¿Qué significa crecer en sabiduría y gracia?

Predicas Cristianas – ¿Qué significa crecer en sabiduría y gracia?

4. Benigna – Nunca la sabiduría de Dios nos aconsejara a hacer lo malo. Por el contrario la sabiduría nos aconseja a que hagamos el bien. La sabiduría de Dios es benigna y busca siempre el bien para nuestra vida y para los demás, pero principalmente que seamos buenos para con Dios.

5. Llena de misericordia – Jesús nos mandó a que fuéramos misericordiosos con el hermano que peca contra nosotros y que le perdonaremos así como nuestro Padre nos perdona. Esto es sabio y palabra que viene directamente del Señor. La sabiduría de Dios es misericordiosa, así como Dios tiene misericordia de cada uno de nosotros.

6. De buenos frutos – Dios nos dice que por nuestros frutos seremos conocidos. Así como se conoce a un hijo de Dios por sus frutos así conoceremos a alguien con sabiduría de Dios cuando veamos estos frutos de bien y misericordia manifestados.

c. Debemos atesorar la sabiduría (Proverbios 8:11)

La sabiduría no es buscada por muchos porque no le dan el valor que merece. Dice la palabra de Dios que es más valiosa que las piedras preciosas, por lo tanto debemos buscarla más que las riquezas.

Es mejor la sabiduría que las riquezas, mejor que tesoros es obtener del Señor su inteligencia. Debemos buscarla y atesorarla cuando la tenemos, no sea que perdamos esa sabiduría de Dios.

3. Predicas Cristianas – ¿Qué quiere decir crecer en gracia?

Crecer en gracia significa que nuestras cualidades personales son agradables a los demás. Cuando alcanzamos gracia ante los demás significa que les hemos agradado y nos ven con buenos ojos.

Jesucristo crecía en gracia para con Dios y también para con los hombres. Era hallado agradable ante los hombres cuando le vieron sabio en la palabra de Dios. Dios también se agradaba de su Hijo al verlo crecer en su sabiduría.

Jesús es nuestro ejemplo y debemos aprender a ser imitadores de Él. El Señor quiere que crezcamos en sabiduría pero también en gracia. Por eso nos manda que busquemos la paz con todos, quiere el Señor que seamos agradables ante los demás, porque el amor de Dios está en nuestra vida.

a. Cuando nos acercamos a Dios (Hebreos 4:16)

Cuando nos acercamos al trono de Dios, estamos acercándonos a la gracia misma. La manera en la que vengamos delante de Dios puede significar mayor gracia para nuestra vida. Alcanzamos la gracia de Dios cuando nos acercamos a Él humillados y postrados, si venimos delante de Él con orgullo seguramente no la alcanzaremos.

Debemos disponer nuestro corazón y acercarnos a Dios con humildad de espíritu, reconociendo que Él es Dios en el cielo y en la tierra y que la tierra es el estrado de sus pies. Debemos humillarnos delante de Dios para que Él nos exalte, para que hallemos gracia delante de su rostro.

b. Salvos por gracia (Efesios 2:8)

Debemos recordar también que somos salvos por esa gracia, por la misericordia de Dios y que gracias a la sangre de Jesucristo es que hemos hallado gracia delante de Dios.

Si Jesucristo no hubiera muerto por nosotros, no podríamos acercarnos a Dios pues nuestro pecado nos hubiera consumido en su presencia. Pero por el sacrificio de Jesús en la cruz es que su sangre nos cubre y podemos venir delante de Dios sin que su gloria nos consuma.

Debemos procurar crecer cada día en esa gracia para con Dios, obedeciendo y cumpliendo su voluntad en nuestra vida.

Conclusión

Crecer en sabiduría es crecer en el conocimiento de Dios, pero no un conocimiento de letra, sino el conocimiento por relacionarse directamente con Él. Mientras más cerca estemos de Dios más sabiduría de Él recibiremos. Podemos crecer en sabiduría cuanto más nos acercamos y conocemos al Señor.

No debemos buscar sabiduría fuera de Dios pues lo que encontraremos son palabras sin sentido que nos llevarán a la perdición, pero la sabiduría de Dios nos llevará a la vida eterna. Por lo tanto no desperdiciemos nuestro corazón atesorando filosofías humanas pensando que esto es sabiduría, la verdadera sabiduría está en Dios y a Él debemos buscar con toda nuestra alma. Evaluemos la sabiduría si procede de Dios al contemplar sus características y sabremos cuando algo no procede del Señor. 

También debemos crecer en gracia de Dios, debemos agradarle a Él y Él nos llenará de esa gracia para con los demás. Si buscamos a Dios humillados y de todo corazón y si nos involucramos en su obra, estaremos agradando y su gracia nos cubrirá.

Así como Jesús crecía en estatura, de la misma manera crecía en sabiduría de Dios al conocer su palabra y conocer a su Padre. También crecía en gracia de Dios y para con los hombres. Debemos imitarlo a Él y procurar nosotros también crecer en sabiduría de Dios y en gracia.

© Julio Torres. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas

Acerca Julio Torres

Siervo de Jesucristo, y amante de la palabra de Dios.

También Revise

Un llanto en el cielo

Un llanto en el cielo

Predicas Cristianas. Lo que nos dice las Escrituras es que en el cielo no habrá ni más llanto, ni dolor ni tristeza. Sin embargo con gran sorpresa encontramos..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *