.

Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu DiosDeuteronomio 28:1-2.

Hallamos en este pasaje la clave que necesitamos para que todo esto suceda, esto es: “Si somos obedientes a lo que el Señor nos manda”. «Si obedecemos lo que Él nos ordena hacer sin cuestionamientos y en el tiempo en que Él lo ordena y no cuando nosotros tengamos tiempo o ganas de hacerlo”.

Anuncios

Recordemos que “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanzaProverbios 1:7. Y  son muchos en el pueblo de Dios que no pueden alcanzar el reposo y las bendiciones a consecuencia de la falta de temor en su relación con Dios que les lleva a desechar las enseñanzas, éstos son los duros de cerviz a quienes quiere hablar el Señor.

Leamos la Palabra de Dios en Hebreos 3:7-10Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años. A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos”.

Como dije anteriormente, son muchos en el pueblo de Dios que se preguntan y aún cuestionan al Señor a causa de que no reciben respuestas a sus oraciones o las bendiciones que están esperando. Y por el contrario, mientras ellos continúan vagando por el desierto de las dificultades y limitaciones de todo tipo, hay dentro del mismo pueblo quienes han alcanzado el reposo y pareciera que ya no les hace falta hacer nada para recibir las bendiciones, diríamos que no alcanzan a abrir sus bocas para pedir y ya están recibiendo respuesta a sus peticiones.

Aquellos que no ven respuestas a sus peticiones cuestionan a la iglesia, al pastor y de esta forma cuestionan al mismo Señor en lo que para ellos pareciera un trato discriminatorio de Dios,  sin tener en cuenta que Él es justo. “Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los díasSalmo 7:11.

Anuncios

Por lo tanto su Palabra nos dice por siempre: “Sea, pues, con vosotros el temor de Jehová; mirad lo que hacéis, porque con Jehová nuestro Dios no hay injusticia, ni acepción de personas, ni admisión de cohecho2 Crónicas 19:7.

Es bastante común en el pueblo escuchar a quienes dicen que el pastor no tiene unción o poder de Dios. También hay quienes dicen que el problema esta en la iglesia, y se van de la congregación porque no reciben lo que ellos anhelan.

De esta forma comienzan un largo peregrinaje de una congregación a otra, pero su propia soberbia es la que no les permite reconocer que el problema se encuentra dentro de ellos mismos a consecuencia de su desobediencia, rebeldía y falta de temor a Dios. Si no recibimos las bendiciones debemos, antes de cuestionar a nadie, revisarnos a nosotros mismos, verificar que estemos haciendo lo correcto ante los ojos del Señor.

Y hacer lo correcto ante los ojos de Dios no es solo el cumplir con nuestra asistencia a la iglesia, con ofrendar o diezmar. “Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohechoDeuteronomio 10:17.

Por lo tanto todo lo que le demos o todo lo que hagamos por Él no puede ser tomado en pago para comprar su voluntad o sus bendiciones. Él no recibe cohecho o soborno sino pide que “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre 2 Corintios 9:7.

Anuncios

Y  lo primero que el Señor pide de cada uno de nosotros es nuestro corazón en una entrega sincera y total, sin condicionamientos de ningún tipo. Una entrega sin límites de tiempo, de trabajo en su obra o de cualquier tipo. En realidad lo que el Señor quiere de sus hijos, es: ¡¡todo!!, sencillamente que seamos del todo para Él, pues no admite compartirnos con nada ni con nadie.

La Escritura nos dice en 1 Corintios 6:12Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna”. Y acá hallamos una de las causas por la cual las oraciones no son contestadas.

Un cristiano puede hacer todo lo que desee igual que cualquier mundano, pero aquel que se ha convertido verdaderamente a Cristo sabe que aunque puede hacer muchas cosas, no todas le convienen, pues aquellas que le desagradan a Dios le son piedras de tropiezo en la relación con el Señor, son obstáculos a la hora de elevar una petición al Señor.

¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne. Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él. Huid de la fornicación1 Corintios 6:16-18.

Esta es una de las mayores piedras de tropiezo en la oración de aquellos que no se han entregado verdaderamente al Señor pues están cometiendo fornicación espiritual, ya que se unen al mundo y a las cosas del mundo de manera que éstas llegan a formar parte de ellos mismos.

Están tan habituados a repartir su vida entre las cosas de Dios y las del mundo, que todo les resulta normal y llegan a dejarse dominar por todo lo que el mundo les ha introducido en su vida.

Acerca Ricardo Hernandez

Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

También Revise

Predicaciones Cristianas - La experiencia del sufrimiento

¿Por qué sufre la humanidad?

Si un Dios benévolo y omnipotente controla todo lo que ocurre en el mundo, entonces ¿por qué él permite que los inocentes sufran, que haya..?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *