Sostenido por los principios internos

De esta manera tenemos que los caldeos llegaron para difamar de un modo caníbal y devorar los pedazos de estos judíos. Fue obvio que aquellos caldeos aprovecharon las circunstancias, y seguramente por celos por cuanto ellos eran gobernadores de provincias, vinieron para acabar con ellos y también su fe en Dios. Así que el chisme corrió muy rápido.

Pero aun cuando los tres amigos de Daniel están siendo atacados, no estaban dispuestos hacer concesiones respecto a su fe. Ninguno de ellos hizo lo que hacen tantos hombres que se postran ante el sistema, a los poderes. ¿Qué harías tú frente a una acusación con estas características? ¿Sederías o te mantendrías firme en tu fe? Cuando tus principios internos son tan fuertes, nada podrá mover tu fe, nada podrá apartarte de lo que has creído.

Anuncios

b. Cuando se desata la furia del rey v. 13.

De los caldeos se esperaba cualquier ataque por envidia a estos tres jóvenes, pero que fuera el mismo rey, el asunto era muy serio. Aquella furia que nos revelaba aquel terrible momento al que se exponían esos jóvenes. Cualquier furia de hombre alguna era soportable en la tierra, pero quien podía con la furia del rey (Prov. 16:14).

Recordemos que Nabucodonosor era amigo de los tres, él era su benefactor. Tenía el destino de ellos en su mano. Resistir a Nabucodonosor no tenía sentido, ellos estaban perdidos. Lo que se les estaba pidiendo era que se arrodillaran junto a los demás y salvaran sus vidas. Frente a la furia del rey ellos podrían haber pensado que el fuego era fatal, y muertos no le serían de utilidad a Dios.

La situación no era fácil. No siempre se está preparado para resistir tanto a la obra del diablo, representado acá por Nabucodonosor. Se requiere de principios muy bien establecidos para resistir los embates de la furia mayor. Tómese en cuenta que ellos no tienen a Daniel consigo, están solos. Lo más fácil es obedecer al “rey” y a sus exigencias, cuando están en juego otros intereses.

III. LA QUE RESISTE CON VALENTÍA INQUEBRANTABLE

a. “No es necesario que te respondamos sobre este asunto” v. 16.

Hay algo sorprendente en toda esta historia; al parecer o Nabucodonosor sufría de amnesia o su egolatría lo volvió ciego. En el capítulo anterior, cuando Daniel le reveló el asombroso sueño acerca de la gran imagen, él mismo confesó a Dios, diciendo: “Ciertamente el Dios vuestro es Dios de dioses, y Señor de los reyes, y el que revela los misterios, pues pudiste revelar este misterio” (Dn. 2:47).

Anuncios

Pero ahora, para mantener más su orgullo por lo de su estatua, llegó a decir: ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos? v 15. Hay desafíos ante los cuales simplemente hay que decir “no es necesario hablar de ese tema”.

Se requiere de una fuerza de carácter y de una inusitada valentía para enfrentar estos momentos donde te llevan a una encrucijada para que definas de que lado estás, si con los que se postran y adoran la estatua de oro o te postras y adoras al Dios verdadero.

Nabucodonosor será humillado totalmente de acuerdo con la experiencia que vivirá en el capitulo 4. No se puede desafiar al Dios de Daniel y quedar impune. Aquellos jóvenes decidieron no hablar más sobre este asunto de su fe y sometieron al juicio y la voluntad de Dios. Qué firmeza de coraje.

b. “Nuestro Dios a quien servimos…” v. 17.

La valentía de estos tres jóvenes estaba determinada por una convicción inquebrantable. Nadie más como ellos para saber quién era el Dios de Israel al que ellos ya habían conocido y que les había dado suficientes razones para creer que él los iba a sostener en el momento más difícil al que se estaban enfrentando.

Observe la belleza de este texto. No dijeron “nuestro Dios en quien creemos”, lo cual también sería una declaración de confianza, sino que dijeron “he aquí nuestro Dios a quien servimos…”. ¿Qué podía hacer ese Dios por ellos? Pues que si él quería los iba a salvar del horno, y sino, le dijeron ellos al rey “no serviremos a tus dioses” ni tampoco “adoraremos la estatua que has levantado…” v. 18.

Anuncios

La valentía de estos jóvenes nos enseña que hay momentos cuando debemos obedecer más a Dios que a los hombres. Cuando se me demanda cambiar mi adoración a Dios por la que me ofrece el mundo, debo permanecer firme. Como lo expresó Matthew Henry “más bien deben sufrir que pecar; y no deben hacer el mal para que venga el bien” Matthew Henry, Comentario de la Biblia Matthew Henry en un tomo (Miami: Editorial Unilit, 2003). El Dios a quien servimos es quien puede librarnos.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Central de Sermones

La batalla de la mente (Parte III)

Predicas Cristianas escritas, ¿qué es la batalla por nuestra mente? ¿Podemos vencer en esta batalla? Muchos se han dado por vencido en la batalla de la mente..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.