Jesús Restaura Corazones Rotos

El Señor nos dio una tremenda lección de vida. Cuando queremos bendecir a alguien tenemos que asumir riesgos y desafíos, que a veces, rompen con patrones religiosos establecidos. El evangelio que predicamos encuentra espacios naturales cuando nos interesamos sinceramente por la gente.[4]

Cuando Jesús tocó el féretro se detuvo el cortejo fúnebre, y le dijo al joven: “Joven, a ti te digo, levántate. Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre.” (Lucas 7:14-15).

Anuncios

Cuando la multitud que venía siguiendo a Jesús y la mucha gente que acompañaba a la viuda vieron a Jesús resucitar al joven, dice Lucas que “todos tuvieron miedo, y glorificaban a Dios, diciendo: Un gran profeta se ha levantado entre nosotros; y Dios ha visitado a su pueblo.” (Lucas 7:16). La gente tal vez lo asociaron con los profetas Elías y Eliseo que resucitaron niños en el AT, pero Jesús era más que un profeta, es el Hijo de Dios, es Dios mismo.

Jesús no obró aquel milagro como una demostración de su poder sobre la muerte; sino que restauró social y espiritualmente a la mujer, en un acto poderoso de humanidad y misericordia. La muerte le había arrebatado a aquella mujer el único patrimonio que tenía, pero Jesús el dador de la vida, se lo devolvía.

La resurrección del hijo de la viuda ilustra magistralmente nuestra experiencia espiritual con Cristo. Al estar muertos en nuestros delitos y pecados, nada pudimos hacer por nosotros mismos, ni siquiera pudimos pedir ayuda. Pero el corazón de Dios sobreabundó en compasión y envió a Jesús para darnos vida por medio de Él. (Efesios 2:4-7). El hijo muerto de la viuda no se ganó una segunda oportunidad a la vida, nosotros tampoco ganamos la nueva vida en Cristo, la alcanzamos porque somos salvos sólo por gracia. Y debemos aceptar ese regalo de Dios, alabarlo con gratitud y usar nuestra vidas para cumplir su voluntad.

CONCLUSIÓN

Esta historia nos ilustra vívidamente el dolor y la angustia de la vida humana en toda su expresión, pero al mismo tiempo Lucas superpone a lo patético de la vida, la compasión de Cristo, y el poder del Señor sobre la muerte.

Anuncios

Cuando sientas que has perdido lo único que tienes, recuerda que aun sigues siendo un hijo de Dios y Él sigue pensando en ti.

¿A quién vas a buscar cuando sientas que tu corazón se ha hecho mil pedazos? ¿En quién vas a poner tu confianza y esperanza?

Mi consejo es: “Cuando pierdes lo único que tienes, Jesucristo tiene la mejor respuesta”

Llamado a Salvación

[1] Henry, M., & Lacueva, F. (1999). Comentario Bíblico de Matthew Henry (p. 1282). 08224 TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.

Anuncios

[2] Edersheim, A. (2009). Comentario Bíblico Histórico. (G. P. Grayling & X. Vila, Trads.) (p. 886). VILADECAVALLS (Barcelona) ESPAÑA: Editorial CLIE.

[3] Nuevo comentario ilustrado de la biblia. (2003). (p. 1233). Nashville: Editorial Caribe.

[4] Cevallos, J. C., & Zorzoli, R. O. (2007). Comentario bíblico mundo hispano, Tomo 16: Lucas (p. 150). El Paso, TX: Editorial Mundo Hispano.

© David N. Zamora. Todos los derechos reservados.

Acerca David N. Zamora

Ministro Ordenado de las Asambleas de Dios, Pastor Principal de la Iglesia Misionera, A.D.,Inc., Tampa, Florida, EUA. Siendo muy joven comienza a servir al Señor en la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios), de Las Tunas, donde se desempeña como maestro bíblico desde el año 1978. Su intensa y activa labor Pastoral en Cuba comienza en Enero de 1991. En abril de 1996 se gradúa de Bachiller en Teología y Biblia, por los Estudios Dirigidos de Superación Bíblica (EDISUB) de las Asambleas de Dios en Cuba. Obtiene su Licenciatura en Teología por medio del Instituto de Superación Ministerial de las Asambleas de Dios de América Latina (ISUM). El Pastor Zamora lleva mas de 42 años de casado con su esposa Raquel González. De esta unión matrimonial nacieron dos hijos: Merlyn David y Otoniel Zamora, quienes se desempeñan activamente, como Ministros de Música y Predicadores del evangelio de Jesucristo.

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Central de Sermones

La batalla de la mente (Parte III)

Predicas Cristianas escritas, ¿qué es la batalla por nuestra mente? ¿Podemos vencer en esta batalla? Muchos se han dado por vencido en la batalla de la mente..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.