No endurezcas tu cerviz

Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él”, y si nuestro espíritu se ha unido verdaderamente a Él no puede unirse a nada que lo relacione con las cosas del mundo. “Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), comprobando lo que es agradable al Señor. Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secretoEfesios 5:5-12

Un verdadero hijo de Dios no participa de fornicaciones espirituales pues sabe que “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen”. Cuando el Antiguo Testamento habla de fornicación, en muchos casos se esta refiriendo a esa fornicación espiritual llamada idolatría, la que cometen aquellos que profesan ser cristianos y conocedores de la Palabra de Dios, pero no han podido aún rompen con el nexo que los une al paganismo o con doctrinas equivocadas lo cual les lleva a conservar en sus hogares altares de adoración o imágenes rechazadas por el Señor.

Es así que el Señor nos requiere: “Cuando hayáis pasado el Jordán entrando en la tierra de Canaán, echaréis de delante de vosotros a todos los moradores del país, y destruiréis todos sus ídolos de piedra, y todas sus imágenes de fundición, y destruiréis todos sus lugares altosNúmeros 33:51-52.

Anuncios

Si aún conservas en tu hogar esas imágenes, esos lugares de adoración, si aún mantienes en tu vida la idolatría por cualquier cosa, déjame decirte que aún no estás en verdad unido a Cristo como Él quiere estarlo, aún no le diste todo tu ser y por lo tanto tienes un grave inconveniente al elevar tus oraciones.

Si esto es así, no te hagas el distraído, no culpes más a nadie, solo revisa tus actitudes, busca dentro tuyo pues allí está el problema, no en la iglesia, no en el pastor, no en los hermanos, y menos aún en el Señor pues “El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; Es justo y rectoDeuteronomio 32:4.

El Señor quiere bendecir a sus hijos pero lo hará solamente con aquellos que se han desprendido de las cosas e idolatrías del mundo, sabiendo que “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna” y obedeciendo a su mandato: “No te inclinarás a sus dioses, ni los servirás, ni harás como ellos hacen; antes los destruirás del todo, y quebrarás totalmente sus estatuas. Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de tiÉxodo 23:24-25. Los que han comprendido y actuado de esta manera son los que entrarán en el reposo de las bendiciones de Dios.

CONCLUSIÓN:

Si no has podido ingresar al reposo de Dios, si no has alcanzado ese tiempo en que tus peticiones son contestadas, en vez de cuestionar al pastor, a la iglesia o al mismo Dios, comienza a revisarte a ti mismo no sea que haya algo en que quizás no estés bien ante el Señor. No sea que tu orgullo o la soberbia te hayan hecho endurecer tu cerviz y la falta de humillación esté impidiendo el paso de tu oración.

Anuncios

Es tiempo de que cada uno revise su interior, de que cada uno revise su hogar para verificar que no quede nada que le relacione con el mundo, arranca las idolatrías de tu vida. Deja de ser un fornicario espiritual para convertirte en un verdadero hijo de Dios y puedas alcanzar esas bendiciones que el Señor tiene para ti.

Hazlo sin que te importe lo que los demás hacen, pues muchos serán también los que seguirán por esos caminos equivocados sin escuchar el Señor ya que éstos, a pesar de no obtener respuesta a sus oraciones, a pesar de no lograr el reposo y las bendiciones.

Ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtosApocalipsis 9:20-21.

El domingo próximo participaremos de la Santa Cena del Señor, nos queda una semana para prepararnos espiritualmente a fin de ser dignos de participar de ella, no endurezcas tu cerviz, arrepiéntete de tus malos caminos, quita la fornicación de tu vida espiritual para entrar en el reposo del Señor y recuerda:

La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo? Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan. Mirad a Israel según la carne; los que comen de los sacrificios, ¿no son partícipes del altar? ¿Qué digo, pues? ¿Que el ídolo es algo, o que sea algo lo que se sacrifica a los ídolos? Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios1 Corintios 10:16-21.

Anuncios

© Ricardo Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas

Acerca Ricardo Hernandez

Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

También Revise

Mensajes Cristianos... Señales de una Iglesia Verdadera

Los niños que no han crecido

Inicio a partir de ahora una nueva serie de sermones bajo el título “La Madurez Espiritual: Señales de una Iglesia Viva”. Tomaré para esta serie los ejemplos...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.