La batalla de la mente (Parte I)

Predicas Cristianas

Predica de Hoy: La batalla de la mente (Parte I)

Texto Biblico:Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.” (1 Corintios 2:16)

Introducción

Para Dios es tan importante lo que hacemos que lo que pensamos. Muchos de nosotros hemos sido influenciados por el sistema de este mundo aun en nuestra manera de pensar, conocemos la verdad y aun así seguimos esclavos de las corrientes de este mundo que por naturaleza son anti Dios.

La palabra de Dios dice en Proverbios 23:7Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él.” Dándonos a entender que nosotros somos lo que pesamos. El gran error de nosotros que nos hace pensar como aquellos que no conocen a Dios es que pensamos que Dios no se preocupa por nuestros pensamientos.

La palabra de Dios dice en Mateo 15:19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.”

La gran pregunta que debemos hacernos es: Si Dios vive en nuestro corazón y del corazón salen los malos pensamientos, ¿Por qué creemos que nuestros malos pensamientos carecen de importancia delante de Dios?

Porque el sistema de este mundo nos a enseñado a vivir de la hipocresía. Esto explica porqué muchas personas se sonríen aun teniendo un odio que los consume en su interior porque todo problema de nuestros pensamientos primero se originó en nuestro corazón, y nadie sana su mente si primero no sana su corazón.

La batalla de la mente

Dime como esta tu mente y yo te diré como esta tu corazón. Nuestra mente estará tan contaminada como lo estará nuestro corazón. Por eso es tan importante sanar nuestro corazón para poder cambiar nuestros pensamientos. La palabra es un pensamiento revelado según lo que nos enseña Mateo 12:34, nosotros hablamos y actuamos según lo que pensamos.

Acerca Isangel Alcántara Falcon

Isangel Alcántara Falcon
Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

También Revise

Lucas, el otro discípulo amado

Lucas, el otro discípulo amado

Predicas Cristianas.. Hemos hablado de Lucas como el otro discípulo amado la intención es ver en este hombre cuatro cosas distintivas como discípulo de Cristo.

Leave a Reply

You have to agree to the comment policy.