La victoria

Hebreos 4:12 «Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. «

Efesios 6:17  «y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del espíritu, que es la palabra de Dios; 18  orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos.«

Sabemos que Moisés es imperfecto pero la forma en que llevo a estar cerca de los Israelitas mientras ellos peleaban esta batalla creyendo en el Señor hizo que puedan tener la victoria porque sus corazones confiaron en el Dios todopoderoso.

Así mismo nosotros debemos de estar siempre dispuestos a sufrir todo tipo de penalidades y esforzarnos por agradar al Señor que al final de cada batalla nos  gozaremos de cada una de estas experiencias vividas en las manos del Señor y quedará como testimonio de lo que Dios hace cuando su pueblo le ha creído.

Debemos de considerar el versículo 13 de Éxodo 17 donde podemos observar que Josué no destruyó a los Amalecitas, lo que hizo es deshacer la batalla haciendo que huyan por el momento, es así como también los frutos de la carne no se destruyen si no que allí están esperando el primer descuido para hacerles fracasar y su fe sea estropeada por el camino de la perdición.

Pablo menciona que los creyentes deben de cooperar en la oración intercediendo como lo hicieron Aarón y Hur en ayudar a Moisés levantándole los brazos y con él la vara. Esta fue la forma de cómo Moisés motivó al pueblo de ir adelante confiando que Dios estaba con ellos en medio de la guerra y que la batalla era de Dios.

Moisés intercedía a Jehová, como lo menciona Pablo a los corintios en su carta mencionándoles que es necesario que el creyente se encuentre:

2 Corintios 1:11-14 «cooperando también vosotros a favor nuestro con la oración, para que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro por el don concedido a nosotros por medio de muchos. 12  Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con vosotros. 13  Porque no os escribimos otras cosas de las que leéis, o también entendéis; y espero que hasta el fin las entenderéis; 14  como también en parte habéis entendido que somos vuestra gloria, así como también vosotros la nuestra, para el día del Señor Jesús

Decía Agustín de Nipona que la oración es la fuerza del hombre y la debilidad de Dios. Pero no que Dios sea débil si no que por el exceso de amor que Dios tiene con nosotros, él Señor es como la rama de los árboles frutales que en cada rama se llena de frutos y las sostiene y no deja que se caiga ninguna.

Es más lo que hace la rama es permanecerlo al fruto hasta que madure y por si solo deja que se caiga estando ya listo para ser consumido no olvidemos lo que sucedió en estos pasajes bíblicos.

Éxodo 32:9-14  «Dijo más Jehová a Moisés: Yo he visto a este pueblo, que por cierto es pueblo de dura cerviz. 10  Ahora, pues, déjame que se encienda mi ira en ellos, y los consuma; y de ti yo haré una nación grande. 11  Entonces Moisés oró en presencia de Jehová su Dios, y dijo: Oh Jehová, ¿por qué se encenderá tu furor contra tu pueblo, que tú sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y con mano fuerte? 12  ¿Por qué han de hablar los egipcios, diciendo: Para mal los sacó, para matarlos en los montes, y para raerlos de sobre la faz de la tierra? Vuélvete del ardor de tu ira, y arrepiéntete de este mal contra tu pueblo. 13  Acuérdate de Abraham, de Isaac y de Israel tus siervos, a los cuales has jurado por ti mismo, y les has dicho: Yo multiplicaré vuestra descendencia como las estrellas del cielo; y daré a vuestra descendencia toda esta tierra de que he hablado, y la tomarán por heredad para siempre. 14  Entonces Jehová se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a su pueblo

De esta manera prevalece Jacob por la gracia del Señor y del mismo modo nosotros los creyentes permanecemos en las manos del Señor, tenemos que observar que no dice que las manos de Josué estaban cansados de pelear, pero si se refiere a que las mano de Moisés estaban cansados de orar, no dejemos de orar para poder ver la gloria del Señor resplandeciendo en nuestras vidas.

Esto de que Moisés levantaba las manos prevalecía Israel y cuando las bajaba prevalecía Amalec, nos dice entonces que es necesario la intersección de unos por otros para poder glorificar el nombre del Señor y que ninguno se pierda y podamos tener batallas llenas de victoria siendo no fácil porque aun Moisés mostró cansancio, sigamos adelante fortaleciéndonos en el Señor y en el poder de su fuerza.

No olvidemos que Moisés no le dio la victoria a Josué, lo que hizo es darle la gloria al Señor.

Dios les bendiga mucho mis amados hermanos, que la palabra del Señor sea siempre la fuente de vida más importante y si le somos fiel al señor él nos dará la victoria en cada batalla que estemos al frente.

© José Antonio Manco Chavez. Todos los derechos reservados.

Acerca José Antonio Manco Chavez

Trabajo haciendo la obra del señor, y soy pastor de la iglesia Adonai de Chorrillos en Lima , haciendo trabajo de Evangelista, recorriendo lugares o zonas donde no hay iglesias, pastor de la iglesia evangélica "EVANGELIO CON PODER DE DIOS LIMA-PERÚ- iglesia que se encuentra afiliada a la asociación misionera de iglesias pentecostales (AMIP). Agradezco a Dios por su llamado al ministerio y estoy convencido de que Dios hará cosas grandes usando la vida de mi matrimonio , junto a mi amada esposa que trabajamos para el señor incansablemente viendo como Dios trae las almas no alcanzadas a su rebaño, DLBM mis amados hermanos.

También Revise

Cuando sera el fin del mundo | Predicas Cristianas

¿Cuando sera el fin del mundo?

Predicas Cristianas. Existen muchos que predican que lo que estamos viendo suceder es una señal de cuando sera el fin del mundo. Pero la realidad es que..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *