La seguridad eterna del discípulo

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico: «Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. 29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. 31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?» Romanos 8:28-31

INTRODUCCIÓN:

“Aconteció en abril de 1912. Podría decirse que todo el mundo civilizado se sintió consternado por el hundimiento del trasatlántico llamado Titanic. Una de las causas de esa tragedia fue que los armadores y muchas autoridades marítimas creían que dicho barco no podía hundirse porque estaba perfectamente construido.

Anuncios

Pensaban esto porque el casco de la nave estaba dividido en compartimientos de tal manera que, si uno era averiado, los otros quedarían cerrados herméticamente y el barco permanecería a flote. Basados en esta suposición se hizo navegar el barco a toda velocidad, por la noche, en una región donde había grandes masas de hielo flotante.

Contra una de éstas chocó el Titanic y comenzó a hundirse porque despreocupadamente, por ser el primer viaje, los compartimientos no habían sido bien cerrados. Muchos creyeron que el barco no se hundiría y … ellos y él se fueron al abismo” (Alfred Lerı́n, 500 ilustraciones (El Paso, TX: Casa Bautista de Publicaciones, 2000), 202–203”.

El discípulo de Cristo tiene una seguridad no basada en ciertos “compartimientos”, sino en un depósito ya hecho en el cielo, que le permite ir por este mundo navegando y aunque se encuentre con “témpanos de hielo” jamás se hundirá en el abismo porque el barco donde navega está totalmente sellado, cuyo sello es el del Espíritu Santo.

De modo, pues, que la seguridad de quiénes somos no se basa en una mera experiencia emocional, sino en una experiencia de origen divina. Cristo ha perdonado mis pecados y ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús. De eso se trata este tema. Veamos en qué consiste.

Anuncios

I. LA SEGURIDAD DE LA ELECCIÓN ETERNA

 a. Predestinados por su conocimiento previo (vers. 29)

La palabra “predestinación” le ha dado muchos dolores de cabeza a algunos pensadores bíblicos. De hecho, es una de las doctrinas que más controversia ha traído. Pero es tan real y es ella la que tiene que ver con nuestro destino eterno.

En esencia, la predestinación es el acto de destinar una cosa con anterioridad. En el contexto espiritual es el acto mediante el cual el designio de Dios escoge, a través de su gracia, a aquellos que han de ser salvos. Vamos a verlo bajo la perspectiva de lo que el texto mismo nos ofrece.

Lo primero que resuelve la predestinación es el conocimiento previo. Fuimos conocidos desde antes de la fundación del mundo. Por lo tanto, no somos desconocidos para Dios. Si esto fuera el caso, Dios jamás tomaría interés en nosotros. ¿Nos es maravilloso saber que él nos conoce desde antes de nuestro nacimiento?

El asunto es que cuando Dios hizo sus planes no nos dejó por fuera.   Lo que llegamos a ser posteriormente no le tomó por sorpresa. Nos conoce perfectamente bien. Él sabe de qué tamaño somos, como reímos y lloramos, pero, sobre todo, él sabe lo que sentimos y pensamos. No hay nada en nosotros que Dios no lo haya conocido previamente. Eso es predestinación.

b. Predestinados conforme a su imagen (vers. 29b)

Pero la predestinación va más allá de un conocimiento previo. Este texto nos sorprende al decirnos que el propósito de Dios con su predestinación ha sido traernos para que lleguemos a ser conforme a la imagen de su Hijo. Esto sería algo así como la cumbre de todos los propósitos de Dios.

Anuncios

¿Qué significa llevar la imagen de Cristo en mi vida? Cuando uno lee esto, la verdad es que comienza a ver que los planes anticipados de Dios para con nosotros son mucho más grandes en la forma como concebimos la salvación.

De hecho, esto va más allá de la salvación por cuando apunta al más completo y ponderado propósito de Dios que fue hacernos conforme a Cristo o parecidos a Cristo en lo que respecta a su fidelidad, obediencia, consagración y entrega a Dios.

Esto significa que la única manera que el mundo verá a Cristo es por medio de nosotros. De allí el significado de ser hechos a la imagen de su Hijo. ¿Y cuál es la bendición final de esto? Que por ser elegidos hijos de Dios, donde el Padre honró a Cristo, dándole muchos hermanos, él se constituye en el hermano Mayor. ¡Que bendición!

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

También Revise

El celo de Elías.. Predicas Cristianas Escritas

El celo de Elías

Predicas Cristianas, Dios se manifiesta en aquellos que le obedecen. Dios se manifiesta en sus seguidores, por tanto tengamos fe solo en Él y veremos su gloria.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.